1
378 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Vasito definitivo



No sé cuántas variedades de café estén disponibles en la máquina expendedora del Oxxo, pero todas ellas deberían representar una gran oportunidad para comenzar el día de hoy con muy buena actitud. Así que voy a fingir que no me he decidido ya por un americano del precio más económico que tengan.

Voy a fingir que no estoy perdido entre un vaso de café y el siguiente.

Buscando el vasito definitivo.


Limitado al posible desabastecimiento de su producto, de la marca propia Andatti. Haciendo fila en la única caja abierta. Atrapado momentáneamente en esta sucursal específica de una cadena mexicana de tiendas de conveniencia. Así que voy a fingir que no me he arrepentido de venir hasta aquí cuando pude tomar una taza del que tengo en mi departamento.

Voy a fingir que no estoy perdido entre una taza de café y la siguiente.

Buscando la definitiva, si es que tal cosa existe.


Cuestionando la posibilidad de que la cafeína cause adicción. Cansado del café instantáneo, del café de olla con canela, del café de grano molido para cafetera, del café encapsulado, de cualquier presentación por novedosa que sea y fastidiado desde antes si quiera de que salga a la venta. Aburrido de mi propia vida. Así que voy a fingir que no me he imaginado como empleado del mes.

Voy a fingir que no lo convertiría en un trabajo de mierda.

Imaginando que en esa vida al menos habría otra vida. Buscando la definitiva.


Cultivado en condiciones específicas de altitud, temperatura y humedad que dan al grano características únicas de cada región. Tostado cuidadosamente en lotes pequeños para garantizar su calidad y frescura hasta llegar al grado tipo francés en el cual se obtiene un café muy oscuro y brillante de aroma intenso. Molido diariamente en tienda para dar a los clientes frescura y sabor inigualable en cada vaso de café.

Voy a fingir que no estoy leyendo un texto publicitario y lo tomaré por ahora como esa verdad definitiva.


No sé cuántas veces de que ocurra lo mismo sean necesarias o suficientes para poder decir que algo es para siempre; pero ya me tomé el café, ya desperté a la vida con alegría. Así que voy a escribir con total libertad que me siento perdido para siempre.

9 de Febrero de 2021 a las 08:03 0 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo Terapéutica

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 9 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión