oknoexistonohaynadie nadie 𝐑𝐨𝚞𝚡

Este es un apartado en donde podrás vivir miles de experiencias. Desde ser un asesino hasta ser la víctima de uno, o... quizá tener una relación hermosa con un apuesto chico o chica; quizá también seas alguien suicida o una chica con un lindo gato, alguien con muchos sueños o solo alguien que no le importa nada; tal vez solo seas alguien que se corta por el color rojo o sufras de algún trastorno mental o de personalidad. y.. no lo sé, puede que te enamores o ya tengas una relación de años, tal vez tu amado ya ha muerto y solo entraras a recordar los bellos momentos. ¿que pasa si dejas de ser alguien simple y te adentras para ser miles de personajes? ¿Te animas a descubrir lo que hay? 𝙿𝚘𝚜𝚒𝚋𝚕𝚎𝚜 𝚐𝚎𝚗𝚎𝚛𝚘𝚜: • Romance oscuro/tóxico • Romance • Fantasía • Suspenso


Cuento No para niños menores de 13.

# #romance #suspenso #detodo
1
70 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Perdición

Una vez.

Dos veces.

Tres veces.

Cuatro, cinco, seis veces.

¿Es qué acaso no pensabas parar nunca?

Te advertí que acabaría mal, prometiste que lo harías una última vez para terminar pero solo seguiste volando alto en el cielo y ahora mírate, estas en esa maldita cama de hospital luchando por tu vida.

¿Pensaste en ti? ¿Y qué hay de mí? ¿Pensaste siquiera en las consecuencias? Imagino que solo pensaste en aliviar tu dolor por un rato, lástima que ese rato se convirtió en un para siempre llevándote a cualquier lugar que seguro no es el cielo.

Maldigo el día de la fiesta, fue allí en donde Mark te ofreció esa jodida píldora, dudaste en aceptarla pero aun así lo hiciste para olvidarte de todo y ser “feliz” en las nubes.

Ese fue el inicio de tu perdición, cariño.

Fuiste al cielo, volaste alto en el y parecías disfrutarlo hasta que regresaste, caíste en nuestra dura realidad y lloraste frente a mí, por primera vez ya no solo te escuché llorar por las noches, ahora podía verte, podía ver como lagrimas caían por tus mejillas y algunos de tus cabellos sueltos se pegaban en ellas.

Te acercabas a donde estaba con pasos lentos, creí que pedirías mi ayuda, me abrazarías, y me dirías tu sentir; pero como siempre, no te detuviste y solo volviste a inyectarte. Fui bastante tonto al pensar que querías parar.

Veías las nubes pasar y lo único que yo veía era a la chica que amaba acabándose la vida. No podía hacer nada, eras terca al decirme que todo estaría bien, yo solo pensaba en tu felicidad y si meterte drogas te hacia feliz lo respetaba; nunca lo acepté pero nunca hice algo para detenerte, me odio por eso.

Fuiste egoísta al solo querer felicidad para ti, ¿yo qué? ¿Crees que soy feliz estando sentado en esta silla de hospital a lado de tu mamá, solos, a la espera de alguna novedad tuya? ¿Crees que soy feliz viéndote luchar por seguir? Pues no, claro que no lo soy, ¡la persona que me inspiraba a seguir ahora está en este jodido hospital muriéndose mientras que yo no puedo hacer nada!

No te culpo, yo también soy egoísta al querer quitarte tu felicidad, quiero que te quedes conmigo ¿y para qué? Solo para que te vea sufrir, entonces de la nada ya no lo quiero y dejo de ser egoísta, ahora solo quiero que seas feliz.

¿En qué momento comencé a llorar? Mi cabeza está gacha y veo como algunas de mis lágrimas se estampan con el suelo y otras en las converse que me regalaste por mi cumpleaños, me pregunto si lo recuerdas, fue hace un año, cuando te pedí ser mi novia por segunda vez y volviendo a ser aceptado.

Mi cabello caía por mi frente, sigue siendo negro porque a ti te gusta, por eso no lo teñí de nuevo desde que me dijiste que lo amabas.

El polo blanco que llevaba a la fiesta de ayer en la que fuimos está pegada a mi cuerpo por el sudor, te trajé corriendo hasta acá, ¿lo sabes? Estaba asustado, estoy asustado, no quiero dejarte ir pero tengo que, los doctores todavía no dicen nada.

¿Qué pasa si dicen que ya no puedes? ¿Qué pasa si dicen que hay salvación? Debería sentirme tranquilo en ambas, ¿o no?

El doctor ya está aquí, él suspira antes de decir:—Tienen que tomar una decisión bastante complicada, ella ahora está entre la vida y la muerte. Ustedes tienen el poder de decir si la desconectamos o no. —lo dijo de forma muy insensible, ¿no crees, cariño?

Voltee a ver a tu mamá, su rostro estaba bañado en lágrimas, su cabello me recordaba a ti, era igual de rojo que el tuyo.

¿Algo qué deseo? Me preguntaste eso una vez mientras veíamos el cielo estrellado, no sabía que responder y solo me quedé callado. Bueno, ahora se la respuesta, deseo tener el poder sobre esa decisión pero solo tu madre lo tiene…

O quizá no, una joven pelinegra llegó corriendo a nosotros, estaba mojada de pies a cabeza, estaba lloviendo afuera, ¿en qué momento?

Extendió un trozo de papel doblado a la mitad, tu madre lo tomó, al abrirlo pude ver tu letra pero no alcance a leer lo que sea que dijera.

Tu mamá levantó la mirada luego de leer, me miró y mostró lo que decía el papel: “Si en el hospital piden tomar una decisión, entonces quiero que la tomes tú, sé que lo harás bien. Te amo.”

¿Sabías lo que pasaría? Dios, ¿Esto era lo que buscabas desde el principio?

Duele, es injusto porque tú sabías que esto pasaría y a mí me tomó por sorpresa encontrarte tirada en la salida de los baños.

¿Qué es lo correcto? Ahora no sé nada, no sé que es lo que está bien y lo que está mal.

Entonces recordé…

Cariño, una vez me dijiste que si siento que es correcto entonces lo es y yo… siento que lo correcto es dejarte ir, incluso si es doloroso creo que es lo mejor, entonces…

—Desconéctenla —solté en un susurro, a pesar de todo mi voz se quebró al final. Caí de rodillas al suelo y nuevamente mis lágrimas comenzaron a resbalar, mi vista se nublo, mis sollozos comenzaron a escucharse.

Recuerdos de las veces que llorabas por las noches susurrando lo mucho que te gustaría ser feliz y vivir en paz luego de alguna fiesta loca en la que te movías al compás de la música entre la gente siendo cegada por todas las luces de tonos morados que habían, en donde también comenzaste a drogarte me llegaron.

Seguro ahora encontrarás esa felicidad que tanto querías, descansa en paz, mi amor, prometo extrañarte y cumplir nuestros más grandes sueños.

Te amo…

7 de Mayo de 2021 a las 23:22 2 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Cada lunes

Comenta algo

Publica!
Ale Reyes Ale Reyes
Aaaaaah no, dios, no puedo...es que; es una buena lectura, te hace sentir todo y es una mala historia, porque el final es tan triste. Incluso creo que desde el inicio todo fue triste. 💔 Pero, de verdad la disfrute, fue excelente leerte🍒👌✨
May 10, 2021, 20:47

~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas