daavidr David Ramírez

Siento que casi todo escritor habrá pasado por el amor alguna vez. Pues bien, cuando pasé por allí me dio por escribir. Y este fue uno de los pocos textos que pude recuperar.


Romance Contemporáneo Todo público.

#amor #carta #desamor #pareja #338
3
120 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Te extraño.

Habremos dejado de hablarnos desde hace... que, ¿dos meses? Sí te he dicho cosas puntuales, pero una conversación real, muy muy poco.


No sé si sea por las sospechas de que sigo enamorado de ti, pero lejos de todo intento por hacer florecer el amor, extraño filosofar contigo.


Me pregunto qué será de tu vida. ¿Habrás conservado tu empleo en esta crisis? ¿Cómo está tu perro? El mío comió veneno, aunque afortunadamente está bien.


¿Y los estudios? ¿Y tu camino Fitness? ¿Y el vacío de la adultez? Extraño mucho tus comentarios sobre la vida, tus apreciaciones del mundo... tu complejidad.


Aún recuerdo esa aura que me dejabas hace un año. La esencia del hechizo cuando parpadeabas de cierta manera, el collar del encanto cada vez que cantabas y ponías tus labios de esa forma tan distinta, con las comisuras haciendo de copos, en un diente de león aledaño a tus labios color rosa. Era bonito sentir eso, vivirlo, notar las arrugas en el andén de tanto mirar al suelo para que no vieras que estoy rojo, sentir más el aire para no pensar tanto en ti, aunque también admitir que me sentía solo el 80% del tiempo, porque hablabas demasiado de telenovelas con las amigas con las que antes yo hablaba de la vida, y ese no es un tema que yo domino.


Por eso considero que no tengo todavía tal enamoramiento. Quiero decir, no podíamos hablarnos solo con miradas. Yo, que soy un pollo sin cabeza y tú, que eres una francotiradora de experiencias. Nosotros, que teníamos la habilidad para excluir al otro de tanto que queríamos ser felices como individuos.


Si lees esto puede que pienses otra vez en las cosas que pasaron, como cuando casi nos caemos mientras te mostraba mi torpeza bailando. Pero la vida es mucho más que una lista de emociones en un momento determinado, como el libro de ventas de alguna frutería. De hecho, lo que hacíamos estaba bien. Uno no espera encontrarse con semejante desconexión, menos aun cuando ambos quieren tenerla, así sea para pasar un buen rato. Evidentemente no todos los días fueron tan esquivos. Aún recuerdo las veces que los dos nos sentábamos y charlábamos, en los entretiempos en los que estábamos solos, tu riéndote porque hablaba raro, y yo riéndome por verte comer manzanas en plena clase.

15 de Abril de 2021 a las 00:49 0 Reporte Insertar Seguir historia
3
Leer el siguiente capítulo Pero no te amo.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión