¡Nueva app: Inkspired Writer! ¡Escribe, publica y gestiona tus historias en tu móvil!. Leer más.
moon_sad »Cherrybubble°«

Donde Jungkook es un omega precioso que llama mucho la atención de los alfas y sus pequeños cachorros los ahuyentan. › Omegaverse › Taehyung. Alfa! › Jungkook. Omega! › M-preg. › Smutt.


Fanfiction Celebridades Sólo para mayores de 18. © Todos los derechos reservados

#m-preg #bts #bangtansonyeondan #taehyung #jungkook #vkook #omegaverse
Cuento corto
5
821 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Único.

Kim Jungkook es un omega que como cada semana va hacer sus compras al supermercado, con tranquilidad se pasea entre los pasillos y toma lo que necesitará pero un pequeño problema se presenta, esa caja de pañales esta muy alta y sus cortos brazos no logran alcanzarla con sus brazos estirados y de puntitas esta pronto a alcanzarlo pero una grande mano lo toma antes que él.


Voltea para ver quien fue el que frustró su objetivo y un alto pelinegro con un traje formal lo mira con una sonrisa. -Perdón, solo quise ayudarte. - le extiende el paquete que no le puso atención de que era solo quería hablar con ese precioso omega-.


Recibiendo el paquete Jungkook le agradecio. -Gracias.....- El alfa rápidamente dijo su nombre-.


-Kim Seokjin, me llamó Kim Seokjin.


-Bueno entonces muchas gracias Seokjin. - dijo sonriendo y dejando ver sus bonitos dientes-.


Antes de que el alfa pudiera preguntarle su nombre, dos alfas cachorros corrían velozmente hacia el delgado omega.


—Papii!!. - Al parecer no son dos cachorros sino tres ahora entendía porque los pañales-.


—Kyo, no grites. - El bonito omega tomó al pequeño cachorro que era cargado por el cachorro mayor-.


Los dos pequeños alfas observaron al desconocido que veía a su mami con ojos coquetos, así que con cuidado se acercaron a su mamá y rodearon su cintura con sus brazos mientras miraban fijamente al alfa de traje grisáceo.


—Mamá, ya quiero irme. - Jun con una mirada cansada veía a su mamá. —Jun, aún no terminamos las compras así que espera un poco más.-Jungkook le hablaba dulcemente a su hijo, acomodando al pequeño bebé de tres años recargandolo en su cadera se giro a ver al alfa que lo ayudó.


—Muchas gracias Seokjin por ayudarme, pero ya debo irme tal ves nos veamos pronto por aquí, adiós. - El omega se iba a mover pero sus hijos apretaron sus brazos en su cintura, con un carraspeo llamó su atención haciendo que lo soltaran, Kyo al ver a su mamá acomodar a su hermanito en el carrito con una sonrisa burlona miraba al alfa que parecía tener un debate mental.


—Mami extraño a Appa!. - Y con una sonrisa de orgullo veía como cualquier ilusión que se hizo ese tonto alfa se desvanecía mientras caminaba detrás de su papi y se alejaban por fin de ahí.


—Kyo, no tienes por qué gritar, te escucho perfectamente y tu papá llegara en la noche así que espera solo un poco más. - Jungkook hablaba mientras buscaba los ingredientes para preparar un postre, mientras el regordete cachorro veía fijamente a su mami.


Cuando por fin vio la entrada de su casa, Jun sabía que podría estar tranquilo sin escuchar el escándalo de su hermano mayor, tomó unas bolsas de la camioneta ayudando al señor Oha llevarlas a la cocina.


Mientras tanto Kyo ayudaba a Jungkook a acomodar lo que trajeron del supermercado en los estantes él podía ser muy odioso con personas ajenas (sobre todo con alfas) pero le gustaba ayudar aunque tuvieran quien lo hiciera por ellos, su mamá lo educó de esa manera y le gustaba que su papá lo viera orgulloso. Con esa tranquilidad comenzaba a esconderse el sol y el cielo se pintaba de colores anaranjados.


Seokjin sentado en la oficina del comandante veía como este con una actitud extraña acomodaba el asiento de donde lo hizo recorrerse y veía hacia la puerta cada dos segundos, incluso los demás que estaban sentados a lado de él se veían nerviosos, él ruido de la puerta avisando que alguien entraba lo hizo sentarse derecho, con curiosidad veía al alto alfa que con expresión seria tomó asiento al lado del comandante y por un momento hizo contacto visual con el pelinegro apartó al mirada sintiendose intimidado.


