marymarcegalindo Marymarce Galindo

Horus, príncipe del imperio de Maabarath, se presenta en los cuarteles del dios Seth pidiendo ser admitido como infante de su ejército; pero el joven dios oculta su verdadero propósito: llevar ante los tribunales celestiales de Atum al tirano que gobierna el reino de Mashrek. Y mientras intenta ejecutar su plan, Horus comienza a conocer la personalidad oculta del temible dios de la guerra y la verdadera historia que existe detrás de él.


Fanfiction Anime/Manga Sólo para mayores de 21 (adultos).

#ennead-horus-x-seth #horus-x-seth-amor-odio #horus-x-seth-boylove #horus-x-seth-enfrentemientos #horus-x-seth-versátiles #ennead-universo-alterno #horusxseth
7
1.8mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

Un nuevo inicio

En el principio reinaba la nada y la oscuridad.

El sonido no existía porque no había sido creado.

Los colores no existían porque la luz permanecía oculta.

Los astros no existían porque aún el verbo no los había nombrado.

La vegetación y los animales no existían porque la vida aún no se había formado.

Los dioses y los hombres no existían porque sus espíritus todavía no fueron concebidos.

La nada esperaba la presencia del Todo.

Muda y sin forma retozaba sin tiempo.

Entonces el gran señor Atum despertó de su largo sueño.

Había soñado con nuevas galaxias y estrellas, había ideado nuevos mundos y cometas. Recordaba cada detalle sobre las nuevas formas de vida y las nuevas leyes que los regirían.

El dios de dioses esperó durante dos tiempos y otro tiempo más, para comenzar su obra.

Cuando el tiempo venció, el señor Atum miró a través de un pequeño vórtice que conectaba su dimensión inmaterial con ese espacio denso y oscuro.

Lo miró durante muchos días divinos que en tiempo humano serían billones de años. Lo analizó, habló con él y finalmente derramó su semen que sería el germen de la creación.

La semilla del señor Atum se condensó en un pequeño punto brillante que flotaba en la nada, poseedor de todos los colores y de todas las formas.

Un día en que el señor Atum sintió que su voluntad se movía a través del amor, impulsó con un latido de su corazón a su simiente que esperaba solitaria en la nada y en una suave explosión de luces y colores el Todo comenzó a formar su obra.

Al ver el mar caótico en el que se movían los elementos de su creación, el señor Atum dictó las leyes que regirían ese universo para que todo se desarrollara en armonía. Leyes para la creación de estrellas, leyes para la formación de planetas, leyes para atracción de los astros, leyes para la expansión de las galaxias, leyes para la generación de masa en los elementos, leyes para la creación de formas, leyes para su correlación, leyes para establecer las dimensiones que poseía su creación y leyes para crear la vida.

Se sintió feliz al escuchar las primeras notas del himno eterno con el que ese nuevo universo se desarrollaría y cuando vio que las leyes funcionaban comenzó a nombrar a sus creaciones.

A cada una dio un nombre y también una personalidad. Galaxias que se movían en espiral, galaxias que extendían sus brazos, galaxias que brillaban con gran luminosidad, galaxias tímidas que se negaban a crecer, galaxias que se alejaban porque tenían deseos de explorar los límites de la nada y galaxias que felices se quedaron en actitud contemplativa muy cerca del centro del universo, allí donde el señor Atum observaba todo el universo con su único ojo.

Dio nombre a cada estrella y las contempló con especial felicidad porque cada una representaba un pequeño latido del universo de vibrante luz y calor. Unas más cálidas que otras, unas pequeñas y otras enormes, unas azules y otras rojas, unas centellantes y otras pálidas. Cada una tenía un lugar y un nombre en su mente.

Vio cómo sus estrellas fueron convocando en torno a ellas los elementos ígneos que flotaban en la nada para formar sus propios sistemas y como fueron hermanándose en constelaciones, como si fueran neuronas dentro de la cabeza de un gigantesco ser y sus rayos de luz las sinapsis que se tocaban para establecer la más maravillosa melodía con la que se comunicaban los brillantes astros.

Cuando las galaxias, las estrellas y los planetas comenzaron a danzar en armonía, el señor Atum comprendió que era tiempo de insuflar la energía más importante que les permitiera crecer y desarrollarse.

Creó el principio de la divinidad.

En su largo sueño el señor del universo había visto la personalidad de cada uno de sus hijos divinos. Desde los mayores que regirían las dimensiones más sutiles de ese universo, hasta los minúsculos demiurgos que gobernarían sobre las almas primarias de los mundos más densos.

Antes de darles forma y enviarlos a gobernar cada mundo, Atum dicto una de las leyes más importantes que regirían a los habitantes inmortales y mortales del nuevo universo.

Atum dijo:

“Los hechos del pasado nunca más serán recordados por mis creaturas “

Y su verbo se hizo ley.

Atum heredó su capacidad creadora a los primeros dioses que habitaron sus mundos más elevados y cuando vio que todo su plan estaba hecho se retiró a su morada habitada solo por espíritus puros.

Desde su trono contempló su creación y la bendijo porque vio que era buena.


Dedicatoria:

Para ti Shary, la artista que me introdujo en la historia del manhwa Ennead es que dedico la primera parte de este fic.



Motivación.

Vivimos en un eterno bucle de nacimientos y muertes en el que los acontecimientos de la una sola vida se repiten sin cesar hasta que corregimos algún pensamiento, sentimiento o actitud y con ello cambiamos el destino que nos tiene atados a la eterna rueda de reencarnaciones.

Cuando esto sucede sentimos haber vivido ya una experiencia que en verdad es completamente nueva para nosotros y a esta extraña sensación de familiaridad que se produce en nuestro interior los místicos la llaman Deja Vu.

Inspirada en los personajes del manhwa coreano Ennead de la artista dibujante Mojito y en los datos que historiadores y estudiosos hicieron de los míticos dioses de Egipto, presento Deja Vu. Una historia ambientada en un universo alterno, en un tiempo distinto y con circunstancias diferentes a las creadas por la autora Mojito.

Esta obra recrea parte del mito, parte de la historia y parte de la interpretación de la autora de Ennead con el único propósito de entretener a las fans de este espectacular mahwa y a los curiosos que la lean.

Advertencias:

Los personajes pertenecen a la artista dibujante Mojito autora del manhwa coreano Ennead.

Pareja principal: dios Horus x dios Seth.

Universo del fic: Universo Alterno

Lenguaje vulgar, violencia, escenas de sexo explícitas, versatilidad de los protagonistas, muerte de personajes y presentación de personajes originales.

10 de Enero de 2021 a las 23:20 1 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo El aspirante

Comenta algo

Publica!
Sharay J-C Sharay J-C
Ahhhhhhhh Amoooo todoooooo Me voy a leeer la primera parte Yiiiiiaaaaaaaaaa😍😍😍😍😍😍😍
January 11, 2021, 00:48
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 29 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión