rosshaleck Ross Haleck

Soy Domenic, parte de una familia, para el cual el mundo no está preparada. Creada para tener el mundo a mis pies, doblegar a mis enemigos. Una misión fallida, nos cruza, él buscaba vengar la muerte de su prometida, yo salvarme. Alan, es parte de una organización que busca hacer justicia, pero no todos tiene el mismo objetivo. Todo cambia una noche, Su mirada tiene algo que me atrae, y eso no está en mis planes. --No puede ser, no las pruebas, todas las pruebas, me llevaron a ella, no a ti-- --Me das risa, tantos años estudiando, eres del cuerpo de inteligencia, y caíste en mi trampa, era lo que tenías que creer, nada es lo que parece-- "Solo somos, peones en una guerra, donde nadie está preparado para el final"


Romance Suspenso romántico Todo público.

#vampiro #dolor #secretos #muerte #mafia #drama #erotico #
0
504 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los sábados
tiempo de lectura
AA Compartir

Soy tú salvación


...No confies en unos ojos, que te quieren seducir...


Corinto, Grecia

--Dártes que tienes, estás muy lejos lo puedo sentir--Susurra Luisa acercándose a mí. Sin mirarla le contesto.


--Llego el día, que ese muchacho haga su acto heroico. Para entrar al clan, serán después de cinco años--Exclamo mirando a Luisa, a los ojos. Buscando señal de aquel amor que sentio por el enemigo que está a horas de ser parte de mi clan. Pero Luisa, sonríe acariciando mi rostro, me deja ver su amor, su mirada es transparente a pesar que dejó su aspecto normal, como diría mi pequeña.


--Dártes lo hemos preparado todo en estos años. Yo te amo, lo que siento por ti es real. Lo que pude llegar a sentir por él no era amor--Responde Luisa. Acercándose a mi rostro, nos besamos con deseo, nuestra necesidad del uno por el otro, desde aquel día sigue aumentando.


Dubai
Un año pasó tan rápido, y llegó el día al fin nos veremos. Se dice a si misma Domenic, retocando su maquillaje.

Nada podía salir mal, está es mi oportunidad. La voz de Lander desvía mi mirada a través del espejo hacia él.


--Se aparagaran las luces, cuando suene la sinfonía de Beethoven. Me imagino que el infiltrado te sacara del lugar. Cuando entregues, presiona esto, para ubicarte. Domenic cuídate--Exclama Lander entregandome la pulcera y dándome un beso en la frente.


--Lo haré, te quiero--Respondo.

--Σ 'αγαπώ κορίτσι (te quiero niña)--Exclama Lander. Y me deja sola, de ese momento estaba sola. No podia tener nadie a mi alrededor, o sospecharían.


Alan
--Lo último que supimos de Henrique,es que la princesa está viva, no estamos 100% seguros pero el documento dice que es Becca. Alan ella es tú objetivo. No sabemos quién viene a la fiesta de los Kepler, son un misterio, hasta hoy Dártes Kepler parece más un mito, que una persona-- Exclama Harold.


--Estoy listo para vengar la muerte de Rebecca, vamos a encontrar a la princesa-- Responde Alan serio.

Harold sonríe satisfecho. Sabe que Alan es un hombre íntegro, y lograra el objetivo que tiene el CEDFBI


--Eres idiota-- Contesto histérica.


--Tranquila belleza, el chico de gorro azul-- Responde y el cuelga.

Suspiro tranquila. Me miró al espejo sonriendo para mi, suena algo egocéntrico pero no hay nadie más en la habitación.

Estoy lista falta, un cuarto de hora para las 21:00hs, doy un último vistazo a la habitación y abro la puerta, saliendo de la habitación.

El pasillo está silencioso, todos están en la disco del hotel. La fiesta será única, la jet sed del mundo se reúne. Cada año en Dubái para celebrar su éxito anual.

Para el resto del mundo es una simple fiesta, pero no es así, la fiesta anual de la organización aparte de celebrar, se permite que ciertos hijos de gente miserable entre formando parte de algún clan.


La voz de la azafata, me trae a la realidad.

--Nombre señorita-- Exclama esta, finge prestarme atención, cuando en verdad está mirando al idiota de Bastian, es hijo de un amigo de padre. Yo sonrió.


