12thavenue Romina Marina

Después de corroerme, lo único que me quedó fueron las ganas de irme para siempre. Verfallen es una conversación grabada entre dos de los miembros del grupo de investigación en el que trabajaba Brenner Fritz. Se presume que alguien pudo haber dejado una grabadora en algún lugar de la oficina, donde posteriormente quedó grabada la conversación. Esta grabación menciona la existencia del "Tacto del diablo", un estado de agresividad que puede ser el causante de graves accidentes.


Cuento No para niños menores de 13.

#paranormal #terror #misterio #378
Cuento corto
2
397 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

En ruinas

—¿No escuchaste lo que pasó con Brenner?

—¿Nuestro Brenner? ¿Sabueso?

—Ese mismo. ¿No ves que andan diciendo que el carajo se volvió loco?

—¿Ah sí? ¿Qué habrá pasado?

—Mira no ves que el cabronazo ese perdió a un pobre hombre en el monte.

—¿Cómo así?

—Diay que no se sabe por qué el hombre este comenzó a perseguir al otro, y entre todo lo que corrieron y en lo asustado que estaba el muchachillo buscando como escaparse lo terminó perdiendo en los cafetales; el carajo no encontró como devolverse, y encontraron el cadáver hace días. Lo reconocieron por la ropa. Pero eso no es lo peor. ¿Es que no ves que dicen que Sabueso lo perdió a propósito? Lo correteo por horas hasta que lo metió en lo más profundo del cerro y lo dejó ahí.

—Hijueputa. ¿Quién era el carajo?

—Elías Nuero. Trabajaba en la imprenta de los Bech.

—En serio que está tocado de las tejas este hombre. Ahora sí me preocupó. ¿Tenía problemas con este tal Elías?

—No no, ni se conocían. El problema es que Brenner dice que no se acuerda de nada.

—Di, pero puede estar mintiendo, a como es él.

—Es que yo no creo eso. Los que encontraron el cuerpo de Elías fueron unos peones de la finca, haciendo ronda un día. Y Brenner dice que desde el momento en el que comenzó a perseguirlo, sólo o se acuerda cuando ya no lo vio más.

Esa noche después de que el mae se desapareció los perros aullaban por todo el barrio, aullaban fuertísimo y no había quién los callara. Usted escuchaba a esos condenados desde la Ermita de Trinidad, por el lago, hasta la iglesia de Santa Bárbara. Todo perro en toda casa aullando y llorando.

—¿Y eso qué tiene que ver con lo de Brenner?

—Bueno, los perros aúllan por muchas cosas, a veces aúllan para comunicarse entre ellos o advertirse cosas, yo creo que estaban aullando por miedo.

—No sé si será sólo intuición mía o qué, pero para mí que a Brenner ya lo tocó el diablo. Ya está corrompido.

—Mae que problema eso. Lo preocupante es que... ¿Quién lo ayuda a uno en esos casos? Si al mae se le mete el agua, ¿Quién va a írsele encima?

—Ni la menor idea, pero de alguna forma debe ser posible controlarlo. Además, usted sabe, que bueno, si fuera el caso, el Tacto del diablo no dura para siempre.

—No, obviamente no. El problema siempre va a ser quienes estén en medio cuando eso pase. A como puede durar horas, puede durar días, y de que ese tiempo es un lamento, lo es.

—¿Usted cree que alguien haya podido... Manipularlo?

—¿Para qué? ¿Qué iban a obtener con eso si Elías no le hacía daño a nadie?

—Hacer quedar mal a Brenner.

—¿Y cómo es que lo hacen o qué? Yo tenía entendido que ese estado era muy raro verlo, y que ocurría al azar.

—Sí, eso yo también lo sabía, pero algo me dice que alguien pudo haberlo inducido. El problema es que eso funciona como en los animales salvajes; es despertar un instinto, irracional e injustificado. Después de que eso pasa por primera vez, ya quedan locos por el resto de la vida.

—Y... ¿Será que Brenner sabe que eso fue un Tacto del diablo?

—Yo creo que sí. Me pareció escuchar a Rodhlann hablar con él.

—¿Les entendiste algo?

—Algo le mencionó Rodhlann a Brenner, de que, si tocaba fondo, ya no iba a poder salir de ahí.

—Me parece haber escuchado esa frase o una parecida en alguna parte, no sé si fue Brenner o...

—Buenos días, compañeros. ¿Cómo amanecen? —Exclama Brenner entrando por la puerta—

—Bien, ¿Y usted Sabueso?

—Entre lo que cabe, bien.


Nach der Korrosion bleibt nur noch der Zerfall

11 de Febrero de 2021 a las 01:00 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Romina Marina Entusiasta creadora de personajes y primeriza en escritura. Aficionada al dibujo y artes en general. Visita mi blog para que conozcas a mis otros personajes y links directos a mis obras y proyectos ( ̄▽ ̄)/♫•*¨*•.¸¸♪

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~
Proyecto Inside Trinity
Proyecto Inside Trinity

Santísima Trinidad es un distrito ficticio que lo único que tiene de santo es el nombre. Este proyecto explora las vivencias de un investigador paranormal y su hijo; quienes deben adentrarse a esta zona urbano marginal para desvelar varios secretos y comprender de una vez por todas que es lo que los hace sentirse tan familiarizados con el lugar. A través de su paso por Trinidad, el exorcista reprimido y el semi demonio encontraran distintos rivales, aliados, y recordaran uno que otro mal momento. Finalmente comprenderán que uno de los misterios más grandes en el distrito, los "Doppelgängers" no son sólo una invención de los espiritistas, si no una realidad latente. Leer más sobre Proyecto Inside Trinity.