¡Nueva app: Inkspired Writer! ¡Escribe, publica y gestiona tus historias en tu móvil!. Leer más.
Cuento corto
7
930 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Ú N I C O

—No llores JungKook, serán solo unos días.— el padre de este trataba de calmar el llanto de su pequeño pero cada vez más lágrimas mojaban su rostro.

—No quiero que te vayas, no quiero quedarme solo.— decía entre sollozos.

—No estarás solo, TaeHyung se quedará contigo, ¿cierto Tae?

El castaño asintió enérgicamente y le dedicó una tierna sonrisa al pequeño niño frente a él. —Voy a estar contigo siempre, Kookie.

—¿Lo prometes, TaeTae?

La sonrisa en sus labios ensanchó al ver el tierno puchero que se formaba en los labios del menor.— Lo prometo.


.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.


☆゜・。。・゜゜・。。・゜★ [🌸] ☆゜・。。・゜゜・。。・゜★


.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.


—Hyung, ¿por qué ese chico le regala cosas a la chica?— preguntó el pequeño azabache que miraba atento el televisor mientras comía las galletas que había hecho la madre del mayor para ambos niños.

Se encontraban sentados en la cama del mayor mientras veían una película, TaeHyung había elegido una de romance pues era su género preferido, por mientras, el más pequeño sentía curiosidad sobre las acciones de los protagonistas, le era difícil entender por qué hacían cada cosa.

—Porque a él le gusta ella y quiere que sean pareja.— respondió el castaño con una pequeña sonrisa en su rostro; JungKook simplemente asintió.

Minutos después el cuarto se inundó de carcajadas por parte del mayor. —Kook, quita esa cara, es solo un beso.

—¿Por qué hacen eso? ¡Tendrán gérmenes!

—Eso es lo que hacen los novios, es normal.

—¿Pero por qué lo hacen, por qué mezclan su saliva?

—No lo sé, una muestra de amor supongo. Tus padres lo hacen, los míos también, todas las personas que se quieren lo hacen.

Y en ese momento, TaeHyung cometió un error que cambiaría el rumbo de su vida por completo. Si tan solo hubiera especificado bien esas últimas palabras tal vez todo hubiese sido diferente.

Esa misma noche, la cabecita del menor no podía dejar de trabajar, las palabras del castaño se repetían una y otra vez. "Todas las personas que se quieren lo hacen"; si así era, ¿por qué ellos no lo habían hecho aún? ¿Acaso su hyung no lo quería?

Giró sobre sí mismo para mirar al chico que dormía plácidamente a su lado. —Hyung... ¿Está despierto?— sin embargo, no hubo respuesta.

—Si le doy un besito... ¿Va a quererme?— silencio, no se escuchaba nada además de la suave respiración del mayor. —Me tomaré eso como un tal vez.

JungKook observaba detenidamente el rostro de su hyung, era muy lindo; para él no había nadie más lindo que TaeHyung, su TaeHyung.
Detuvo su mirada en los labios del castaño e inconscientemente pasó su lengua sobre los suyos, acercó su rostro lentamente hasta sentir como sus respiraciones se mezclaban, fue solo cuestión de segundos para que dejara un corto beso en los labios del mayor y escondiera su rostro en su almohada.

"Lo hice, besé a TaeTae..." mientras más lo pensaba más sentía sus mejillas calentar. Rato después sintió sus párpados pesar, acomodó su cabeza en la almohada y se dejó llevar por el cansancio, no sin antes desearle las buenas noches al mayor.

Una sonrisa se asomó en los labios del castaño, abrió sus ojos encontrándose con el relajado rostro del contrario y se acercó a este. —Buenas noches igualmente, JungKookie.— dejando un casto beso en los labios del azabache, juntó más sus cuerpos y atrapandolo entre sus brazos para luego volver a cerrar sus ojos y disfrutar de dicha sensación.

Sabía que estaba mal desear que el padre del menor nunca volviera por él y quedárselo para siempre, pero aún así no podía evitarlo.

27 de Noviembre de 2020 a las 13:41 0 Reporte Insertar Seguir historia
6
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~