lucia-marin1605834087 Lucia Marin

seis amigos cada uno con una historia en común cuidar y proteger a Melanie de que no vuelve a sufrir nuevamente por algo que ellos consideran que fue su culpa Melanie un chica que esta apunto de graduare de la universidad en una carrera de filosofía una madre poco convencional y única hija Felipe un hombre algo duro consigo mismo por errores que comentio en el pasado y que ahora son imposible de redimirlos


Erótico Sólo para mayores de 18. © reservados

#secretos #dolor #amor
1
1.4mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los sábados
tiempo de lectura
AA Compartir

capitulo 1

– Mel vamos – le grita la pequeña niña de cinco años. Quien espera ansiosa a que Mel juegue con ella.

Sacando a Melanie de sus pensamientos.

– bien pequeña que te apetece hacer – pregunta mientras se levanta de la ventana y camina hacia la niña

– qué tal si jugamos con mi nuevo juego de té

– pues me parece fantástico –

Mel es una chica de 22 años a punto de graduarse de la universidad de New York en una carrera de filosofía

– Mel los chicos nos están esperando – dice la mejor amiga de Mel parada en la puerta del cuarto de su pequeña hermana

– Ya te vas – dice la pequeña reflejando tristeza en su voz

–Hey… siempre regreso lo sabes verdad – ella asiente con la cabeza – además sabes que me encanta jugar contigo

– bien ya vámonos. A Michael le está dando algo porque no hemos llegado

– Adiós – dice Mel al salir del cuarto

Las chichas van de camino a casa de Theo. Allí los esperan Mely, Noah y Theo

– ¿por que eres así con lucí?

– porque es un bicho pegajoso y fastidioso

– por Dios Beth es tu hermanita

– Michael tu solo conduce nadie pidió tu opinión – decía la extrovertida chica volteando la cara de Michael con su mano para que se fijara en el camino

– a mí me agrada y mucho

– quédatela. Mama y yo no la necesitamos

–bien señoritas ya llegamos. Que recibo a cambio de ser su chofer

– Esto – dijo Beth bajando del auto mientras sacaba su dedo anillo

– Gracias Michael – dijo Mel dándole un tímido beso en la mejilla

– estás viendo bestia ella sabe agradecer – grita bajando del auto.

Al llegar a la puerta y tocar el timbre. Ahí está él. Bajo la gabardina negra. Lleva un traje negro a la medida de tres piezas. Acompañado de una camisa blanca y una corbata a juego con el traje. Perfectamente peinado.

– carajo lo que faltaba – soltó Beth con fastidio e irritación cuando vio a Felipe. El hermano de Theo.

La vista de Melanie se levanto lentamente hasta encontrase con el guapo hombre. Pero rápidamente la bajo

– hola Beth a mí también me da gusto verte. Michael. Mel – saludo con la cabeza mientras salía y los dejaba en la puerta.

Al llegar a la cocina se encuentran con los chicos que los esperaban

– oye Theo qué coño hace tu hermano aquí. Creí que tus padres te habían comprado esta casa para que vivieras solo y no más molestias

– si eso es lo que se espera. Pero el puto de mi hermano vino a reclamarme porque nuevamente me agarre a golpes

– bien campeón tus padres acabaran por desheredarte o enviarte lejos

– por favor Michael no me pueden quitar nada. Todo se lo dieron a mi hermano. A mí solo me dan las sobras. Como esta casa –

Mel está completamente callada ante la conversación que mantienen sus amigos. Theo es su mejor amigo es como su otra mitad y aunque su hermano no le agrade mucho sabe que su mejor amigo no es una pera en dulce

– Y bien pequeña mariposa no piensas saludarme –Mel se acerca y brinca a sus brazos

– Hola hombre de las cavernas – ella voltea y termina de saludar al resto del grupo

– hola chicos

– bien. Mel te he estado esperando. Necesito la opinión de ambas sobre mi atuendo para la graduación

Mel, Beth, Mely, Theo, Michael y Noah son amigos desde el colegio. Son seis locos amigos que se han vuelto inseparables con los años. Tanto así que no hay nada que no harían por alguno. Se han ayudado en momentos difíciles y a pesar de que son un poco cabezas locas han sabido siempre como protegerse

– sabes que no soy buena para eso de dar consejos de moda –

Y era cierto Mel solo iba a fiesta con sus amigos. Y los eventos sociales de su madre no eran lo suyo. Sin embargo, Mely era la reina de los eventos siempre de punta en blanco y presta para las cámaras

– si cariño lo sé. Estoy pensando. En si te viste al espejo hoy antes de salir de casa

– ¿por qué? ¿Qué tiene mi ropa? – dice Mel mirándose de arriba abajo.

Mel llevaba puesto unos jeans azul marino con una camisa de rayas blanca con azul. Unos tenis blancos. Y una coleta en el cabello. Ella no sentía que había ofendido a la corte suprema de la moda con su atuendo.

Pero por la cara de su otra mejor amiga Mel había cometido el mayor crimen fashionista de todos los tiempos

– No tiene nada. Estas bien. De hecho estas preciosa – dijo Noah

– ¡joder! ahí está. Por eso no se arregla. Porque los tres siempre se encargan de defenderla como si fuera una niña –

Los tres chicos con una sonrisa cada uno en sus labios le giñaron un ojo a Mel << siempre me pregunto cómo hacen para hacer eso los tres al mismo tiempo >> se pregunta Mel en sus pensamientos. Pero lo que decía Mely era cierto. Cada uno de ellos se preocupaba por Mel aún más que por cualquiera del grupo. Ella no se las había visto fácil y nadie más que ellos lo sabían.

– Bien nos vamos o nos quedaremos aquí a mirarnos las caras – dice Mely

– Mel se irá conmigo y los demás en el auto Michael – dio la orden Theo quien era como el cabecilla del clan.

Theo tiene 23 años y se gradúa de abogado es un chico alto como de un 1.85 y de piel blanca. Flaco, pero con su cuerpo en forma. Su cabello es castaño claro y sus ojos azules. Además de tener unas espectaculares cejas y una sonrisa maravillosa. Pero lo que más le resalta es su capacidad para meterse en problemas

– Theo quiero que ya dejes que meterte en tantos problemas – dice Mel colocándose el cinturón de seguridad

– Mel vamos. Sabes que eso es como pedirme que te deje de querer cosa que es imposible

– pues entonces déjame de querer. Si con eso resuelvo que dejes de comportarte como un adolescente si neuronas

– voy fingir que no escuche lo que dijiste

– Theo nunca vez a tu hermano y cuando lo vez es solo para pelearse ¿porqué te peleaste esta vez con él?

– Mel el puto de mi hermano es un exagerado y no lo veo no porque no quiera si no porque siempre está ocupado. En ser perfecto. Se le olvido que tiene una Familia. Al menos yo visito a mama –

– no me importa tu hermano. Me importas tú y tu comportamiento. Joder ya madura

– ¡oh por Dios! no puede ser la dulce Mel acaba de decir una mala palabra –Mel solo le voltea los ojos y saca una sonrisa para luego mirar por la ventana del auto.

Mel es una chica dulce y asustadiza de ojos color café y piel canela. Además de un lindo cabello castaño oscuro que llega a su cintura. Pequeña de unos 1.50 y piernas cortas además de usar lentes Mel es muy diferente a sus amigad Beth y Mely.

Beth es una hermosa rubia alta de ojos grises. Muy flaca con una sonrisa perfecta. Y Mely es una hermosa morena un poco más oscura que Mel con cabello negro y ojos verdes muy alta también siempre muy bien arreglada.

Sus otros dos amigos Michael y Noah son muy guapos al igual que Theo, Michael es un hermoso chico asiático de pelo negro muy alto y unos de los mejores jugadores del futbol del equipo de la universidad. Y Noah es un lindo chico irlandés con ojos color miel y una hermosa sonrisa. No es tan alto como el resto del grupo de hecho es solo un poco más alto que Mel y siempre lleva el cabello como si fuera a prestar servicio a la nación

– bien mariposita ya estamos aquí

– odio que me digas mariposita

– y yo odio que me digas que deje de pelearme con todo el mundo. Así que estamos a mano – dice Theo mientras se baja del auto para abrirle la puerta a Mel

– gracias

–Siempre a tus órdenes – dijo haciendo una ridícula reverencia

– pues valla la suerte que han tenido tus novias… eh… eres muy atento

– yo no tengo novias Mel. tú lo sabes

– sí. Y siempre me he preguntado el por qué

– es simple. Porque te tengo a ti

– pero yo no soy tu novia

– lo sé, pero me das amor. A las otras me las follo y tú me das amor. No me exiges fidelidad ni nada de esas cosas ridículas de pareja. Y aun así me das amor

–pues valla no voy a darte mi amor de gratis

– no es de gratis. Yo te pago con mi amor también

– eh chicos aquí – grita Noah desde las vitrinas de unas de las tiendas en el centro comercial al que fueron

– Odio esto – dice Mel negando con la cabeza y entrando a la tienda

Luego de probarse Beth y Mely casi todos los vestidos de la tienda se han decidido por los más reveladores

– Y que tal chicos – pregunta Mely. Mientras abre las manos hacia los lados para dar una mejor visión de su atuendo.

– Mely de igual manera ese vestido no llegara a la mitad de la fiesta. Seguro que te follas al primero que encuentras y adiós vestido

– Ja.Ja.Ja – Muy gracioso Michael

–vamos Mely. Todo el puto mundo sabe que entre Beth y tú se han cogido a más de la mitad de New york

– si es cierto. Y en esa mitad entra tu puto hermano – los ojos de Mel se abren como platos al oír lo que dice Beth

– ¿¡te acostaste con Felipe!? – pregunta Mel muy impresionada.

– si linda y el muy bastardo hace como si no pasó nada

– con razón lo odias tanto

–corrección. Una cosa es odiarlo y otra querer que me vuelva a montar

– joder Beth no vine aquí a hablar de mi hermano y de cómo te cogió ¿sí?

– bien pues ya compramos Mel ¿y tú?

– eh…. yo no. está bien. Ya veré que me pongo

– Juro por Dios que si apareces el día de la fiesta con un maldito Jeans y unos converse te matare me oíste – Mel asintió con la cabeza. Sabe que es verdad lo que dice su amiga

Luego de una tarde de compras. Cada quien se ha ido a casa. Mel y Theo van en el auto de camino a la casa de Mel y el teléfono de Theo suena para interrumpir su amena conversación.

Hola mama que pasa

Theodoro querido. Quiero que vengas esta noche a cenar tu padre y tu hermano están en casa

Pues valla así que se están uniendo para humillarme mas

Theodoro por favor

Mama deja de llamarme así y no puedo Mel está conmigo

Perfecto pues entonces dile que venga

Bien espera le preguntare – Mel mi madre quiere saber si quieres ir a cenar esta noche con nosotros

– está bien no hay problema –

Bien mama ya vamos en camino adiós

Al llegar a casa de los padres de Theo. Los espera en la puerta la linda señora Nubi. La nana de Theo. Es a la única mujer después de Mel a quien Theo adora

– Mi linda Nubi – dice Theo alzándola en brazos y llenándola de besos

– Joven Theo por favor – dice ella acomodándose el uniforme luego del revolcón que le acaba de dar Theo

– Nana Nubi – dice Mel abrazándola

– mi niña Mel. Que hermosa estas

– verdad que sí. Linda Nubi. Ella no me quiere creer cuando le digo que esta hermosa –

La nana Nubi agarra a Theo de una oreja y dice

– escúchame bien jovencito. Te comportaras esta noche. Esta tu hermano y tu padre entendido

– Joder nana Nubi – dice Theo

– Que dices – dijo la nana Nubi halando más fuerte

– que está bien lo intentare –dice Theo sobándose la oreja – planeas dejarme sin oreja

– no. planeo dejarte sin otra cosa si no te comportas

–está bien lo intentare

– y tu mi niña – dijo acariciando la mejilla de Mel – pásalo muy bien – Mel asintió con la cabeza y una sonrisa muy tímida

Los dos caminaron hasta la sala en donde los esperaban

– hola mama

– Theodoro – dice la señora Beaumont. Mientras le da un abrazo a su hijo

– Papa – dice Theo saludando a su padre

– Theo – dice su padre con esa voz tan gruesa que da miedo

– Hola Mel querida

– Señora Beaumont – dice Mel saludando que a pesar de tener años conociendo a Theo es incapaz de llamas a sus padres por su nombre

– Mel cuanto tiempo

–Señor Beaumont – saluda Mel con un beso en la mejilla. Al padre de Theo. Tan alto como sus hijos.

– bien pues sentémonos. Tu hermano aún no está listo

–si me permiten. Necesito llamar a mi madre y avisarle que estoy aquí

– oh si querida está bien –

Mel deja al grupo de tres en la sala. Y camina hacia el pasillo que está en frente a las escaleras y que dan al gran ventanal en donde se ve la piscina, saca su teléfono del bolsillo trasero de su pantalón y marca el número de su madre. Que luego de tres intentos no contesta – vamos mama por favor contesta el teléfono – dice Mely al cuarto intento. Así que decide enviar un mensaje de voz a su contestadora.

Mama hola te estuve llamando, pero no contestaste estoy en casa de Theo con su familia. Luego de cenar Theo me llevara a casa... bien te quiero

Mientras Mel envía la nota de voz a su madre. Del piso de arriba viene bajando las escaleras Felipe que luego de haber peleado con su hermano. Regreso a casa de sus padres. A Felipe no le gusta pelear con Theo, aunque parezca que sí. Pero todo lo que hace lo hace por su bien, aunque parezca que no es así, Felipe se había encerrado en su cuarto parte del día hasta que tuvo que ir por su padre al aeropuerto habría ido el chofer, pero hacia un año que no lo veía. Ya que este se había ido a Londres por trabajo y cuando venía de visita Felipe estaba de viajes de negocios.

Así que esa era la oportunidad para ponerse al día. Luego de buscar a su padre regreso a su encierro hasta que recordó que cenarían juntos esa noche. Así que se dio una ducha y se cambió el traje. Por unos jeans negros y una camisa blanca de cuello tortuga y decidió bajar.

Hasta que el timbre de su celular lo frena contesta la llamada y baja.

Mientras baja escucha esa vocecita que ya había escuchado antes mama estoy en casa de Theo baja a toda prisa y se encuentra a Mel de espaldas a las escaleras y frente al ventanal que da a la piscina hablando por teléfono. Camina con cuidado para que ella no se asuste y se coloca a su lado carraspea y Mel voltea

– Señorita Scott – dice saludando. Ella voltea en su dirección y con los ojos llenos de asombro y algo confundida dice

– Hola Felipe – el. La mira

– esta mañana en casa de mi hermano no me saludaste

–Es que estabas muy entretenido peleando con Beth – dijo ella sin mirarlo a la cara

– ya. No sabía que venias hoy. Pensé que era una cena familiar – dijo con el tono más arrogante que encontró

– yo la traje porque ella es de la familia. Más que tu de hecho – se escuchó la voz de Theo detrás de ellos

– Theodoro – dijo volteando en su dirección con una sonrisa como para provocar hasta al mismo diablo

– joder Felipe cuantas veces te he dicho que no me digas así

– Te recuerdo que así te llamas –Theo volteo los ojos en dirección a Mel quien está mirando al suelo y jugando con sus dedos de las manos. Síntoma de nerviosismo

– Mel vamos. Mama nos está esperando – ella levanta la vista hacia Theo y asiente con la cabeza. El extiende su mano. Ella la toma y se fueron dejando a Felipe solo.

En eso suena el timbre de la casa – para mí – dice Felipe levantando la voz para que nadie abra la puerta.

De camino a la sala de estar Mel no levanta la cabeza sigue mirando al suelo

– Ese gran hijo de puta quien se cree para hablarte así – iba gruñendo Theo

– Él tiene razón – dijo Mel en un tono de voz que casi ni se oía. Pero lo suficiente para que Theo oyera y volteara

–oh… Mel por Dios. No te creerás lo que te ha dicho mi hermano – ella voltea la cabeza hacia la izquierda y luego la baja mordiendo su cachete

– tiene razón Theo. Es una cena familiar está más que claro que sobro

– ay por favor Mel. Tú eres más de la familia que él. Además, sabes que mi madre te adora

Era cierto. La mama de Felipe y Theo siempre quiso tener una hija. Y las amigas de Theo se habían convertido en eso. Sus hijas. Pero por Mel sentía un cariño especial. A cada una amaba por diferente

–así que cambia esa cara o me aras ir a partirle la cara. Al patán de mi hermano por hacerte sentir mal – Mel levanta la cabeza y niega con rapidez lo que menos quiere es que se peleen y menos por ella

– bien entonces vamos – al llegar a la sala se sientan. Y unas de las chicas de servicio que por cierto ya Theo se la follo. llega con bebidas para todos

– Señorita. La señora Nubi le manda esto – era jugo de mango con fresa. la nana Nubi sabe que Mel no toma alcohol y también sabe que ama sus jugos.

– Gracias – dijo con la sonrisa más tímida pero sincera que puede dar una persona. Cuando le entrega la bebida a Theo. Él le giña un ojo y ella le sonríe muy picara. Y Luego de dar a todos seba.

Mel le dedica una mirada a Theo y este le responde con un

– Es una vieja amiga – dándole un trago a su vaso de whisky. Mel solo sonríe dándole un sorbo a su jugo que por cierto está buenísimo y como a Mel le gusta muy concentrado

– una pajilla enserio

–Ujum – dijo ella

– y después quiere que te trate como adulto

–el hecho de que tome jugó con pajilla. No quiere decir que soy una niña. Soy una persona madura que le gusta tomar sus jugos con pajillas – ambos se rieron discretamente hasta que la voz de Felipe apareció para calmar sus risas

– Familia ella es Alalia – dijo presentando a la castaña de ojos azules que lo acompañaba. iba muy bien vestida. Un vestido azul marino ceñido al cuerpo que deja visto su esbelta figura. Y unos tacones de agujas negros y muy bien maquillada. No mucho en realidad es muy hermosa. No lo necesita

– Joder y tú eres la extraña – dijo Theo echándose hacia tras y pasando su mano por el hombro de Mel. Quien no dejaba de ver a la hermosa mujer que acababa de llegar. Por un momento se sintió mal vestida para la ocasión, pero ya se le paso. Ella conoce muy bien la clase de mujeres que salen con Felipe

– Dijiste algo – dijo Felipe encarnando una ceja

– no nada. Un gusto – dijo Theo levantando su vaso en dirección a la mujer que acompaña a su hermano

– El gusto es todo mío señores Beaumont– dijo la mujer presentándose

– Soy Alalia Black – dijo sentándose.

Mel tomo un gran sorbo de jugo al oír a aquella mujer hablar

– señores la cena esta lista

– Gracias Mandy ya vamos – dijo la señora Beaumont.

Todos pasaron a la mesa y como era ya de saberse los señores Beaumont a la cabeza de la mesa. Mel y Theo juntos. Frente Felipe y Alalia

– papa que tal Londres

– bien hijo. Nada nuevo ya sabes siempre agitado

–estoy planeando visitar a la abuela pronto

– me parece bien pregunta mucho por ti y tu hermano

– vaya pregunta por mi – dijo Theo con sarcasmo y al mismo tiempo Mel le da un golpe en la pierna

– Si pregunta por ti y mucho – dijo su padre mientras se llevaba a la boca una cuchara llena de crema de apio y papa. Ese era el plato principal

–y Mel como esta tu madre

– bien señor Beaumont

– supe que viajo a Turquía este verano para supervisar una de sus empresas allá

– si así fue

– y también supe que la acompañaste

– si estuve con ella

–felicitaciones por la graduación

– muchas gracias

– saludos a tu madre

– se los daré–

Rato después llega el plato fuerte que es Beef Wellington acompañados con vegetales al vapor y salsa de paprika

–Y tú eres la novia de Theo – se escucha la voz de Alaila

– quien yo – pregunta Mel confundida – ¡no! ¡No! yo no soy su novia

– entonces que eres de la familia

–Es mi mejor amiga – dijo Theo asesinándola con los ojos

– Solo eso mejor amiga – dice Alaila con tono irritante

–Esta tía si jode – Mel voltea y ve a Theo. Este entiende su señal y lo deja estar

–claro es que por Dios como podrías ser la novia de Theo – dijo señalando a Mel con el tenedor de arriba abajo

– que tiene que no puede ser mi novia

– Nada es solo – dijo mirando a Mel de una forma muy despectiva

– sabes mejor no me hagas caso –Theo la mira y decide dejar las cosas así por el bien de Mel. Él sabe que se siente mal cada vez que pelea

– mama. Nana Nubi siempre logra transportarnos a Inglaterra – dijo Theo devorando la porción de Beef Wellington que tenía en su plato.

Al cabo de un rato más aparece el postre Fruit crumble

– Todo ha estado muy delicioso hasta ahora –dice Alaila en forma de querer agradar a los señores Beaumont

– Joder aparte de metiche es bruta – dijo Theo al oído de Mel. Esta se tapa con la servilleta porque no aguanta la risa por el comentario de Theo

– Que te causa tanta risa – pregunta Alaila. Mel la mira y se quita la servilleta de la boca

– nada. Me disculpo si la ofendí

– Claro que se puede esperar – dijo dando un trago a su copa

– Theo querido cuando uno es joven siempre tiene muchas amistades. Como decirlo peculiares. Pero tranquilo con el tiempo ya sabrás encoger entre las que te convienen y las que no. Sabes cómo mi hermanita ella tiene tu edad te conviene

– si claro. Si es igual de zorra que tu tal vez me la folle – Alaila se atraganto con su bebida

– Theo quien te crees para hablarle así a Alaila – le dice su hermano.

– y ella quien se cree para hablarle así a Mel

– y a ver quién es Mel, Theo explícamelo

– Joder – grito Theo levándose de la mesa

– Mel es mi hermana. Me estas escuchando ella es mi familia. Así que o sacas a esta perra habladora tu o

– O que – dijo Felipe levantándose de la mesa y alzando la voz.

Mel al mirar lo que estaba a punto de pasar y se levanta rápidamente

– Theo no por favor está bien no pasa nada ya déjalo así. Está bien – Theo la mira y lanza la servilleta a la mesa

– Mierda – grita saliendo del comedor acompañado de Mel.

Llegan a la cocina y Theo se desparece y Mel rompe en llanto. Sale al jardín se sienta en el suelo pegando las rodillas a su pecho.

– hola mi niña – dijo la nana Nubi acercándose

– nana Nubi. Yo lo siento. No quería incomodar a nadie

– está bien mi niña. No es tu culpa. Está bien – dice la adorable mujer pasando su mano por el cabello de Mel

– ya está bien mariposita no es tu culpa – dijo Theo sentándose a su lado

– Theo lo siento de verdad

– ya deja de disculparte con todo el mundo. Cuando el mundo es el que debe disculparse contigo – dijo limpiando sus lágrimas

– mis pequeños que ya no son tan pequeños. Hace quince años estaban en este mismo jardín corriendo. Y al caerse venían hasta mí llorando ¿Cómo lo resolvíamos?

– Pudin de chocolate – dijeron los dos chicos al mismo tiempo

– ahora corren por la vida y las caídas ya no lastiman rodillas o brazos. Lastiman en alma el corazón y puede que los sentimientos. Y puede que aún no hayan encontrado a su pudin de chocolate para resolver eso –

La adorable mujer mete sus manos en su largo suéter de lana azul marino y saca de los bolsillos dos pequeños recipientes

– Pero hasta que no consigan a su indicado pudin de chocolate lo podemos resolver con esto – dijo entregando a cada uno un pudin de chocolate y una cuchara

– ¡Pudin de chocolate! – dijeron al mismo tiempo y al igual que hace quince años atrás sus ojos brillaron al verlo

– joder nana Nubi tu sí que sabes cómo curar corazones

– Lo que todavía no se es como curar lenguas – dijo golpeando a Theo por la cabeza mientras se levantaba y dejaba a los jóvenes con almas de niños devorando el pudin de chocolate

– llame a tu madre – dijo Theo con la boca llena de pudin

– para que

– para decirle que nos quedaríamos a dormir aquí

– crees que sea buena idea

– Que se jodan todos – dijo Theo alzando los hombros – ven vamos a buscar algo para que te pongas para dormir –

Felipe está hecho una fiera por lo que paso en la cena. Alaila se comportó fuera de lugar y su hermano se encargó de enfurecerlo más

– Valla niña – iba apestando la mujer en el carro de Felipe

– y tu hermano por favor seguro que es tu hermano

– joder que te calles ya – grito Felipe y golpeando el volante del auto la mujer lo mira y sabe que será mejor que se calle – te invito a mi casa a cenar con mi familia y tienes el descaro de insultar a Melanie en mi cara y molestar a mi hermano

– Felipe yo no pretendía

– que no pretendías. Llamar a Melanie mala compañía para mi hermano. Y ponerla de la hija de la cocinera. Cosa que, aunque así lo fuera Melanie seguiría siendo mil veces mejor que tu

– quien carajos es esa zorra. No me digas. Ya te la follaste, pero está bien no importa puedo vivir con eso – dijo la mujer con tono de autosuficiencia

– no se te ocurra llamarla así Melanie. Es especial. Muy especial para mi familia. Y en especial para mi madre. Lo que la convierte en especial para mí

– tranquilo yo también puedo ser especial para tu madre

– qué carajo es lo que no entiendes. Lo que acabas de hacer firmo tu boleto de salida

– que están diciendo Felipe

– Que te bajes de mi auto – dijo señalando la puerta

– estamos en medio de la nada. Como se supone que llegue a mi casa

– No me interesa. Ahora fuera – le grito

– esto lo sabrá mi padre

– tu padre vive de mi dinero. Así que no me hagas que rompa negocios con él por tu imprudente lengua

De regreso a casa Felipe no podría dejar de pensar en la cara de Melanie cuando Alaila la humillo en la mesa. Y en cómo le pidió por favor a su hermano que lo dejara estar

– joder o es muy tonta o muy buena – al llegar a casa estaciono el auto y al entrar a la casa todas las luces están apagadas. Así que se conduce a la cocina por un vaso de agua y allí se encuentra a nana Nubi preparando una gran taza de té

–Joder nana Nubi – dijo cuando la vio

– Joven Felipe – dijo acercándose a el

– desea algo

– sí. Que tal otra vida con menos problemas – dijo sentándose en unas de las sillas de la barra de desayuno de la cocina

– siento mucho lo que paso con Melanie

– Lo sé mi niño – dijo sobando su mejilla – la pobre estaba hecha. Nada lloro como una niña

– nana Nubi. Pero no dijo nada y tampoco hizo nada

– la niña Mel no es así. Es la chica con el corazón más bueno de este mundo ella no es capaz de hacer sentir mal ni al viento

– qué le pasa nana Nubi. Porque es tan cerrada y asustadiza

– la vida no siempre es buena y con Mel no ha sido muy buena

– es como si tuviera miedo de que le hagan algo

– ella es como una copa de cristal muy frágil pero valiosa. Y dime mejor como estas tú

– bien nana Nubi o bueno eso creo, creí que el trabajo y los viajes me ayudarían a superarlo todo, pero cada vez que veo la cara de papa o tu cara es como si todo volviera a ocurrir de nuevo

– encerrarte en tu trabajo no te va ayudar lo que te va a ayudar es que aquí – dijo señalando su corazón – puedas dejar de culparte – el solo la miro – bien pues ya me voy a dormir si necesitas algo toca mi puerta bien – el asintió con la cabeza y la mujer se va dejándolo en la oscuridad de la cocina y en la oscuridad de su paso llegando a sus recuerdos.

Theo decidido que se quedarían a dormir en casas de sus padres así que le busco a Mel que colocarse

– que tal esta camisa – dijo enseñándole una camisa blanca que posiblemente le quedaría como un vestido

– está bien

– bien pues cámbiate él en baño cuando salgas ya yo estaré listo – ella se levantó y se metió al baño

El cuarto de Theo es muy bonito todo el juego de cuarto es en madera caoba y decoraciones blancas. Al igual que el baño con un gran espejo. Mel se para en frente al espejo y se quita su camisa subiéndola por sus brazos y doblándola perfectamente al igual que pantalón y colocándolos encima de la tapa del váter.

Se mira al espejo está en bragas y sujetador pasa su mano por sus piernas y una lagrima corre por mejilla decide dejar de mirar y se coloca rápidamente la camisa que le dio Theo le llega exactamente a la mitad de las piernas tapando parte de los muslos se quita el sujetador ya que odia dormir con eso puesto y sale del baño

– pensé que te quedarías a vivir ahí

– lo siento es solo que… ya no importa – Theo la mira de arriba abajo

– segura que no te molesta dormir así puedo conseguirte otra cosa

– No está bien – el alza sus hombros y le hace un gesto con la cabeza para que se acueste.

Luego de un rato Theo está completamente dormido y Mel no deja de dar vueltas no logra conciliar el sueño. Así que decide dar un paseo, pero antes decide avisar a Theo no quiere que se levante y al no encontrarla prenda fuego a la casa pensando que la raptaron

– Theo… Theo – dice golpeando su hombro este se voltea y parpadea varias veces antes de mirarla

– que… que pasa

– nada solo quería decirte que iré a caminar un rato al jardín

– bien hay helado en la nevera – dijo volviendo a quedarse dormido.

Mel se levanta de la cama y abre la nevera – todavía no entiendo porque tiene un refrigerador en su cuarto – dijo sacando un litro de helado – frambuesa – dice leyendo la etiqueta del helado.

Mel baja las escaleras con sumo cuidado de no despertar a nadie y sale a la piscina se sienta al borde y mete sus pies en el agua y comienza a degustar el helado, al cabo de un rato muy largo Mel ya se había terminado todo el helado y mirando al cielo nota que va a llover y si efectivamente comienzan a hacer gotas de lluvia sobre su cara unas pocas hasta que se esas pocas se vuelve un torrente de agua

Felipe está en su cuarto tumbado boca abajo con un pantalón a cuadros escocesa y sin camisa profundamente dormido

vamos Felipe una más – gritan todos – no creo poder – dice – vamos no seas niña – grita uno de los chicos, el juro no volver a hacerlo se lo prometió a su padre, pero joder eso era más fuerte que él, mientras tomaba a toda prisa sintió como todo se volvió negro y perdiendo el conocimiento de lo que estaba pasando cayó al suelo

se despierta de un salto y está sudando a chorros – solo era un sueño – dice apretando sus ojos voltea y mira por la ventana y está lloviendo a cantaros así decide bajar por un vaso de leche abre la puerta de su cuarto y baja con cuidado. cuando llega al piso de abajo mira por el ventanal y esta my empañado pero se logra visualizar una sombra así que se acerca y limpia el ventanal con su mano y logra ver a una mujer con los pies metidos en la piscina y la cabeza hacia atrás mientas la lluvia cae en su cuerpo – pero qué coño… es – dice limpiando sus ojos para asegurarse de que está despierto vuelve a mirar – joder es Melanie que planea morir de pulmonía – dice corriendo hacia afuera cuando llega se frena al instante para detallar lo que está pasando.

Mel tiene los ojos cerrados y esta con la cabeza hacia atrás y la camisa blanca que mojada deja al descubierto sus pezones marrones y lo redondo de sus senos además de un hermoso cabello largo completamente empapado que cae hasta el suelo – joder – dijo entre dientes tratando de calmarse

– Melanie – grita

Esta al oír su nombre completo y con esa voz tan potente hizo que su cuerpo se estremeciera. Nadie le decía Melanie. voltea de inmediato y nota que quien grita su nombre es Felipe así que se levanta de un salto

– que carajos haces planeas enfermarte – le grita. Ella solo niega con la cabeza ya que no encuentra las palabras adecuadas para responder ante tal situación. nunca lo había visto sin camisa y está totalmente embobada. Con ese pecho tan grande y el abdomen tan perfectamente marcado sin contar los brazos y el cabello mojado.

Felipe siempre lleva el cabello muy bien peinado. estaba tan atontada que olvido que llevaba ropa un poco reveladora

– Yo… yo lo siento – dijo bajando la mirada

– Vamos adentro – dijo mientras se acercaba a ella para tomarla de la mamo

Ya en la casa estaba temblado y con los labios morados del frio y al mirase rápidamente se tapó el pecho que era lo más revelador de la noche

– Buscare a nana Nubi para que nos ayude – dijo Felipe volteando a otro lado para no incomodarla

– Bien – dijo temblando.

Felipe fue lo más rápido que pudo y regreso con la nana Nubi y dos toallas

– pero mi niña que te pasado – dice la mujer al verla completamente empapada

– Estaba jugando a enfermarse – dijo Felipe

– Vamos a secarte y por algo caliente – dijo colocándole la toalla y llevándola hasta la cocina

– Mel pudiste haberte enfermado

– Lo siento nana Nubi

– está bien mi niña no hay nada porque disculparse. les preparare café y los dos esperaran aquí hasta que entren en calor – ambos asintieron con la cabeza luego de hacer café la mujer se va dejándolos en la cocina

– que pretendías morir de pulmonía

– lo siento de verdad. Me gusta la lluvia

– son las tres de la mañana. Quien está bajo la lluvia a esta hora – Mel no responde nada está enfocada en su taza de café

– puedes responder sabes – ella solo lo mira y asiente

– Mel… donde estas Mel – se escucha la voz de Theo

– Aquí – dice su hermano

– joder Theo que planeas despertar a toda la casa

– Que le den a los de la casa – dice – que carajos te paso – dijo caminando hacia Mel y viéndola temblar

– Que le hiciste – dijo mirando a su hermano

– no le hice nada solo la ayudé. Sabes mejor me voy

– no lo estarás tapando para que le rompa la cara verdad

– no hizo nada Theo me encontró bajo la lluvia y casi le da un infarto cuando me vio nana Nubi me dio esta toalla y nos preparó café

– bueno vamos a dormir –

20 de Noviembre de 2020 a las 14:52 2 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo capitulo 2

Comenta algo

Publica!
Ava Celdrán Ava Celdrán
Me quedo por aquí a leerte, aunque entro poco en esta app, de hecho me está costando publicar los siguientes capítulos!! En Wattpad tengo hasta el capítulo 26 por si te interesa♥️
December 01, 2020, 22:35

  • Lucia Marin Lucia Marin
    si me interesa, tu historia esta increíble y gracias por tu apoyo, también me esta costanto un poco publicar por aqui pero estoy intentanto jeje 💗 December 01, 2020, 22:37
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión