Cuento corto
1
3.8mil VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Por: Sergio Bambarén

Llega un momento en la vida en que uno no puede sino seguir su propio camino. Es el momento de perseguir los sueños, de defender los principios en los que se cree. Caer en la más profunda desesperación nos ofrece la oportunidad de descubrir nuestra verdadera naturaleza. Del mismo modo que los sueños se cumplen cuando menos lo esperamos, hallarás inopinadamente las respuestas a las preguntas que te haces. Deja que tu intuición construya un sendero de sabiduría, y que la esperanza borre tus temores. La mayoría de nosotros no estamos preparados para superar nuestros fracasos, y por eso no somos capaces de cumplir nuestro destino. Es fácil defender algo que no entraña ningún riesgo. Quizás amar consista a veces en renunciar al otro, en saber decir adiós, en no dejar que nuestros sentimientos interfieran en lo que probablemente será el fin, en ayudar a quienes amamos. Tal vez resulte muy difícil lograr que lo sueños se hagan realidad. Tal vez si tratamos de ahorrar esfuerzos, olvidemos la razón por la que comenzamos a soñar y al final descubramos que el sueño ya no nos pertenece. Tal vez si nos limitamos a seguir los dictados de nuestro corazón, alcancemos al cabo de un tiempo nuestra meta. Recuerda mi consejo: Cuando estés a punto de rendirte, cuando pienses que la vida ha sido injusta contigo, recuerda quién eres. Recuerda tu sueño. Existen cosas que no puedes ver con los ojos. Debes verlas con el corazón, y eso es muy difícil. Por ejemplo, si descubres que en tu interior anida un espíritu joven, avanzaréis los dos juntos, con tus recuerdos y sus sueños, tratando de hallar un camino a través de esta aventura llamada vida, procurando sacar siempre el máximo provecho de ella. Así tu corazón jamás se sentirá cansado, ni viejo... Las decisiones constituyen una forma de definirnos. Son una forma de dar vida y significado a las palabras, a los sueños. Son la forma de permitir que seamos lo que queremos ser. Algunas cosas siempre serán más fuertes que el tiempo y la distancia, más profundas que las lenguas y las costumbres, como el hecho de perseguir los sueños y aprender a ser uno mismo. Compartid con otos la magia que habéis descubierto. NO LO OLVIDES: Llega un momento en la vida, en que uno no puede sino seguir su propio camino...

28 de Febrero de 2017 a las 12:54 0 Reporte Insertar 2
Continuará…

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~