—Taehyung gracias por asistir a esta reunión, lamento retrasar tu salida. - El alfa de entrados años le hablaba con voz emocionada al pelinegro que sólo asintió. —Bien los cite aquí porque está cede reclutaraa nuevos soldados y dejaré que Taehyung los entrene junto con Hoseok, pensaba dejar a Jae-in pero tú... ¿Me crees estúpido?. - El alfa veía con mirada sería al mencionado que tenía una expresión indignada en su rostro-.


—Señor si me permite, nose que me quiere decir y además porque Taehyung ocupará mi lugar si yo soy mejor que el capacitando.


La risa burlona del alfa pelinegro, hizo apretar sus manos que estaban debajo de la mesa.


—Porque yo, no me follo a las secretarías en los baños cuando se supone que tengo que estar vigilando a los nuevos. - Taehyung terminó de decirle con una sonrisa en la boca.


—Quería que todos estuvieran aquí para que estén conscientes de los cambios, Seokjin necesito que redactes el cambio de Choi Jae-in los motivos y la sanción que recibirá.


Sin dejar replicar al alfa que enojado veía a Taehyung, se despidió de todos y palmeando la espalda del pelinegro dejó que todos salieran de su oficina.


—Que hijo de puta eres Taehyung, no te costaba nada olvidar que me viste o es que tú ¿querías cojerte a esa omega?. - El alfa castaño quería provocar al pelinegro-.


—Yo no tengo porque cogerme a cualquier omega que sube su falda cada vez que paso cerca de ellas, escucha Jae-in si quería podía no decirle nada al comandante pero recuerdo perfectamente que mientras estabas con esa omega tu gemias otro nombre. - El alfa se acercaba cada vez más al otro y su voz se escuchaba baja pero muy enojada-.


—Así que escuchame bien, cada vez que Jungkook venga no te quiero cerca de él porque al parecer no puedes entender que es Mi omega y que yo soy Su alfa.


Sin dejarlo responder se dio la vuelta dejando a un alfa enojado que se sintió intimado por la voz del pelinegro.


—Ah, Taehyung algún día harás que se orine en sus pantalones y nose si será de miedo o enojo. - El alfa de sonrisa en forma de corazón le decía mientras caminaba a su lado.


—No me interesa pero espero que así deje de acercarse a Jungkook. - El pelinegro caminaba con mirada indiferente.


Caminaron uno a lado del otro hasta salir de las instalaciones y llegar al estacionamiento, llegando a su auto se despidió de su amigo.


—¡Taehyung por favor no rompas a jungkookie cuando llegues a casa!.

- Mientras se reía entro a su auto cuando Taehyung lo volteo a ver con mirada seria-.


Dando un suspiro sonrió porque Hoseok tenía esa manera tan refrescante de ser.


—Mami, ¿ya podemos comer pastel?.


—No, espera a que llegue Papá y puedas comer con el además deberias contarle todo lo que hiciste esta semana en la escuela.


Kyo veía a su mamá decorar el pastel mientras esperaba convencerlo para que le diera una pequeña probadita, sin prestarle mucha atención al omega pensaba que al fin podría decirle a su papá que cuido muy bien de su mami.


El ruido de unos pasos pesados acercándose lo hizo correr a la sala donde pudo ver a su papá y como el mimado que es se lanzó a los brazos del alfa mayor que lo cargo y abrazo, mientras Jun se acercaba de manera tranquila y el cachorro en brazos del omega movía sus piecitos inquietos.


—Bienvenido a casa Tae. - Su dulce omega tan precioso como siempre lo recibía con ese aroma tan rico, bajo al niño y acarició el suave cabello de sus cachorros se acercó más a su omega y agachandose beso su frente y tomó a su rechoncho bebé que soltaba risas demostrando su felicidad, estando cerca de su familia se sentía en paz.


Después de abrazar al pelinegro pasaron al comedor, comieron de la cena y llegó el momento esperado del cachorro mayor.


—¡Papá! No deje que ningún alfa se acercara mucho a papi, y ayude muchoooooo mientras tu no estabas. - Kyo tomó el brazo del alfa y lo apretó con sus manos -.


Taehyung volteo a ver a Jungkook que le sonreía mientras le daba un poco de fruta al bebé.


—¿Asi? Y ¿cómo cuidaste a papi?. - El alfa le preguntaba mientras veía cómo su segundo hijo sólo rodaba los ojos.


—Les dije que sí se acercaban a mí papi, lloraria mucho hasta que llegara el y los causaría de que me hicieron llorar,pero ¡Papá! Hoy me fui un momento con Jun y un alfa feo ya estaba acercándosele mucho incluso toco sus manos. - Kyo contaba como si fuera algo realmente horrible.


—Kim Kyo ya te dije que no tienes porque estar amenazando a las personas, también va para ti Jun porque recuerdo perfectamente cómo veías al cajero cuando estaba cobrándome. - Los mencionados veían a su mamá con ojos grandes y su boca ligeramente abierta mientras el alfa pelinegro cruzaba los brazos gustando le esa manera de ser de Jungkook-.


—Peroooo mamá ellos no tienen porque estar tan cerca de ti. - Los cachorros se acercaron a cada lado del omega mientras hacían pequeños pucheros y trataban de justificarse-.


—Valla puedo dejar a su papi en sus manos porque se que no les pasara nada, pero eso sí no quiero malas actitudes no los educamos así ¿ente dieron?. - Taehyung veía seriamente a sus hijos que se pararon derechos y a sentían a lo que decía su papá-.


Parecía que olvidaron el postre y corrieron a las escaleras hacia sus habitaciones mientras se reían entre ellos.


El omega limpiaba al bebé que parecía estar más dormido que despierto y con cuidado lo alzaba en sus brazos para poder llevarlo a su cuna,dejandolo acostadito y bien arropado cerró la puerta y bajó las escaleras encontrando a su alfa sentado en los grandes sillones negros.


Taehyung al ver a su omega tomó su delgada cintura, sentandolo en su regazo empezando a oler su cuello donde estaba su marca —No sabes como extrañaba sentirte entre mis brazos. —Yo también te extrañaba alfa, pero ahora estamos juntos así que abrázame todo lo que quieras Tae. - La dulce voz del omega se escucho en su oídos-.


Alzó a Jungkook tomándolo por sorpresa y salió en dirección a la pequeña casita cerca de la grande casa, no quería que sus hijos los interrumpieran.


Con el omega en brazos subía los escalones para poder entrar a la bonita casa, con cuidado sacó la llave.


Abrió la puerta entrando y cerrando con su pie la puerta, corrió hacia la habitación que era iluminada por la luz que entraba por las cortinas, dejó al omega en la acolchonada cama donde comenzó a desabotonar su camisa y el omega se quitaba los shorts y la grande camisa que traía mientras soltaba cortas risitas.


Cuando estuvo desnudobeso los rojitos labios del omega mientras la espalda del omega se recostaba en la cama, la grande mano de Taehyung acariciaba las suaves piernas y sus bocas hacían ruidos al volverse a besar, las piernas del omega se separaron y se acomodo entre ellas mientra sus manos recorrían el suave pecho y la boquita soltaba suspiros de placer por su toque.


Sus labios bajaron al esbelto hombro y comenzó a dejar pequeños besitos en esté mientras su mano llegaba a la entrada del omega, con sus dedos acariciaba la entrada haciendo que el omega comenzará a lubricar besaba su blanco pecho haciéndole pequeñas cosquillas al omega y sin previo aviso metió dos dedos hasta los nudillos sacándole un gemido de sorpresa a Jungkook, empezando un vaivén suave para que se acostumbrara, se inclino a besarlo con fuerza y sus lenguas se enredaban.


—Hngg~ maaas despacio Tae ah~. - las caderas de Jungkook se movían al ritmo en que los dedos lo penetraban, y Taehyung como el alfa que es aumento el ritmo de sus dedos haciendo que las piernas de Jungkook temblaran y su abdomen se manchara de semen.


Necesitaban tocarse ser uno, sus lobos se los exigían y sus partes humanas extrañaba el toque del otro.


Con la luna en alto sus cuerpos se unían y se disfrutaban mientras volvían a renovar su lazo y se sentían completos estando juntos.


Los pequeños alfas sentados en la alfombra negra cubiertos por una grande manta leían su libreta donde escribían sobre su papá Taehyung y como cuidaba de su papi Jungkook, mientras el más pequeño abrazaba su conejo de peluche y sin saber porque el estaba ahí cerró sus ojitos imaginando que estaba en los brazos de su papi y le arrullaba con su dulce voz.



28 de Noviembre de 2020 a las 07:38 0 Reporte Insertar Seguir historia
3
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~