christina48 Cristina Blanco

Una mujer corriendo bajo la lluvía.Huye de su agresor y también huye por el miedo que trae consigo la noche. ¿Realmente había ocurrido?


Suspenso/Misterio No para niños menores de 13.
Cuento corto
7
214 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La noche más larga

Era tarde. Miré el reloj por cuarta vez en los últimos veinte minutos. Las tres de la madrugada. Seguí corriendo bajo la lluvia mientras se esfumaba mi último aliento. Entretanto sentí mis pies mojados y mi alrededor recogido en una desesperación nueva y creciente que dibujaba un pasado del que presumen escritores y actores de serie B.

Mi respiración era cada vez más nerviosa mientras el tiempo esculpía mi rostro modelando tristeza. Era evidente que no podía negar lo que había ocurrido y también que aún no podía hablar de ello. Con las manos tapaba como podía mi escote rasgado y con una goma intentaba recoger mi cabello. Era inútil. Seguiría estando desnuda frente al mundo y mi propia conciencia me exigía que al menos aparentara valentía y dignidad.

Había mucha gente en la calle. Desconocidos que vivían en la inmensa dicha de la ignorancia, felices en su autocomplacencia de diván y en el artificio de un mundo que nunca les pidió nada a cambio. Una mujer de avanzada edad se encendía un cigarrillo esperando que se pudiera el disco en rojo, un vagabundo colocaba sus cartones como si en el contenido de aquella basura estuviera la clave de haber sobrevivido un día más. También un policía salía de su vehículo para comprobar con cierta decepción que no había ningún altercado y todo estaba en orden. Al menos en un orden aparente, tranquilizante y seguro. Era esa clase de seguridad la que convertía cada uno de mis pasos en un tropiezo absurdo y en una mentira.

Estuve a punto de sincerarme con aquel policía pero la certeza de la posible irrealidad de mi relato me lo impidió. Quizá todo seguía siendo parte del mismo sueño, la misma pesadilla entre el agua, mi desnudez y un miedo cerval a ser mujer.

-¿Necesita algo? –Me preguntó el policía-.

Y casi me oía decir:” Así es. He sido violada por un extraño en una fiesta”. Una fiesta que había quedado muy atrás en mi recuerdo. Él medía al menos un metro ochenta de estatura, de brazos y complexión fuertes. Su cabello era muy oscuro, sus ojos muy verdes….

Y no pude hablar. La mujer de avanzada edad parecía haber perdido algo así que volvió y se encontró de bruces con mi aspecto frágil y aniñado. Sus ojos se cruzaron con los míos y apenas pudo decir.

-Bonita noche para dar un paseo….

Podía chillar y mostrarle mi cuerpo roto, magullado y saqueado, acabar de una vez con la soledad estúpida de aquella noche y que parecía larga, confusa y por encima de todo había capturado mi alma y congelado mi ser. Pero ya no habría palabra que liberase mi espíritu. Quería confesar…..

15 de Marzo de 2021 a las 18:02 2 Reporte Insertar Seguir historia
5
Fin

Conoce al autor

Cristina Blanco Licenciada en Historia del Arte en 1996.Con vocación literaria desde niña, he publicado en diversos medios especializados. Me gustan los retos y en breve comenzaré la escritura de una novela con una trama interesante y original. Me gusta escribir pero me gusta aún más que me lean. ¿Os animáis?

Comenta algo

Publica!
Milagros Borro Milagros Borro
Que poderosa es la voz cuando una parte de vida te atraviesa. Gran trabajo con las emociones y los pensamientos, imagino que no habrá sido fácil de escribir. Más allá del final, tu relato nos habla de como una parte de la sociedad es silenciada y como día a día, intenta superar este dolor tan fuerte. Bravo autora.
April 01, 2021, 13:39
Giles Le Coste Giles Le Coste
Muy buena historia, le felicito de verdad, me encantó.
March 29, 2021, 10:34
~