salsicast Andrea 🧚🏻‍♀️

Daniel Aguilera es un capullo. Un capullo del que estoy pillada hasta las trancas. Y por si eso no fuese suficiente, es mi jodido hermanastro.


Romance Romance adulto joven Sólo para mayores de 18. © Todos los derechos reservados

#odio #mujeriego #adolescentes #celos #peleas #drogas #amor #juvenil #badboy #hermanastro
1
1.8mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los jueves
tiempo de lectura
AA Compartir

capítulo 1

—¿Por qué no puede conformarse con una llamada vía Skype? Total, la excusa que ha puesto es que quiere verme y los ordenadores de hoy en día tienen una calidad HD impresionante. No creo que necesite tres meses para memorizarme después de tres años —resoplo guardando mi última maleta y cerrando de un portazo el pobre maletero del coche de mamá.

—María, tu padre ha insistido y sabes que no puedo negarme por más que quiera. Recuerda que seguimos teniendo custodia compartida. —Ruedo los ojos ante la frase que he escuchado unas cincuenta veces diarias en los últimos cuatro días; exactamente los que hace que el capullo insensato de mi padre se acordó de que tiene una hija y llamó a mamá para que me mudase a la otra punta del universo a pasar tres meses con su nueva y maravillosa familia.

—Sí mamá, lo recuerdo, ¿cómo no iba a recordarlo? —ironizo —, pero la que debe cambiar de instituto a inicios de segundo de bachillerato, soy yo. ¿De verdad no podía esperarse a verano? como mi media baje por su maldito capricho, voy a…— Mamá me interrumpe antes de que termine mi amenaza mortal.

—Vale cariño; ahora colócame el navegador que no quiero que pierdas el avión—. La miro durante varios segundos intentando fulminarla lenta y dolorosamente, pero dado que no funciona, resoplo y hago lo que me pide.


Después de una media hora, observo el cartel que indica que estamos cerca del aeropuerto de Barcelona.

—Qué bien, ya casi hemos llegado. —El sarcasmo se intensifica de aquí a Navarra: mi próximo destino.

Los labios rojos de mamá se alzan en una sonrisa y posa su mano libre sobre la mía.

—Te voy a echar de menos, cielo. —La miro y relajo el gesto. Yo a ella también; temo que demasiado.

—Y yo a ti, mamá —suspiro —. ¿Puedo volver si a Alejandro le da por querer ser un padre perfecto de esos de peli de repente? ya sabes, esos que quieren salir a cenar, ir al cine y pasar tiempo con su hija.

—No —ríe —, únicamente te permitiré volver en caso de emergencia muy grave.

—Irme tres meses con él ya es una emergencia muy grave.

Mi madre pone los ojos en blanco asimilando con su peculiar pensamiento exterior que soy un caso perdido. Tampoco pienso quitarle la razón.

—Yo no quiero que te vayas, cielo —detiene el coche en el primer aparcamiento que encuentra y me mira atentamente —, pero no puedo negarme ni oponerme. Por desgracia tu padre tiene el mismo derecho que yo a verte, y si me negase podría reclamar tu custodia y tu aún tienes diecisiete años; con lo cual, pasarías un año con él hasta que cumplieses los dieciocho.

La miro atentamente en un absoluto silencio intentando alargar el tiempo para ver si pierdo el avión y volvemos a casa a ver una película juntas mientras nos arropamos con la manta. Aunque sé que en el fondo tiene razón.

—Me quedo con los tres meses, gracias.

—No sé que voy a hacer sin mi pequeña. —Se estira por encima del asiento y planta un suave beso en mi frente.

—Siempre puedo hacer que papá me odie portándome muy mal, así volvería pronto... —El ceño de mi madre se frunce ligeramente y yo esbozo en mis labios una sonrisa casi triunfante.

—Ni se te ocurra, jovencita —. Su dedo me apunta directamente y yo alzo los brazos en señal de rendición —. Tienes una educación ejemplar y eso es lo que debes mostrar al capu... a tu padre.

Sonrío porque sé que mi madre y yo compartimos opinión en lo que respecta a Alex, pero no quiere influenciarme.

Me despido de mamá mientras escucho el típico discurso maternal sobre portarse bien, comer bien, abrigarse bien y, en definitiva, hacerlo todo bien. La abrazo mientras llora y le digo muchas veces que la quiero antes de alejarme arrastrando mis maletas.


Cuando me subo en el avión empiezo a estar nerviosa por los meses que me esperan y por mi padre. Hace tres años que no sé nada de él excepto alguna llamada muy puntual.

No es que tenga recuerdos malos de los catorce años que viví con él, pero lo que le hizo a mamá no se lo podría perdonar por muy buen padre que pretenda ser ahora. He pasado un año viendo a mamá llorar por las noches, trabajando en las pocas cosas que me ofrecían para ayudar a que no nos echasen de casa después de la deuda que dejó y, superando internamente un abandono sin explicación, así que, siéndome sincera, lo único que espero de él actualmente es que haya cumplido con su palabra y se haya encargado de mi material escolar, del traspaso y de todo el papeleo que eso conlleva; sino sí que lo asesinaré, diga lo que diga mamá.

No pienso quedarme sin poder estudiar Humanidades por su culpa.

Y esa es otra, ¿a quien le parece una buena idea pedirme que me vaya a principios de septiembre? solo he podido comentar los nuevos culos de bachillerato con Tere durante una semana. Eso debería ser incluso denunciable.


(...)


Hace veinte minutos que mi avión aterrizó; justo los que llevo sentada en la puerta de la terminal, esperando ver un cartel con mi nombre o a mi querido padre aparecer por alguna esquina. Como preveo que nada de eso va a suceder, recojo mi larga y rizada melena rojiza en una cola informal y subo al máximo el volumen de mis auriculares mientras le escribo dramáticamente a mi madre que Alex se ha olvidado de mi, esperando que me dé permiso para volver urgentemente.

Cuando suelto el móvil, una mano se posa sobre mi hombro y todas mis alarmas se activan de golpe. Cuando alzo la vista y veo esos ojos marrones idénticos a los míos, decido no bajar la guardia.

12 de Noviembre de 2020 a las 22:48 2 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo capítulo 2

Comenta algo

Publica!
Andréss Navas Andréss Navas
¡Hola Andrea! Mi nombre es Andrés N. Soy Embajador de Inkspired. Tu historia pinta bien y nos alegra que hayas decidido publicarla con nosotros. Vengo para ayudarte en el proceso de verificación. Nos importa mucho la imagen de tu historia frente a nuestros lectores, por lo que podrías corregir algunos aspectos como el espaciado entre párrafos, el uso correcto de la raya para los diálogos (cuando los usas), suplantando además el guión '-' que no debe ser incluído cuando se realizan aclaraciones o se narran pensamientos. Puedes revisar también el correcto uso de mayúsculas y puntuación. Google ha sido una ayuda inconmensurable en mi camino a la mejora y puede ayudarte a encontrar temas relacionados para que realices las correcciones pertinentes :) Las historias verificadas pueden abarcar un público más grande dentro de nuestra plataforma. Puedes responder a este comentario cuando estés lista y entonces regresaré para verificar la obra. ¡Un abrazo!
December 11, 2020, 01:30

  • Andrea 🧚🏻‍♀️ Andrea 🧚🏻‍♀️
    ¡Hola Andrés! Tendré en cuenta todas las correcciones que me propongas e intentaré aplicarlas cuanto antes. La novela de momento es un borrador y le quedan muchas revisiones, así que me pondré a ello. ¡Muchas gracias! December 11, 2020, 10:40
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 22 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión