albertoneris Alberto Neris

Una combinación de ciencia ficción y fantasía; un chico encuentra una joya, encerrándolo en otro mundo por tres años, después vuelve a despertar en un hospital, donde solo le queda su hermana, de manera que le dice, estuviste en coma todo este tiempo. Ahora le tocará seguir su vida donde la dejó empezando, en una nueva escuela mágica. La fantasía, acción, tecnología, incontables batallas mágicas y un oscuro poder Legendario por despertar, hacen de esta historia, una garantía del entretenimiento escrito.


Fantasía Fantasía histórica Todo público.

#332
1
1.7mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1: Mi primer día de clases mágicas.

Mi nombre es Alberto y me dirijo al inicio de mi nueva escuela de magia, en una limusina de color negro.


Heredé de mis progenitores el dinero, una fortuna a medida va aumentando, con el diseño de nuevas tecnologías mágicas cada año en la fábrica de mis padres.


Aparte de eso, también me dejaron el dolor de su muerte en un accidente de auto, si se puede decir realmente fue eso lo sucedido: iban juntos cuando explotó el vehículo tomando el color de un fuego verde, se dice la temperatura de ese tipo de llama mágica es muy alta, como para no dejar ni las cenizas de los cuerpos de mis padres.


Ahora solo quedamos mi hermana y yo, ella es mi única familia más cercana, pues mis tíos, primos, también mi abuela vive en otra capital muy lejana, trabajando en sus propios negocios, atendiendo sus propios asuntos, sus propios problemas.


Ahora me estoy dirigiendo al discurso de bienvenida de los nuevos estudiantes de la escuela mágica Herel.


En mi infancia, cuando tenía tan solo 12 años sufrí un derrame cerebral y duré tres años en coma, los médicos no pudieron determinar qué me pasó, por eso lo catalogaron como una de esas clases de enfermedades raras, pero la verdad yo sí sé lo que me sucedió realmente.


Encontré una moneda grande dorada, eso sucedió cuando estábamos de vacaciones en una casa de campo de mis padres, siempre íbamos cuando terminaba el periodo escolar de las clases de la escuela.


Cuando la agarré, la moneda grande se fundió en mi mano y me desmayé, despertando o llevándome a un mundo donde aprendí muchas cosas nuevas de magia.


Pero nadie lo sabe, solo yo, era como si otro cuerpo estuviese en otro mundo mientras dormía esos tres años y desperté luego de morir, quién diría que solo para salir de ese lugar solo había de perder la vida, lo peor es recordar las circunstancias de como terminé muriendo.


Casi llego a la casa de estudio, es un puente muy largo rodeado de un gran lago, donde se encuentra el plantel de estudio, existen varios puentes que se observan alrededor de la escuela: son las entradas al instituto, para terminar, observando el gran lago en forma circular que rodea la escuela de magia, la otra más usada es el metro, esa es la de las personas comunes y corrientes, son en total siete entradas o puentes en esta escuela.


Me llega el recuerdo de cuando besé a mi hermana por primera vez, estábamos en el sótano de la mansión y le iba a caer algo de unos de los armarios donde había especies raras disecadas, además botellas con líquidos de diferentes colores, mi padre nos advertía que no bajáramos solos, sino acompañado con él o alguien adulto del personal de trabajadores de la casa; la agarré lanzándome sobre ella, sin darme cuenta tenía los brazos encima de su cabeza sostenida, y se encontraba a salvo, luego sus ojos, así como su cara morena se clavaron en mí por eso entrelazó sus labios con los míos, fue mi primer beso, era hermoso, sentí como se detenía el tiempo entre los dos, pero solo éramos dos niños pequeños e inocentes en ese momento.


Fue mi primer beso, por consiguiente, la primera chica de la que me enamoré.


Luego de despertar de mis tres años en coma, mis padres ya estaban muertos, mi hermana no se encontraba dentro el hospital, pero se comunicaron con ella, la cual se puso muy contenta cuando me vio, apenas llegando al hospital, a tal punto de abrazarme con fuerza casi llorando sin decir palabras, callada por mucho tiempo se quedó así conmigo como si temiera que no fuera real y si me soltaba me iría nuevamente de su lado como nuestros padres.


Era más hermosa de lo que recordaba, mi hermana adulta tenía un pelo largo y rizo además del mismo color moreno de mi piel, con esos ojos fascinantes, me atraían a ella como aquella vez, éramos casi iguales del color de la piel morena, cabellos, también los ojos, como gemelos.


Luego pasaron muchas cosas en los meses siguientes, conocí a su novio, es de su mismo rango mágico, pero no me agrada mucho.


Un año después de despertar del estado de coma, ahora voy por primera vez a esta escuela mágica a adaptarme a mi nueva vida, sin saber todas las locuras de cosas inesperadas que allí me pueden esperar o nunca esperé me sucederían.

22 de Junio de 2021 a las 10:32 1 Reporte Insertar Seguir historia
4
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2: Evitando al novio de mi hermana.

Comenta algo

Publica!
Alberto Neris Alberto Neris
Aquí fue donde comenzó todo antes de llegar a la escuela de magia.
May 13, 2021, 10:43
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 49 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión