andy26 𝓐𝓷𝓭𝔂 𝓚𝓲𝓶🌺

Jungkook y Taehyung llevan 3 años de novios y aun no lo han hecho. Historia corta Contenido Explicito 🔞


Fanfiction Sólo para mayores de 18.
58
1.0mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

1




Mi nombre es Taehyung, tengo 18 años, vivo en Los Ángeles, aunque yo soy coreano; cuando era pequeño mi padre tuvo que venir a trabajar a Estados Unidos por lo que ahora vivimos aquí.


Mi físico no es nada del otro mundo, mido 175, tengo el cabello de color castaño y mis ojos son color ámbar; mi piel es color miel.


Me gusta leer y dibujar. Soy fan de las películas de terror y las de risa.


Estoy en mi último año de instituto. Hace dos años conocí a la que ahora es mi mejor amiga, Ana.


Ella es japonesa (Como todo el mundo lo dice, voy a explicar que todos los japoneses no tienen que tener nombre japonés, hay muchos casos en los que no se ha elegido un nombre japonés para un niñ@), tiene el pelo castaño, los ojos marrones, es morena y mide 152. Le gusta el anime y manga, pero lo que más le gusta es el yaoi. Cuando es su mente pervertida la que me habla me da un poco de miedo, ya que me manda a hacer cosas hentai con mi novio.


Así es, soy gay. Llevo tres años saliendo con él. Se llama Jeon Jungkook.


Él es medio estadounidense y medio coreano, ya que su padre es coreano y su madre estadounidense.


Tiene buen físico, ya que juega a basketball. Es de tez pálida, tiene el pelo azabache y ojos de color negro. Tiene 20 años y está en su primer año de universidad. Le encantan los deportes y la música; toca el piano desde que tenía 8 años, pero estos dos últimos meses, al estar mucho tiempo con Ana, le ha empezado a gustar el anime y en concreto el yaoi, entre Ana y el me van a volver loco.


Aunque llevemos 3 años saliendo, aún no lo hemos hecho y yo sigo siendo virgen.


Cuando tuvimos nuestra primera cita, Jungkook me llevó a su casa y cuando se hizo de noche me iba a ir, pero me cogió del brazo y me empezó a arrastrar hacia una habitación.


Flashback


—¿Jungkook a dónde vamos?


—Ya veras— me dijo sin darse la vuelta para mirarme.


Llegamos a la habitación y Jungkook no se molestó en encender la luz y se fue directo hacia la cama. Al verla me dí cuenta que era la habitación de Jungkook.


Abrí la boca para decir algo cuando me cogió de la cintura y me acercó a él dándome un beso. Cerré los ojos y me dejé llevar.


Después de un tiempo nos empezamos a quedar sin aire y tuvimos que separarnos pero Jungkook no tardó mucho en volver a besarme, está vez bajó su mano hasta mi trasero y lo agarró haciendo que me sorprendiera e inconscientemente me juntara más a él.


Intenté separarme pero no podía zafarme del agarre de Jungkook. El empezó a dejar caer el peso de su cuerpo encima de mí y empecé a caer sobre la cama.


—Jungkook—dije en un susurro mientras llevé mis brazos a su cuello.


Llevó una mano a uno de mis pezones, me asusté y lo empujé, este cayó al suelo haciendo un ruido sordo.


—Y-yo lo siento— dije levantándome de la cama y dirigiéndome hacia a Jungkook.


—No pasa nada, no te lo esperabas ¿verdad?


Le ayudé a levantarse y salí del cuarto.


—Mejor me voy que ya es tarde.


—Te acompaño a casa—dijo cogiendo una chaqueta de encima del sofá.


—No hace falta, te veo mañana.


Le dí un casto beso y salí de la casa


Fin del Flashback


Desde ese día, cada vez que Jungkook intenta algo cuando estamos solos siempre invento una excusa para separarnos. Tengo miedo a que me haga daño, aunque sé que él no me lo haría.


El sonido del timbre hizo que saliera de mis pensamientos, me levanté de la cama y fui a abrir la puerta.


El sonido del timbre hizo que saliera de mis pensamientos, me levanté de la cama y fui a abrir la puerta.


—Holi— dijo Ana con una radiante sonrisa.


—Hola Ana—le respondí dedicándole de vuelta la sonrisa.


—¿Qué haces aquí?


—Te mandé un mensaje para ir a tomar algo pero como vi que no respondías decidí venir a tú casa.


—Siento no haber respondido— le dije mientras nos dirigimos al sofá del salón.


—No pasa nada, pero como castigo por no haberme respondido me tienes que invitar un pastelito.


—¿Qué te parece sí cumplo mi castigo ahora?


—¿En serio?— dijo con una expresión de sorpresa.


— Sí. Voy por mi chaqueta y ahora bajo.


—Ok.


Me levanté del sofá y fui a mi habitación, abrí el armario, cogí la primera chaqueta que ví y me dirigí a la sala.


Cuando llegué, Ana estaba viendo las fotos que estaban colgadas en la entrada.


— De pequeño eras muy kawaii.


—¿Y ahora? ¿no soy "kawaii"? —le dije mientras hacía comillas con los dedos.


—Bueno, ahora eres un lindo uke —dijo saliendo por la puerta.


Yo me quedé mirándola desde la entrada. No sé el motivo por el que me dice tanto esa palabra, creo que tiene que ver algo con eso del yaoi.


Ana volvió para atrás y me cogió de la muñeca.


—Venga, que me quiero comer ya ese pastelito.


—Como sigas insistiendo no te lo voy a pagar.


—¡No!— dijo dándose la vuelta y poniendo un puchero— Ya no insisto más. ¿A dónde vamos?


—Por qué no vamos a la nueva cafetería de la calle de al lado? Así sabemos sí tienen buenos pastelitos.


—De acuerdo.


Caminamos por unos cuantos minutos y llegamos a la cafetería.


Esta tiene dos mesas por fuera con unos paraguas para el sol. Al entrar nos atendió una chica con un uniforme de camarera. Nos dirigió a una mesa para dos y nos dió el menú de tartas y dulces. Elegimos lo que íbamos a pedir y llamamos a la chica para decirle nuestro pedido.


—Yo quiero un pastelito de chocolate y un batido de fresa— dijo Ana entregándole el menú.


—Y yo un trozo de trata de limón y un té- le dije dándole también el menú.


—De acuerdo, se los traeré enseguida.


Cuando la camarera se alejó, quedó un silencio en la mesa. Hasta que Ana empezó a hablar rompiendo el silencio.


—¿Cómo te va con Jungkook?


—Bastante bien, pero no lo he visto.


—¿Por qué no se han visto?


—Jungkook está estudiando para los exámenes de la universidad y también me dijo que había encontrado un trabajo de medio tiempo. Así que no hemos tenido tiempo para vernos.


—¿Y dónde trabaja?


—No lo sé, aún no me lo ha dicho pero el sábado me va a llevar a ver el lugar.


—Cuando te diga dónde trabaja me tienes que llevar. Espero que haya chicos guapos, así aprovecho y le digo que me presente a alguno.


—Vale. Tú siempre buscando algún método para que te presenten a los chicos.


—No quiero quedarme sola. Tú ya tienes a Jungkook pero yo no tengo a nadie.


—No te vas a quedar sola, seguro que encuentras a alguien especial. Eres una chica muy guapa.


—Gracias— dijo con un leve sonrojo.


En ese momento la camarera nos trajo nuestro pedido.


Ana y yo nos comimos lo que pedimos mientras hablábamos de cosas triviales.


—Ana, voy a pagar y al baño. Ahora vuelvo.


—Te espero en la puerta


Me dirigí a la caja y le pagué a la chica que unos momentos antes nos había atendido. Después fui al baño. Al salir vi a Ana hablando con un camarero. A medida que me iba acercando podía ver a el chico con más claridad. Cuando por fin llegué al lado de Ana me sorprendí al ver quién era.


—¿Jungkook? ¿Qué haces aquí?—dije algo extrañado.


—Hola —contestó mientras se acercaba a mí y me daba un beso rápido en la frente.


—¡Jungkook! Alguien pudo haberte visto —dije totalmente sonrojado.


—Pero nadie lo ha hecho respondió— Bueno, y, ¿Qué les parece la cafetería?


—Es muy acogedora y sencilla —dije.


—¡A mi me encantan los pastelitos!— contestó Ana en modo chibi y muy emocionada.


—¿Tu siempre estás pensando en los dulces? dije mientras intentaba calmarla.


—Tú no te quedas atrás dijo Jungkook riéndose con Ana.


—Oye no se rían de mi— repliqué haciendo un puchero algo enojado.


—Vale, vale. Lo siento, no te enfades —dijo revolviendo mi cabello— Tengo que ir a trabajar.


—De acuerdo— le respondimos Ana y yo al unísono.


Jungkook se acercó a mí y me susurro algo que Ana no alcanzó a escuchar.


—Voy más tarde a tú casa, nos vemos.


—Adiós —contesté con un leve sonrojo.


Cuando nos despedimos de Jungkook, Ana y yo salimos de la cafetería. Decidimos dar un paseo por un parque cercano, además de pasar por un par de tienda de regalos, ya que a Ana se le acercaba el cumpleaños de una amiga.


Cuando empezó a oscurecer me ofrecí para acompañar a Ana hasta su casa pero está se negó diciendo que había quedado con una amiga para ir a ver una película.


Nos despedimos y me dirigí a un supermercado para comprar las cosas de la cena. Haría algo ligero ya que sabía que Jungkook llegaría tarde de su trabajo y sus padres regresarían en la madrugada.


Saqué el teléfono de mi bolsillo y miré la hora, eran las 9. Lo guardé y entré al supermercado. Cogí una lechuga, tomates y algunas cosas más que llevaría la ensalada para la cena; también cogí té y unas bebidas con poco alcohol para Jungkook. Pagué y salí del supermercado.


Empecé a caminar hacia mi casa, las calles son bastante solitarias y silenciosas por la noche, lo único que hay en la calle en este momento son unos gatos callejeros y yo.


Llegué a mi casa, saqué las llaves y abrí la puerta. Me acerqué a una pequeña mesita que hay al lado de la puerta y cogí una de las llaves de repuesto y la puse debajo de la alfombra. Esto lo había empezado a hacer desde hace un mes, ya que Jungkook y yo queríamos vernos más seguido; algunas veces él llegaba tarde y yo ya estaba durmiendo, lo que hacía que viniera hasta mi casa para luego volverse a ir, así que tuvimos esa idea.


Después de poner la llave debajo de la alfombra, cerré la puerta y fui hasta la cocina. Dejé la bolsa encima de la encimera y cogí las cosas para hacer la ensalada. Las lave y empecé a picarlas, saqué unos platos y puse lo que había picado hace un momento en estos. Fui hacia la nevera y guardé las ensaladas junto con las bebidas. Me acerqué a uno de los muebles y puse los vasos y los cubiertos, fui hacia la mesa y lo coloqué todo.


Tome el móvil y miré la hora, las 10:25. Fui a la sala y me senté en el sofá, encendí la TV y busqué algo que ver. Al final decidí ver una película, está trataba de una chica que se perdía en un bosque mientras que acampaba con sus amigos, no me enteré de nada más de la película ya que me quedé dormido a la mitad.


Escuché unos ruidos a lo lejos, a medida que pasaba el tiempo se iban intensificando. Sin darme cuenta, ya no había ningún ruido. Sentí una presencia cerca de mi algo suave en mis labios. Abrí los ojos rápidamente encontrándome con Jungkook besándome, volví a cerrar los ojos y me dejé llevar. Subí mis brazos hasta su cuello y lo abracé. Jungkook movió sus manos hasta mi espalda y me levantó lentamente, terminando sentado en sus piernas. Después de un tiempo nos separamos por falta de aire.


—Hola— me dijo sonriendo.


—Me asustaste, idiota.


—Lo siento— me levanté de sus piernas y me gire para ir a la cocina pero agarró mi brazo tirándome otra vez encima de él— Te falta algo por hacer.


—Bienvenido —le di un corto beso en los labios y me volví a levantar.


Fui hasta la cocina y mire el reloj, eran 11:35, Jungkook había llegado más temprano de lo usual, . Me acerqué a la nevera y saqué las dos ensaladas junto con las bebidas. Llevé todo a la mesa y empezamos a comer. Hablamos de cosas triviales, de las clases, sobre la cafetería...


—Te traje una cosa— se levantó y fue hasta la mesa de la entrada. Volvió con una pequeña caja color crema y con una cinta azul.


—Toma.


—¿Qué es?


—Ábrelo y lo sabrás.


Cogí la caja y le quité la cinta con cuidado. La abrí y dentro había unos pastelitos, uno de ellos tenía escrito "te amo".


—Gracias— me levanté de la silla, fui hasta Jungkook, le di un beso en la mejilla y lo abracé.


—No es nada— correspondió mi abrazo— El gerente me dijo que cogiera lo que quisiera.


Acerqué la caja y me senté en las piernas de Jungkook, nos comimos los pastelitos y estuvimos un rato más hablando. me levanté, recogí la mesa, fui hasta la cocina y me puse a lavar los platos.


Sentí como las manos de Jungkook me cogían de la cintura y como apoyaba su barbilla en uno de mis hombros. Al sentir su respiración en mi cuello me sonrojé.


—Oye, deja eso para otro momento. no vine a ver como lavas los platos susurro en mi oído.


Me giró quedando mirándonos a los ojos. Empezó a acercar su rostro al mío, cerré los ojos esperando a que me besara. Al no sentir nada los abrí lentamente encontrándome con Jungkook sonriendo.


—¿Qué pasa? ¿Esperabas algo?


—Y-Yo.. n-no...—aparte mi rostro hacia otro lado avergonzado. Intenté zafarme de sus brazos, pero no pude.


—¿Tu qué?— acercó una de sus manos y acarició mi mejilla. Me empujó un poco haciendo que me pegara al mármol de la encimera ¿Quieres que haga algo?


—B-Bes...— no puedo decirlo es demasiado vergonzoso.


—¿Qué?— movió su dedo pulgar desde mi mejilla hasta mis labios, acariciándolos lentamente Si no me dices no sabré lo que quieres.


—B-Bésame— dije casi en un susurro mientras escondía mi rostro en su pecho.


Jungkook volvió a acariciar mis mejillas y levantó mi rostro quedándonos otra vez mirándonos, acercó lentamente su rostro haciendo que la distancia que nos separaba fuera disminuyendo.


Sentí como sus labios rozaban los míos, movió sus manos de nuevo a mi cintura levantándome y haciendo que quedará sentado encima de la encimera. Acarició mi espalda y hizo que me acercara más a él. Movió sus manos hasta mis rodillas moviéndolas hacia arriba acariciando el interior de mis muslos, inconscientemente de mi boca salió un sonido extraño ¿Qué había sido eso? Jungkook se me quedó mirando algo sorprendido por mi reacción. Cogió una de mis manos y tiró de mí, me sacó de la cocina casi a arrastras, subió las escaleras y entró en mi habitación cerrando la puerta detrás de nosotros. Me abrazó por la espalda y empezó a repartir pequeños besos en mi cuello y parte de mis hombros.


—No puedo esperar más susurró en mi oído.


¿Esperar más a qué? me dio la vuelta y puso su pie detrás del mío haciendo que me cayera encima de la cama.


Se subió a la cama quedando encima de mí. Acercó su rostro y me besó. Pasó su lengua por mi labio superior, por inercia abrí la boca y el aprovechó para meter su lengua. Empezó a moverla con cierta habilidad, intenté seguirlo pero no pude.


Me quitó la chaqueta, luego la camisa y así hasta dejarme solo con mi ropa interior. Empezó a repartir besos por mi cuerpo. Sentí como pequeñas descargas eléctricas recorrían mi columna.


Me acerqué a Jungkook haciendo que este me mirara extrañado, moví mis manos hasta los botones de su camisa y la empecé a desabrochar. Este dio besos por mi cuello haciendo mi trabajo más difícil de lo que me parecía al principio. Cuando terminé con la camisa hice lo mismo con sus pantalones, pero al llegar a estos vi un gran bulto en su entrepierna, sonrojado seguí con lo mío. Al final los dos quedamos igual.


—Si quieres que pare dímelo ahora, porque después no me podré controlarme dijo mirándome directamente a los ojos


Aparté la mirada, lo pensé un poco, Jungkook estaba ansioso por mi respuesta y algo tenso. Le di un beso en su cuello, vi como su cuerpo se relajó, por lo que hizo comprendí que me había entendido.


—Pero ve despacio susurré.


Se abalanzó sobre mí capturando mis labios en un apasionado beso lleno de lujuria.


—Intentaré ir lo más despacio que pueda— habló contra mis labios.


Movió una de sus manos hasta mi pezón izquierdo, hizo círculos alrededor de él y luego lo pellizco.


—¡Mgh...!- me tapé la boca con una mano


—P-Para... Se siente raro.


No me hizo caso, bajó su boca hasta mi otro pezón y sentí como empezaba a lamerlo y morderlo. Subió su mirada hasta mi rostro y puso toda su atención en mis reacciones. Se separó de mis pezones dejándolos totalmente erectos. Movió sus manos por todo mi torso hasta llegar al elástico de mi bóxer, puso cada una de sus manos en mis caderas y metió sus dedos por dentro del elástico. Lo bajó lentamente y apretando el elástico contra mi miembro haciendo que soltara un gemido. Lo hizo a lo largo de mi miembro y después me lo quitó del todo dejándolo con la demás ropa en algún lado de la habitación. Cogí uno de los cojines que decoraban mi cama y me lo puse encima de la cara, me da mucha vergüenza de ver a Jungkook en estas circunstancias.


—No te tapes la cara dijo tirando del cojín, obviamente consiguió quitármelo ya que tiene más fuerza que yo. Se acercó a mi rostro y me besó- Quiero verte.


Comenzó a repartir besos por mis mejillas e inesperadamente cogió mi miembro haciendo que me asustara


—Tranquilízate —susurro en mi oído mientras movía su mano. Conseguí tranquilizarme y solo me concentré en sus acciones. Gemidos involuntarios salían de mi boca.


Jungkook hizo que me levantara y me sentara contra la cabecera de la cama. Vi como bajaba hasta mi miembro y se lo metía en la boca.


—i¿Pero, qué haces?! ... ¡Ahh!— Empezó a mover su cabeza como simulando estocadas.


—E-Eso... es... sucio...


—J-Jungkook, ¡Para!


Siguió un rato haciendo lo mismo y después lo saco. Empezó a lamer la punta, siguiendo después con todo lo restante. Dio algunos besos en la base, para volver a hacer lo mismo que al principio, se lo volvió a meter en la boca pero esta vez chupándolo de vez en cuando. Sentía que me venía e intente separa a Jungkook haciendo presión en sus hombros, pero no lo hizo, viniéndome en su boca. Se separó de mi miembro y se tragó mi semen, al hacer eso me sonríe de sobre manera.


Se puso de rodillas delante de mí y se bajó el bóxer, sin darme cuenta me había quedado viendo su cuerpo. me cogió de mis tobillos y tiró de mí con cuidado hacia él, quedándome en el mismo sitio en el que estaba antes. Metió tres dedos en su boca mientras abría mis piernas. Pasaron unos segundos y metió uno de los dedos en mi entrada haciendo que me sorprendiera, es muy molesto e incómodo. Movió el dedo en círculos también sacándolo y metiéndolo. Pasó un rato y metiendo el segundo dedo, solté un pequeño quejido de dolor, hizo los mismos movimientos que con el otro dedo, pero añadiendo uno en forma de tijera. Mientras movía los dedos empezó a besar mis hombros, luego mi cuello y así hasta llegar a mi boca, donde comenzamos una batalla entre nuestras lenguas, en la que ganó Jungkook. Este metió el tercer y último dedo, solté otro gemido de dolor que se quedó en el beso. Sacó los tres dedos de mi interior y puso sus manos a cada lado de mi cabeza haciendo que lo mirara a la cara.


—¿Preparado? —dijo mirándome a los ojos.


—S-Si – murmuré.


Jungkook cogió mis piernas y las apoyó en sus muslos, su miembro rozaba con mis nalgas. Lo cogió y lo acercó a mi entrada, un pequeño gemido salió de mi boca al sentirlo. Lo presionó haciendo que la punta entrara.


Taehyung, relájate— dijo jadeando un poco.


—Duele— lágrimas salían de mis ojos empapando mis mejillas. Jungkook me dio un suave beso. Mientras nos besábamos puso mis brazos alrededor de su cuello.


Nos separamos por falta de aire. Jungkook metió su miembro de una sola estocada. Abrí los ojos por la sorpresa y el dolor. De verdad dolía. Las lágrimas volvieron a salir. Esta vez colocó sus manos en mis mejillas secándome las lágrimas.


Lo siento, no me moveré hasta que tú quieras, apreté mis brazos quedándonos abrazados.


El dolor empezó a desaparecer siendo intercambiado por el placer. Moví mis caderas haciendo que Jungkook entendiera que podía continuar. Comenzó con estocadas lentas que se fueron haciendo rápidas y fuertes.


—¡Ah! J-Jungkook...No.. Ahh... puedo m-más... ya quedaba poco para que llegara al clímax, no aguantaría mucho más.


—Solo aguanta un poco — dijo con voz agitada.


—Ya no... —sentí como me corrí entre nuestros vientres.

Unas cuantas estocadas más y él se corrió dentro de mí. Era caliente y bastante espeso, era una sensación extraña, pero me agradaba.


Salió de mí y se recostó al lado mío. Me desplacé hasta Jungkook y me abracé a él.


—¿Estás bien? —preguntó mientras acariciaba mi cabello.

—Si— dije muy bajito, tenía sueño, me acomode en su pecho y fui cayendo en los brazos de morfeo.


La verdad es que no fue tan malo como lo había pensado, un poco doloroso, pero al final no me importó.


La primera vez que Jungkook lo intento no debería de haberlo empujado.

13 de Marzo de 2021 a las 00:00 2 Reporte Insertar Seguir historia
34
Fin

Conoce al autor

𝓐𝓷𝓭𝔂 𝓚𝓲𝓶🌺 Hola mi [email protected] lectoræs en este espacio publico historias que me han gustado. Ninguna de las historias de aquí me pertenece.

Comenta algo

Publica!
Joselyn Beltrán Joselyn Beltrán
Muy lindo✨
June 21, 2021, 19:09
Nubia Edith Nubia Edith
Me encantó. 🤗💜
June 11, 2021, 22:05
~