--Beth Petrosky-- Respondo. En este tipo de fiestas nadie da su nombre real es una regla del mundo que no existe.


--Adelante-- Responde al cruzar la banda. Bastian se acerca a mi, me da un pico.


--Eres idiota, cariño-- Respondo Alejándome de él.


--Beth, también te extrañe--Responde Bastian. Genial había problemas.


--Yo también, dime--Exclamo rodeando su cuello y el rodea mi cintura.


--A las 4, polis, a las 30 camello. Te quiero de cuatro--Dice y yo trata de no rei por sus gestos.


--Mi amor, juguemos un rato y me tendrás de cuatro, saboreando de tus 2 metros, en la oscuridad, viendo juegos rojos--Exclamo y lo beso.

Él como siempre aprovecha, invade mi boca con su lengua, quizás en otro momento, sintiera algo pero ahora solo es pantalla. Rompo el beso.


--Vamos, cariño--Digo mientras me coloco el antifaz. Bastian sonríe.

Ingresamos al salón. Doy una vista discreta al lugar, esta aquí. Mi objetivo, como también él.
Bastian me susurra cosas al oído, cualquiera diría que me está diciendo cosas sucias, pero no.


--Será un caos tienes 10 minutos, Do. No más--Dice y se aleja de mi.

Necesito la visual del lugar, así que voy al centro están unos pubertos de unos 16 años. Nenes de papi, que están en su iniciación en la cumbre.

Paso por lado de ellos, les sonrio y ellos babean. Típico sus hormonas están a mil. Llego a la barra, espero que se acerca uno de los barman. Miro fingiendo disfrutar de la música. Y distingo alguien mirando fijamente. Por unos segundos nuestras miradas se detienen. Es guapo, pero serio. La voz del chico de la barra haca que deje de verlo.


--¿Qué te sirvo preciosa?--Pregunta. Su voz me es conocida, lo miro y no podia ser verdad, que mala jugada era esta. Me quedo en shock. En eso se escucha una explosión en alguna parte del hotel, la gente grita y empiezan a correr. Siento que alguien me toma de la cintura y me pone la mano en la boca.


--Ven conmigo, aquí no habrá cambio-- Dice el hombre. Yo solo asiento. El me mira desde la barra, no se mueve en segundos, revivo ese maldito momento cuando crei que había muerto y hoy esta frente a mi.

Recobro la cordura y salgo como puedo del lugar, el hombre me sujeta del brazo y vamos hacia los baños, entramos al de damas.


--¿Dónde?-- Pregunto. El hombre no habla, pasamos a través de un pasadizo. Caminamos como 10 minutos andando, y salimos en una zona descampado, se oyen sirenas.


--Dominec Kepler, las fotografías no hacen justicia contigo. Eres más hermosa de lo que me han dicho-- Exclama el viejo Cameron, acercándose a mí. Indicando que el hombre que me trajo desaparezca.


--Este no fue el trato, que mierda pasó-- Digo irritada. Viendo como se acerca a mi, sin duda me desnuda con su mirada, viejo asqueroso.


--No podía exponerme y ni exponer mis interés bellísima. El caramelo-- Pide. Era inteligente,ahora como mierda volvería hasta donde me esperaba Lander, pienso mientra le entrego, su pedido.

Lo toma, sonriendo. Mirándola fijamente. Me pongo en alerta.


--Pago hecho, Domenic. Hasta pronto-- Dice alejándose con sus hombres, suben a su camioneta y se van.

Genial, debo llegar al otro lado nuevamente, pero no puedo volver por donde salí. Camino rodeando el lugar. Se escucha sirenas.

Maldita sea, no tengo documentación, todo es falso. Si me llegan a detener, me veo detrás de las rejas un tiempo. Unos brazos me toman y me meten en un callejón. Se escuchan pasos y voces cerca.


--No grites, soy tú salvación--Exclama basándome.

Por un momento me quedo tiesa. Que rayos. Pero me aprieta más a él, y respondo a su beso, baja su manos por mi espalda desnuda. Rodeo su cuello con mis brazos. Luego vuelve la cordura en mi y lo empujó. No se cuanto tiempo nos besamos. Analizo y no se oye nada. Así que lo dejo ahí y salgo de ese callejon. Su voz hace que me gire.


--Un gracias, no está mal--Dice sonriéndo.

--Gracias, por el peor beso de mi vida-- Respondo y sigo caminando riendo, pero me toma de la mano y me voltea.


--Si fue tú peor beso, porque-- Pero se queda callado. Cuando un automóvil se estaciona frente a nosotros.


--Beth estas bien-- Exclama Yajih. Mirándome y luego mirando al idiota del callejón, tengo que reconocer que es guapo.


--Si--Respondo.


--Vamos, te llevo. La zona está vigilada--Dice.

Me giro a mirar al idiota, me sonríe.


--Alan-- Dice. Lo miro, que empiece el juego.


--El viene conmigo-- Respondo mientras avanzamos hasta la camioneta.

El trayecto es silencio, Alan me mira de reojo. Yo finjo dormir. Se que Yajih necesita algo, no es casualidad que haya aparecido esta noche. Pero no puedo sacar de mi mente, Irek esta vivo, cinco puntos años llorando por él y estaba vivo, mi padre me debe una explicación. La voz de Yajih. Hace que abra los ojos.


--¿Tu eres el nuevo, Alan Smith no es asi? --Pregunta Yajih.


--Si, se suponía tendría mi iniciación pero-- Le interrumpo.


--¿Qué, tendré que lidiar con él? --Pregunto furiosa.


--Lo siento cariño, ordenes de tu padre. Ya se conocen. El vuelo sale a las 08:00 a.m-- Responde Yajih. El idiota sonríe, yo solo lo quiero golpear.

Bajo de la camioneta. Furiosa. Ese no era el plan. No así. Odiaba cuando Dártes cambiaba todo a última hora.


--¿Dónde estamos?-- Pregunta el idiota. Mientras pongo el código para entrar.


--Donde no te van a matar-- Respondo y entramos.


--Estas molesta porque, te di en tu orgullo, a puesto que nadie te ha dicho que besas-- Pero se queda callado cuando lo acorraló por la pared. Me mira expectante, sonrio seductoramente, y ataco sus labios, mordiendo su labio inferior. Me toma de la cintura, y profundiza el beso, nuestras lenguas se entrelazan. Que mierda, el beso sube de intensidad. Pero se que es peligroso, rompo el beso. Puedo ver fuego en sus ojos, girandome, y antes de entrar a la que será mi habitación, le vuelvo a hablar sin mirarlo.


--Soy tú salvación, no hagas estupideces-- Exclamo y lo dejo parado en medio del pasillo.

Que mierda se cree, aún tengo rabia, el plan no salió como quería, maldita sea. Bastian, me va a oír. Al entrar a la habitación. Siento que alguien me tapa la boca. Trato de pelear,pero su voz hace que baja la guardia.


--Domenic. Soy yo necesitamos hablar--


--Mierda, qué haces aquí. ¿Cómo es que estas vivo? -- Lo miro pareciera que el tiempo no pasó, pero han sido cinco años, desde que lo vi caer en una entrega que se cobró varios muertos.


--Es largo de explicar, pero así debía pasar. Domenic-- Dice mirándome, como lo solía hacer.


--Asi debía pasar, en serio. Te lloré Irek, no te importo-- Grito histérica solo de recordar, cada noche que me sentía culpable.


--Querias, algo. Aquí lo tienes-- Dice ignorando lo que le acabo de decir. Tomo el sobre que tien en sus manos. Lo abro, era lo que el contacto debía darme. Lo miro, preguntándome cómo es que el.


--El chico está muerto. Era una trampa. El FBI te querían Domenic, ahora están perdidos-- Exclama y sale de la habitación dejándome sin saber que decirle.

Me doy una ducha, liada con el albornoz, me dejo caer en la cama. Estaba sorprendida por lo que Irek, me ha dicho. Poco a poco el sueño me vence.


--No, Dártes jurame si pasa algo jamás, permitirás que la encuentran, la matarán-- llora Dania,

--Te lo juro amor, pero algún día querrán saber su pasado, no podemos ocultarles-- pero ella le interrumpe.

--Si lo haremos, Dártes. Jurame que nunca sabrán quiénes son en realidad. Pase lo que pase, promete que huirás con ellas-- pide Dania.

Me despierto, sobre salteada, ese maldito sueño una y otra vez. Respiro agitada, mi padre nunca quiso hablar de su muerte. Miro la hora son las 6 y 30 de la mañana, decido levantarme el vuelo sale a las 8.


Corinto, Grecia.

--¿Qué mierda, Lander. Dime que está bien? --Grita Dártes, al saber que las cosas no salieron, bien, aunque Yahij esta con ella y el hombre ese.


--Padre. Esta bien, no te preocupes. Cameron ya pagó. La ficha, resulto ser muy eficiente. Como lo querías Yahij fue junto a ella.-- Exclama Lander.


--Bien, ya hablaremos-- Dice Dártes cortando la llamada. Intuía que Domenic, había hecho algo.


--¿Qué paso, por eso los gritos de mi padre-- Pregunta Becca, llegando junto a Luisa.


--Algo paso, pero sabes cómo es tú padre cuando está así Becca-- Responde Luisa, preguntándose internamente, como será la convivencia ahora que el llega a la villa.


--No fue tan mal, o ya estaría esto como una feria, con la diferencia que sería de guerra-- Dice Becca, alejándose de Luisa, camino hacia la cocina.


Luisa solo sonríe. Hace cinco años, su vida cambió. La quisieron matar. Pero Lander le salvó la vida, pudo saber la verdad de la muerte de sus padres, y saber quién era en realidad el hombre a quien más cofianza le tenía.


--Bienvenida, señorita Beth-- Saluda uno de los guardaespaldas abriendo la puerta del todo terreno, que aguardaba a Domenic y Alan a su llegada a Grecia.


--Gracias-- Responde Domenic sonriendo y sube de lado del copiloto, desobedeciendo las ordenes de su padre que ella debía ir detrás.

Alan saluda, a lo demás guardaespaldas y sube en la parte trasera con uno de ellos. Quien habla con Domenic.


--Esa cara, Niña-- Exclama Dante mirándola por el retrovisor, por un momento Domenic cruza mirada con Alan.


--Te parece poco, que me impongan niñero-- Responde Domenic mirando por la ventana. Dante sonríe. Alan solo suspira.


Alan
Vaya mierda tener que aguantar, a esta niña. Cabeza fría Alan, vienes a destruir el clan Kepler y dar con la princesa. Se repite mentalmente Alan, cuando el todo terreno, cruza una verja dejando a atrás la civilización. Puede ver pequeñas casas, y plantaciones, van como diez minutos, y se ve una gran mansión como un castillo dentro de una fortaleza dentro del bosque.

La camioneta para. Domenic no espera y baja, subiendo los diez escalones como no existieran. Dante baja y así también los demás.


--Magna, muestrale a Smith cual será su habitación, iré detrás de esa fiera-- Dice Dante.


--Bien, mi niña está que le lleva el diablo, ¿paso algo? --Exclama Magna.


--No lo sé, eso lo averiguaré ahora-- Responde Dante subiendo las escaleras.

Alan mira su alrededor sin duda la masion y los terrenos no aparecen como tal en el satélite que estudio de lo que podría ser la casa de los Kepler, la voz de Magna lo trae ala realidad.


--Sigame, le indicaré su habitación-- Dice ella subiendo las escaleras, Alan le sigue.


--Papá, que mierda pasó hace cinco años, en esa redada? --Grita Domenic entrando al despacho de su padre. Dártes estaba hablando por teléfono, al verla entrar corta la llamada.


--¿Dónde están tus modales Domenic? --Exclama mirándola fijamente.


--Donde el sol no le dan. Sabes quien apareció en Dubai, Irek. Irek papá. ¿Tú sabias que estaba vivo? --Pregunta Domenic mirando intensamente a Dártes. Que suspira era cuestión de tiempo que ella lo supiera piensa él.


--Lo amenazaron de muerte, días antes de esa redada. Su padre octo por sacarlo de la jugada, hasta que Diosnel muriera. Sabes que los pactos de ley no se quebrantan ni por la familia Domenic-- Responde Dártes.


--Llore cinco puntos años por él, papá-- Dice ella mirando por el ventanal que da al lago.


Dártes se acerca a ella.
--Esos cinco años, te sirvieron para ser fuerte, para saber quién eres hija. Se más que nadie ese dolor que pasaste. Pero así debió pasar. ¿Porqué te busco Irek? --Exclama Dártes.


--Flavio y yo queríamos información de Austria. Tenia un contacto, que al parecer nos iba a traicionar. Irek sabia de esa información. ¿Quién más sabía que iba a esa fiesta? --Responde Domenic mirando a su padre, que la estudia, oyendo con atención lo que ella le acaba de decir.


--Domenic, cuantas veces te dicho que dejes el pasado, atrás tú madre-- Pero ella le interrumpe.


--Mi madre, es un fantasma ni siquiera quieres hablar de ella papá. En la casa no hay fotografías suyas. Ya no soy una niña-- Exclama Domenic.


--Te comportas como tal Domenic, deja de exponerte. Ahora te quiero lista para una misión en un mes con Alan, quien será tu pareja de viaje a Dinamarca, vete a descansar-- Responde Dártes dado por terminado la conversación.

Domenic sabe que era inútil, protestar. Cuando tocaba el tema de su madre. Dártes se volvía un bloque de hielo. Sale del despacho camino a su habitación.


Alan
--Te mantendré informado--Exclama Alan, y escucha un ruido en la puerta.

Sale a mirar y del pasillo esta desolado, dice para si que esta loco, la falta de sueño le hace alucinar.


--Bien hijo, cuidate-- Exclama Harol cortando la llamada.


--Dile al conde, que nuestro conejo está dentro-- Exclama Harol.


--Si señor-- Conesteta uno de los novatos que empezó a trabajar en el cuerpo recientemente.


--Asi que llegaste con niñero-- Rie Thalia entrando al cuarto de baño.


--Chistosa, algo así. ¿Cómo estás? --Pregunta Domenic pozandon su mano sobre el abultado vientre de su hermana.


--Estamos bien cariño. Y dime es guapo-- Exclama Thalia levantando las cejas.


--No está mal --Responde Demonic, recordando el último beso. La voz se su hermana le saca de ese recuerdo.


--Deja de pensar y apresúrate, hay cena familiar-- Dice Thalia y sale del cuarto de baño.


--Bienvenido Alan Smith-- Exclama Dártes bajando las escaleras, mirando a Alan.


--Muchas Gracias-- Dice Alan, preguntándose quién era.


--Para muchos soy un mito, pero soy de carne y hueso. Soy Dártes Kepler-- Dice sonriendo Dártes, viendo el rostro de sorpresa de Alan.

Alan recobra la compostura y le extiende la mano.


--La verdad que si, para muchos es usted un mito señor no me lo tome a mal-- Responde Alan. Lo mira estudiandole. De piel pálida, tendría unos 50 quizás o 60 años, pero tiene el aspecto de un 30, piensa para si Alan.


--Lo sé muchacho, no te preocupes-- Dice Dártes. En eso se oyen voces que se acercan.


--Buenas noches-- Saluda Becca, Domenic no dije nada.


--Te presento a Becca, otra de mis hijas, ahí vienen Thalia que es otra de mis hijas y Dante su marido que es como un hijo más. A Domenic ya la conoces-- Exclama Dártes. Alan sonrie, pensando que no sabían que Dártes tenia varios hijos eso complicaba algo, porque no solo podía ser Becca, la princesa o si.


--Mucho gusto, un placer-- Dice Alan amablemente.


En eso entra Bastian.
--Buenas noches familia-- exclama sonriendo. Domenic ríe.


--No sabía que venías Bastian-- Dice Thalia quien, no lo soporta. No le gusta su amistad o lo que tenga Domenic con él.


--Do me invito-- Dice Bastian acercándose a Domenic, dándole un beso en la mejilla. La voz de Luisa, los interrumpe.


--Pueden pasar al comedor-- Exclama Luisa. Alan se gira y la mira. No puede creer, es ella, es Rebeca y esta viva.

16 de Enero de 2021 a las 23:31 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Beatriz

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión