Problemas técnicos: estamos teniendo sobrecarga del servidor que causa gran lentitud en nuestras apps; paciencia por favor mientras resolvemos los problemas.
F
Fabrizio Uriondo


Todos tiene una versión de nuestra creación, claro está para mí que hay una sola, pero decidí hacer esto para saber que tan crédulas son las personas, espero que comprendan y no se pierdan leyendo esto.


Drama No para niños menores de 13.

#orígen #Credulidad #falso
0
100 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Nuestro Origen Dramatizado

Todos somos creados por algo u alguien; es simple, vida crea vida, muchos de mis hermanos creen que los creo algo a lo que ellos llaman ciencia, para ellos todo lo que diré a continuación será completamente absurdo, incoherente y estúpido.

Una persona nos moldea y nos da una personalidad única a cada uno, pero, soy testigo de que esta no es una persona, es nuestro padre.

He tenido muchos hermanos, todos ellos partieron al campo de batalla que es como nosotros lo llamamos, cuando en realidad, es una prueba hecha por nuestro padre.

No hay noche ni día en este paraíso, solo hay un contador enorme que indica cuando el campo de batalla en el que ellos “luchan por vivir” será uno con el paraíso en el que vivo ahora.

Antes, el mundo que creó nuestro padre, era hermoso, habían de esas cosas llamadas montañas por todo el mundo, habían animales completamente únicos y distintos los unos a los otros; animales que fueron desapareciendo uno por uno; hasta ser extinguidos por un animal al cuál el padre ama más que a ningún otro, bueno, hací era hasta 1939, pero me desvío del tema, este animal fue creado de una manera que solo el mismo padre conoce, mucho de mis hermanos mayores tienen muchas versiones de esto, de hecho, ellos fueron al campo de batalla y comentaron sus “teorías” a mis demás hermanos, ahora sí; he llegado a la parte que quería tocar desde que empecé a escribir esto, cuando mis hermanos bajaban al campo de batalla, estos convivían los unos a los otros en paz y armonía, hasta que mi padre, nuestro padre; quería hacer un animal más, este lo moldeó con su “forma única”, pero, dejó el molde sobre su mesa de trabajo, esta no estaba tapada ni oculta, por lo que, lamentablemente, Lucifer, uno de mis hermanos, tomó el molde y comenzó a jugar, haci creando al cancerbero; para que se den una idea, era un perro, pero con tres cabezas; tenía el cuerpo de un león y sus pulmones eran los mismo que los de un dragón.

Bueno, Lucifer le agregó cosas que estaban en un cajón, con una nota que decía:

“Aquel que ose de abrir esto y usar lo que se encuentre dentro, será desterrado y no se llamará más, mi hijo”

Lucifer, creyó que era una broma, haci que tomó todo lo que estaba allí y se lo hecho al molde. En unos segundos, el molde estaba súper oscuro, tan oscuro como se volvió Lucifer a partir de ese momento.

Mi padre volvió y vió a Lucifer sacando a ese “animal” del “horno de la creación”, yo estaba pasando y lo ví todo, mi padre le preguntó a Lucifer si había hecho eso, o si alguien le había mandado a hacerlo; Lucifer me vió y me señaló diciendo que yo le había encargado hace eso.

Rápidamente, mi padre actuó como debía y nos contó que él podía ver todo en nosotros, todo lo que hacíamos y todo lo que pasaría, eso me dejó muchas dudas, pero decidí abstenerme a preguntárselas al padre porque él lo veía y sabía todo y algún día me daría las respuestas, no pude estar más equivocado.

Mi padre tomó de la patilla derecha a Lucifer y lo llevó lentamente al centro del paraíso, yo iba detrás de ellos y observé cómo el señor humilló a Lucifer diciendo todos los pecados que este había cometido, mis hermanos y yo tenemos una apariencia joven, todos nacemos así, pero depende de nosotros nutrir y hacer crecer nuestra alma, ya que aquí; en el paraíso todos nosotros tenemos algo a lo que llamamos un “cuerpo celestial”.

Mi padre desterró y expulsó a Lucifer al Infierno, un lugar al cuál iban a morar por siempre las almas que obraban mal y faltaban los mandamientos que nuestro padre nos dió desde el principio de nuestros tiempos.

Lucifer convivió y gobernó a mis hermanos, mis hermanos que estaban en el infierno.

Lucifer creó rápidamente un ejército, todos mis hermanos caídos estaban de acuerdo con su plan; un plan que pondría los pelos de punta y la piel de gallina a todo aquel que lo escuchara.

Pero nosotros; mi padre, mis hermanos y yo; nos encontrábamos en el paraíso viendo que era lo que hacían mis hermanos en el campo de batalla, mi padre actuaba raro, mis hermanos y yo nos alarmamos por unos segundos; pero recordamos que él debía de tener sus razones para estar así.

Sin que mis hermanos y yo lo supiéramos; Lucifer a diario rompía una regla muy importante que servía para mantener en equilibrio todo; lo que hacía Lucifer; ponía en riesgo a todos, pero no por mucho.

13 de Abril de 2021 a las 01:08 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo El Final de una batalla; pero no el de una guerra...

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión