minminyoonji Minmin YoonJi

eon JungKook mas tratado como Zen Seikyoku es un destacado estudiante en la academia de ballet mas importante de Fukuoka, Japon. Por sus preferencias sexuales vive un constante acoso escolar que sumado a la presión que su familia ejerce sobre él lo lleva a desarrollar trastornos alimenticios. Sin previo aviso la recién llegada de un chico castaño de personalidad infantil y extraña parece darle un nuevo sentido a su insípida y desastrosa vida. Aunque JungKook no imagina que este chico también tiene sus propios problemas con los que lidiar. Nota: Para una mejor comprensión y experiencia se sugiere leer previamente la historia paralela Boy Luv In Tokyo aunque no es estrictamente necesario.


Fanfiction Bandas/Cantantes Sólo para mayores de 18.

#bulimia #anorexia #depresion #acoso #bullying #ballet #taekook #taehyung #jungkook #bts
21
296 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Prologo

El joven muchacho se hallaba en la cocina preparando la cena para su madre y hermana. No era la cosa más elaborada que hubiese hecho jamás dado que eso de la cocina aún era algo nuevo para él, quien siempre preparaba las comidas era su madre, claro, eso había sido hasta hace poco antes de que su padre muriera en aquel accidente automovilístico. Realmente extrañaba a su papá en esos momentos, si tan sólo hubiese sido más cuidadoso o un poco más consciente sobre conducir en estado de ebriedad nada hubiese sucedido y su mamá no estaría tirada en cama llorando por su ausencia y por todas las facturas que debía pagar sin poder encontrar empleo.

Le pidió a su pequeña hermana de ocho años que despertara a su madre para así poder cenar juntos, la niña obedeció con su particular sonrisa yendo a saltos hasta la habitación principal. Ya había terminado de poner la mesa para cuando su hermanita había vuelto hasta él viéndose preocupada.

Omma no despierta. — Dijo esta, jugando nerviosamente los dedos.

— ¿No? — Preguntó sonriendo. — Ha de estar fingiendo. Ya sabes que últimamente no le gusta comer.

— No parece eso. — La niña susurró en un hilo de voz. — Está muy quieta.

El joven se preocupó un poco. Dejó un beso en la frente de su hermana mientras le pedía que esperara y empezara a comer en tanto el despertaba a su madre. Se adentro en la total calma de la habitación donde justo en medio se lucía aquella cama en la que su madre yacía recostada envuelta en sábanas azules.

— ¿Mamá? — Llamó al palmear la pierna cubierta de su madre. — Es hora de comer.

Nada, ni una palabra ni un solo movimiento, solo silencio. Algo andaba mal, él lo sabía y por eso tragó saliva nervioso rogando a cualquier cosa o fuerza sobrenatural que se equivocase. Ojalá no hubiese guardado la esperanza. Estiró la mano hasta alcanzar la mejilla de su madre. El tacto fue vacío e increíblemente helado. Retiró la mano de inmediato cayendo con el culo al suelo contemplando los labios y uñas moradas de la mujer. Estaba asustado y no podía pronunciar palabras. Muerta. Su madre estaba muerta. Y sólo un pensamiento rondo por su cabeza.


«Nos quedamos solos.»

31 de Marzo de 2021 a las 04:11 1 Reporte Insertar Seguir historia
4
Leer el siguiente capítulo Capítulo 1: Adiós Tokio

Comenta algo

Publica!
Frid Lerman Frid Lerman
TaeKook tus patrones
March 31, 2021, 18:53
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión