rmbiased1907 I'm Kim

Yoongi es el bastardo más grande de todos, no tiene respeto por el amor y no le interesan los sentimientos de los otros, constantemente pasando por sobre los sueños y aspiraciones de otros gracias a su poder y posición social. De joven, una hermosa pelirroja le dijo que encontraría su destino en unos bonitos ojos hechiceros y que en ese momento se haría del tamaño del amor en su corazón. Yoongi no lo creyó, hasta que vió en su clase de piano los bonitos ojos de un pelirosado Jimin y en ese momento, se hizo pequeño... Literalmente.


Fanfiction Bandas/Cantantes No para niños menores de 13.

#drama #minyoongi # #Yoonmin, #bts, #Jimin, #yoongi, #Fluff, #, #Romance, #magia, #btsfanfic, #tierno, #parkjimin, #,comedia,
7
520 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los miércoles
tiempo de lectura
AA Compartir

1

—Tu ingratitud y tu soberbia son la causa de todos tus males. Tú, que no sabes apreciar el amor que tan preciadamente se te regala en cada sonrisa y en cada mirada-

—Si este drama es porque te follé y dejé, te lo puedes ahorrar... No me interesa en lo más mínimo. Tu culo no fue tan bueno, ahora piérdete.

El odio que ardía en los ojos de la pelirroja solo aumentaba la diversión de Yoongi, quien internamente se arrepentía de haber salido con una chica tan extraña.

Sí, Ahn ManYeo tenía el cuerpo de una diosa, una sonrisa matadora y los ojos verdes más preciosos que había visto... Pero Yoongi siendo el bastardo arrogante de siempre simplemente la vió como una más de las muchas y muchos que habían pasado por su cama.

—Te arrepentirás Yoongi. Llegará el día en que te encontrarás con unos ojos hechiceros de los cuales no podrás escapar y en ese momento te harás del tamaño del amor en tu corazón.

—Lo que digas loca... Ya lárgate a soltarte tu cháchara a otra persona que le interese.

ManYeo* sonrió con un encanto casi mágico y antes de marcharse, tocó el pecho del peli-negro dos veces, justo sobre su corazón.

—Recuerda mis palabras Min Yoongi.





Yoongi despertó con gotas de sudor recorriendo su frente y rostro hasta empapar su pecho desnudo parcialmente cubierto por las mantas de seda negra de su cama.


Cansado, Yoongi pasó una elegante mano por el oscuro cabello empapado de sudor, para después cubrir su rostro mientras un suspiro entre agotado e irritado escapaba de sus delgados labios rosados.


Nunca creyó esas palabras dichas años atrás cuando todavía era un estudiante universitario, pero ahora, extrañamente ese recuerdo había rondado sus sueños constantemente.


Yoongi no era el tipo de persona que creyese en las tonterías dichas por una golfa resentida. Pero aún ahora, años después había algo que no lo dejaba tranquilo. Algo lo inquietaba hasta el punto de soñar con ese momento de su vida, que lo desestabilizaba de una forma que nunca creyó posible.


¿La razón? Había encontrado esos ojos hechiceros de los cuales se le advirtió tanto tiempo atrás y que no creyó que encontraría nunca.
Los cuales eran un problema de proporciones astronómicas. Pero el problema real radicaba en el dueño de esos ojos.


El problema estaba en un pequeño pelirosa de mejillas gordetas y rosaditas como los mochis que tanto le gustaba comer. Labios gorditos y rojitos como las fresas y ojitos castaños que brillaban como la noche estrellada hasta que una sonrisa los convertía en las medias lunas más hermosas que había visto en toda su desvergonzada existencia.


Un chiquillo tan hermoso como inocente con la voz más angelical que había tenido el placer de escuchar. Una voz que le agitaba el corazón cada vez que le llamaba. Solo bastaba un dulce y tímido, "Buenos días profesor Min" para tener a Yoongi sonriendo el resto del día.


Ah... Sí. Ese chiquillo precioso era nada más y nada menos que su estudiante.


Park Jimin.


Sí, Min Yoongi estaba jodido de muchas forma diferentes. Y eso, solo era el inicio.







*ManYeo significa bruja en coreano.

20 de Enero de 2021 a las 06:15 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión