b
blanco blanco


Quien diría que hasta la persona que no tiene sentimientos, podría romperse, quien diría que hasta la mujer más fría podía derretirse, quien penaba que ella acabaría enamorándose y quien pensaba que el olvidaría el pasado de ella, quien diablos creería que un ángel( Fbi) se enamorará de el diablo.


Ficción adolescente Todo público.

#drogas #baile #motos #coches #armas #mafia
2
524 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Los convenceremos?

-Mátalo- dijo ella

- No puedo jefa-, ella asintió y disparo y ahí acabo el vídeo, y mi cuadrilla seguíamos sin saber quien era la enmascarada

- Dios mio, esa frialdad no la había visto jamás, en qué momento decidí que capturarla seria trabajo fácil- dijo mi jefe- pero tengo una noticia, nos hemos enterado de que su mafia busca más socios, así que fingiremos ser una mafia y llegaremos hasta el final, hasta que descubras que somos agentes especiales, y para es te necesitamos a ti Thomas, tendrás que enamorarla y destrozarla para que sea más fácil capturarla- dijo con una sonrisa de oreja a oreja. Yo no soy muy fan de enamorar a otras personas la verdad, simplemente me gusta partiles el corazón, nunca qué he enamorado y tampoco tengo intención de hacerlo, el amor es solo un juego de niños.

-Acepto- dije sonriendo maliciosamente, mi jefe gritó genial a modo de alegría y empezó a explicarnos el plan

- Como sabía que ibas a aceptar, hemos convencido a alguien para que nos lleven con ella,pero tiene normas: se va de negro, y solamente negro, aunque para cosas importantes el vestuario cambia. Nadie conoce su nombre, la llaman la Diabla y se ganó su nombre no gracias a tener miedo a la sangre, a su compañero lo llaman el diablo, gano su nombre gracias a que es uno de los mejores francotiradores de la historia de la mafia, así que hay que tener cuidado porque eles muy bueno, otras cosas es que los dos van con una mascarilla, pero él también lleva unas gafas de sol, así que quiero que descubran su punto débil, ya que no hay ninguna mujer en nuestro grupo y no le podremos romper el corazón, en el vestuario os he dejado la ropa que usareis durante la misión, por cierto daros prisa, hemos quedado en 2 horas con ellos- dijo con la mirada perdido en el vídeo que había puesto. Todos nos fuimos a cambiar y la ropa no era fea del todo

- Thomas- dijo Cameron mi mejor amigo- porque crees que esos chicos entraron a la mafia tan jóvenes, llevamos 2 años vigilan dolos y en dos años no se gana este respeto, ellos solo tiene 19 años, mínimo tiene que llevar 4 años o mas para ganarse el respeto y la fama que tienen- dijo poniéndose los zapatos

- No se que decirte, quizá tenían familiares ya dentro de la mafia y ellos solo están siguiendo su legado, o quizá simplemente son tan buenos y por eso en este tiempo se han ganado el respeto, a mi lo que me preocupa es la edad de los nuevos que vayan, ello tenían 17 cuando aceptamos ocuparnos de ellos, eso me preocupa- dije cerrando mi taquilla. La verdad es que Cameron es un buen chico, pero creo que es demasiado débil cuando se trata de amor, en cambio yo soy completamente diferente.

Mientra tanto en la otra punta de la ciudad

Quitarme toda la sangre fue fácil lo difícil fue limpiar la bodega, me cambie y me prepare para la reunión, la verdad es que jamás había oído hablar de ellos, pero los puedo utilizar y luego deshacerme de ellos ganado beneficios.

-Hey- dijo Luke( Diablo)- quieres que te acompañe a la reunión- pregunto, a lo que yo conteste- Claro, no me fió de que quieran quitarme la mascarilla y ver mi rostro, aparte me han comentado que el FBI tiene un vídeo nuestro matando, así que no me quiero fiar, el asintió y se fue a cambiar.

Llego la hora de irnos y nos subimos mi coche, para cuando llegamos ellos ya estaban ahí.

17 de Enero de 2021 a las 10:32 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Que empiece el plan

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión