drdesdicha Dr Desdicha

*Una vez más la miseria y el caos están de vuelta en esta nueva entrega. El mundo de la Nueva Era va a sufrir un cambio a mejor y será la secta conocida como Requiem quien lo consiga a través de su ansiado Juicio Final. Al mismo tiempo el general siervo, junto con su nueva aprendiza, pondrá en marcha sus secretas ambiciones. La Muerte misma también tiene sus propios planes, en los que se involucra la desaparecida Rosa Marchita. Sin un héroe que restablezca el orden, tendrán que ser la policía graduada Olivia Eclair y el espectro Becario quienes devuelvan la esperanza. El futuro de todos ellos está en juego, a manos de aquellos que tengan suerte y sepan mover la pieza adecuada, porque, como en todos los juegos, solo puede haber un ganador. *¡La secuela de Vestigios Mortales! Aunque es mejor leer la primera antes, o no lo hagas. ¿Quién soy yo para ordenártelo? Tú sigue adelante. *Todo lo que está escrito puede cambiar, pero no de contenido sino de forma de contarlo.


Fantasía Fantasía urbana Todo público.

#misterio #locura #desdicha #vestigiosmortales #drdesdicha #vestigiosinmortales #vestigios #humor
10
362 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todas las semanas
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo. La esclava de sangre

Y de repente, fin. La batalla había terminado para ella, siendo la primera en caer ante la más poderosa de las pesadillas.

Esta chica, con una seguridad tan fuerte y poderosa como su propio poder, lo había subestimado. Incluso aquel que la protegía en su interior, un ser envuelto en la más inmensa oscuridad, también lo había hecho. La cruel verdad se había revelado ante sus ojos. Ni siquiera el más grande de los dioses podía detener a la peor de las Pesadillas, seres creados por la demencia de un difunto artista.

Dada por muerta en aquella catedral, el cuerpo de esta adolescente moribunda seguía permaneciendo en el suelo boca abajo, con su cabeza mirando al frente sin poder ver con claridad lo que sucedía a su alrededor. Desconocía si aquel que la acompañaba, su mejor amigo y el único que había conseguido su confianza, había tenido éxito en destruir esa gigantesca Pesadilla o había caído también como ella. La voz de su cabeza tampoco respondía. Estaba sola en el frío suelo y sin que nadie de los presentes le prestara un mínimo de atención. Abandonada, sola, desamparada, la chica cerró sus ojos para contener las lágrimas. Nunca antes se había sentido tan inútil.

Poco a poco el ruido de la batalla empezó a desaparecer. El combate se alejaba cada vez más de su posición, pero... ¿Por qué le importaba? Con una herida de ese tamaño en medio de su pecho y con unos brazos y piernas agotados, solo era cuestión de tiempo que ella pereciese. Después de todo, para los demás solo era un número, una esclava a la que habían mandado luchar para proteger a su nación Purasangre. Solo su mejor aliado y amigo la había tratado como un ser humano, aquel que se había atrevido a acercarse a ella sin sentir asco por ser de sangre impura. Sin embargo, él también podía estar muerto o a punto de morir por culpa de la Pesadilla Maestra. Nadie podía contener a este Ápex de la destrucción.

Entonces la cabeza de esta adolescente de ropas oscuras decayó a un lado. No lo quedaba mucho tiempo, eso pensaba ella. Era mejor así después de todo, morir en paz en vez de ser consumida por alguna Pesadilla Vagabunda, criaturas sobrenaturales que adoptaba la forma de las pesadillas de las personas a quienes se enfrentaban y que obedecían a la Pesadilla Maestra. Con esto, los ojos de la chica se cerraron para no volverse a abrir...

...hasta, pasadas unas horas, escuchó la voz de su cabeza de nuevo.

"¡Insolente que eres! ¡Tu existencia no puede terminar así! ¡Ponte en pie y continúa tu trabajo!" resonó en su cabeza.

"Lo siento, mi guía" contestó la chica en su mente. "Mis heridas están infectadas, sin ningún médico cercano que las pueda curar. He luchado con todo y he caído en desgracia. Tendrás que buscar a otro que pueda cumplir el sagrado deber..."

"¿De veras crees que voy a abandonarte, después de todo lo que me ha costado encontrarte? Levanta, niña del caos. Sigue cegando las almas de estos seres oscuros."

Entonces los ojos de la chica se abrieron de golpe. Levantó un poco la cabeza para observar su alrededor... y se dio cuenta de que si no iba a morir por la herida en el pecho serían las Pesadillas Menores de su alrededor quienes la consumirían, que se habían dado cuenta de que ella todavía tenía vitalidad en su cuerpo. En su estado no podía hacerles frente. Estaba perdida.

Sin embargo la definición de estar perdida cambió cuando observó una luz brillante en la lejanía, producida por un cetro dorado y portado por un hombre muy viejo que llevaba ropas parecidas a las de un mago junto con un sombrero gigante parecido al de una bruja. La luz que emanaba el cetro hizo retroceder a las Pesadillas, que huían aterrorizados de ella. “¿Por qué huyen?” se preguntó esta chica. Nunca antes habían sentido miedo frente a los humanos y ese anciano que había aparecido las hacía retroceder como animales que temían por sus vidas.

Una vez espantadas las criaturas, el misterioso anciano se acercó a ella y puso los dedos en el cuello para saber si seguía viva. Luego este desconocido sacó una bolsa con unos polvos violetas, metió la mano para coger un poco y luego puso la mano en su nariz y boca para que la chica los oliera. Fue entonces cuando esta chica sintió sus ojos pesados y poco a poco se fue durmiendo mientras otro hombre más joven con ojos blancos y ropaje de plumas negras se agachaba para recoger su cuerpo y levantarlo del frío suelo.

—Duerme, mi futura hija —le dijo el anciano al acercarse—. Te llevaré a un lugar mejor, un lugar en el que no tendrás que volver a sufrir, pues ese es el propósito de nuestra organización. Ese es el propósito de Requiem.

— ¿Quién... eres... tú? —pudo pronunciar la chica antes de desfallecer.

—Tu salvación, y también la del mundo entero. El día del Juicio se acerca y será la última vez que la especie humana se juzgue a sí misma. Yo, Elwin Von Krauvek, prometo llevarte a un futuro mejor.

Ese anciano parecía contar locuras. No podía existir un hombre tan poderoso como para subyugar a toda la especie humana... todavía. Con la ayuda de sus seguidores, los siervos de Requiem, y el proyecto Catharsis, solo era cuestión de tiempo que Requiem controlase el mundo entero.

El día del Juicio se acerca.

2 de Marzo de 2021 a las 13:19 2 Reporte Insertar Seguir historia
3
Leer el siguiente capítulo Capítulo 1. El último siervo de Requiem

Comenta algo

Publica!
German Martinez German Martinez
¡Excelente inicio!
March 04, 2021, 01:58
Adriana Barral Adriana Barral
Hermoso!
March 02, 2021, 22:45
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 19 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

El mundo de los Vestigios
El mundo de los Vestigios

*El mundo en el que vives ha muerto. La Antigua Era llegó a su fin, iniciando una Nueva Era, junto con una nueva generación de humanos forzados a empezar de cero y que establecerían un nuevo mundo a base de los vestigios de la antigua civilización. A pesar de que el mundo sea diferente, el caos es permanente. La especie humana está condenada a repetir una y otra vez los mismos errores... Este es el mundo que comparten todas mis obras (𝑽𝒆𝒔𝒕𝒊𝒈𝒊𝒐𝒔). Si queréis saber más acerca de lo que escribo, este es tu lugar. Todos aquellos 𝐩𝐞𝐫𝐟𝐢𝐥𝐞𝐬 𝐝𝐞 𝐩𝐞𝐫𝐬𝐨𝐧𝐚𝐣𝐞𝐬 𝐜𝐨𝐦𝐩𝐥𝐞𝐭𝐨𝐬 se mostrarán con este símbolo (𝐂) en su nombre. Si aún no has leído el libro 𝑽𝒆𝒔𝒕𝒊𝒈𝒊𝒐𝒔 𝑴𝒐𝒓𝒕𝒂𝒍𝒆𝒔 o 𝓥𝓮𝓼𝓽𝓲𝓰𝓲𝓸𝓼 𝓘𝓷𝓶𝓸𝓻𝓽𝓪𝓵𝓮𝓼, todavía estás a tiempo. También hago esto como un experimento. Si esto sale bien, seguiré trabajando en el universo. Si resulta ser un fiasco siempre puedo deshacerme de él, negar su existencia y asesinar a todo testigo del estropicio. ¡Disfrutad! ¡Ah, otro detalle! Sí, falta información de la descripción de los personajes, pero es porque soy un inútil haciéndolo. Siempre podéis darme vuestra opinión de como debería ser e igual los pongo aquí y en el libro. Leer más sobre El mundo de los Vestigios.