albaferreyc09 Alba Ferreyc

El mundo ha cambiado tanto. Ha olvidado, ha evolucionado, se ha destrozado y reinventado y con ello ha dejado congelado en el pasado aquel error, aquella felicidad o tristeza, aquella fatalidad plagada de vergüenza e inclusive aquellas fantásticas y míticas promesas que concluían en un 'siempre'. Pero el hielo por más gélido que sea no es eterno y las brazas del odio y la verdad lo saben... Y ahora Luna Topaz también. ¿Pueden las leyendas ser reales? ¿ellas y todas sus creaturas mitológicas, elementales, espirituales, infernales y celestiales? Luna está a punto de descubrir que estas nunca abandonaron la tierra, que no puede ocultarse más tiempo, que el amor es algo en esencia profano y que su traición le costará perder más de una vida.


Fantasía Épico No para niños menores de 13. © ©Registro de Obras Literarias Inéditas©Registro de derechos de autor en el extranjero.

#tragedia #romance #drama #385 #328 #lgbtq #fantasía #amor
2
274 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Canción de cuna


Cuando yo era a penas una niña bastante asustadiza mi madre solía arrullarme con una nana muy dulce. Pero pasarían muchísimos años hasta que yo descubriera que en realidad más que solo una canción esta contenía el secreto no solo de mi presente si no el de mi pasado y con un poco de suerte, mi futuro.


"Despierta corazón

que la vida nos separa,

despierta corazón

pues la muerte nos aguarda.


Mi nombre es Luna, tengo dieciocho años y en este preciso instante estoy dando mis últimos respiros; sí, estoy muriendo.


Por amar diferente hoy

nos toca soñar sin reparo,

búscame sin descanso y

me encontrarás atada entre tus brazos.


Antes creí que soñaba y hasta me parecía estar cayendo en picada, había luz tan cegadora como la misma oscuridad y a mi lado no había nada salvo la marca que le sigue a la ausencia que deja un cuerpo en un lecho.


Pasarán más de mil y un lunas,

más que infinitos soles,

y la noche llega tan tibia

a ofrecerte su consuelo.


Ahí fue cuando la vi de espaldas aparecer de entre la nada y tomar mi rostro con sus palmas, traía consigo un resplandor tenue y oscuro que se confundía entre sus ojos que tenían un afrodisíaco color ámbar puro.


No confíes en el molle,

el almendro es traicionero.

Encuéntrame bajo el abeto,

el puente donde el mar

se funde con el cielo.


Fue un efímero y bello momento. Sabía que yo le pertenecía, en mí lo sentía...pero al cruzar nuestras miradas se apartó bruscamente como asustada por la mía, tal vez porque mis iris eran tan negros que no se distinguían de mi pupila. Le grité que se detuviera, pues su corta ausencia me hacía arder incontrolablemente desde adentro.


No llores mi vida,

el futuro será incierto

pero siempre volveré

y te colmaré de mil besos.


Ni siquiera miró atrás pero podía escuchar su voz diciéndome que ya era muy tarde, que su mundo jamás correspondería con el mío. Su aura oscura se perdía en la distancia mientras mi luz incendiaria intentaba atraparla.


No llores mi vida,

que él puede oler tus lágrimas

amargas como el viento

se las lleva para fundirse

eternamente con el fuego.


Todo el mundo parecía resumirse en nuestro encuentro, ni siquiera te conocía y ya te estaba perdiendo. Me puse en pie y sentí sangre fluir de mi costado derecho, seguí gritando por tu compasión, porque te quedaras a mi lado pero hiciste caso omiso...hasta que por fin te detuviste y te vi limpiar en tus ropajes una daga ensangrentada.


Yo te encontraré,

eso te lo prometo y

no importará si es en otra vida,

ni en otro tiempo

nuestro amor no es frágil,

nuestro amor es eterno."


Te ocultaste de mi interrogadora figura y sentí que las llamas dentro de mí se extinguían siendo cada vez menos fuertes. Me desvanecí de repente, pero antes de caer por completo te vi volverte para alcanzar mi cabeza. Llorabas y yo no sabía el porqué. Quizá después de todo era porque sí me habías amado. En mis últimos alientos pusiste la daga aún manchada, con la punta mirando al vacío que hacía el rol de una especie de firmamento, sobre mis manos. Decías algo...no pude descifrar qué. Solo recuerdo una presión sobre mí y un grito desgarrador. Pasé a sentirte tendida a mi lado, tú junto a mí, con una puñalada directa en tu pecho. Di mi último suspiro y la escena se volvió a repetir en un bucle infinito.


Desperté.


Estaba en mi tiempo. No había un vacío ni un resplandor atosigante y a mi lado no estabas tú...quien quiera que fueras, estaba solo Ron tendido en la cama tal cual lo había dejado la noche anterior. Yo no sangraba, ni existía tal puñal y la vida se sentía tan propia que llegué a dudar de la inminencia de la muerte.


Aún así, nada de aquello se sentía correcto.


Nada de ello se equiparaba a ti.

16 de Febrero de 2021 a las 16:35 2 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo Enero 6, Luna en cuarto menguante

Comenta algo

Publica!
Angel Valbuena Angel Valbuena
Que buen inicio :o ♥
February 24, 2021, 17:46

  • Alba Ferreyc Alba Ferreyc
    ¡Gracias por leerme! Espero te guste también lo que se viene. ✨ February 24, 2021, 18:17
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión