ashley-solano1588088102 Ashley solano

Historia que trasciende en base a la violencia intrafamiliar, te atrapa desde el instante en que lees el primer parrafo y te lleva a un viaje gratis con la imaginación. Eliana, es una chica que ha pasado las mil y unas tratando de librarse de las cadenas del sufrimiento. TODOS LOS DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS.


Drama Todo público.

#romance #drama #superación #violencia #cuarentena #violenciadegenero #violenciaintrafamiliar #ProyectoEscolar
0
9 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

25 de marzo 2002

—No podía creer lo que había pasado, tirada en el suelo, llena de moretones, sin poder ponerme sobre mis pies, me quedé pensando entristecida en lo que alguna vez hubo; ya no estaba aquella mirada que me transportaba a otro mundo cuando sus ojos chocaban con los míos, lo rápido que cambio las caricias por maltratos, los besos por insultos, los regalos por violaciones y lo peor de todo es que no sé precisamente en qué momento todo empezó a ir tan mal. —trato de hablar sin ahogarme con mis lágrimas.

—No recuerdo la última vez que sonreí o que me sentí bien conmigo misma, es inquietante que extrañe hacer cosas tan básicas como salir al aire fresco a respirar o hablar con amistades sin miedo a que me espere una tanda de golpes a la vuelta de la esquina por sus celos absurdos. No puedo creer que haya llegado al punto de no saber que hacer, que decir o que contar por mí misma, tenía una vida por delante que se terminó convirtiendo en pensar en lo que alguna vez hubo y lo que no fue por mis malas decisiones que se veían buenas en ese instante. —digo rompiendo en llanto.

A lo que la mujer que escuchaba mis penas se lanzó a darme un abrazo cálido.

—Todo lo que fue bueno poco a poco se fue desvaneciendo en mi mente, cada vez que su puño atentaba contra mi frágil cuerpo, cada vez que alzaba su voz para hacerme más mierda de lo que estaba, era un infierno vivido en carne propia. —añadí con la voz rota cayendo en cuenta que le narraba mis penas a una desconocida que me encontré en el banco de un parque.

Me despego de su hombro notando que le manche su hermosa blusa azul con mis lágrimas. Ella era totalmente hermosa, no me había fijado por mis problemas; de su sedoso cabello rubio, y de sus pendientes elegantes que colgaban de sus orejas. Llevaba unos pantalones finos color crema y unas zapatillas negras, pero lo que más me llamó la atención era su maquillaje corrido por sus lágrimas al vivir el dolor de mis palabras.

—No puedo creer lo que me has contado, lo siento tanto querida. ¿Cuál es tu nombre nena? —me dice seguido de tomar mi mano en señal de demostrar su duelo conmigo.

—Mi nombre es Mayerline Rufino —respondo mientras secaba mis lágrimas con mi suéter crema holgado. Suelto un quejido al instante de dolor por el golpe que ardía como el demonio, tengo todo el cuerpo lleno de moretones, el labio partido y mi mente totalmente desorientada sin saber exactamente bien como llegué aquí con vida…

—¿Quieres llamar con mi celular a alguien que te pueda ayudar? —me dice con cara de preocupación.

—No tengo a nadie. —digo con la voz rota teniendo la salvedad de que me aleje de todo y de todos por él.

Mis padres murieron en un accidente automovilístico cuando iban camino a rescatarme al tomar mi llamada de auxilio; meses después de huir con Freddy.

—Sé que nos acabamos de conocer, pero no quiero dejarte acá sola. ¿Te gustaría venir a mi casa? —me dice seguido de mostrarme las llaves de su carro.

—Sí. —le respondo después de un largo silencio. No tengo a donde ir después de lo que había pasado, me encuentro sola y aunque fuera una compete extraña y no tuviera la confianza para quedarme en su hogar, no tengo muchas opciones.

Subimos a su auto lujoso, olía a rosas. Sentí el camino relativamente largo, el atardecer era hermoso y me sentía segura con ella después de todo lo que había pasado, fue un día muy largo; no pude evitar saltar una lágrima recordando lo mucho que he sufrido.

3 de Mayo de 2021 a las 23:22 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo La llegada

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 11 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas