jessicagiffuni Jessica Giffuni

Este es un pequeño libro donde encontraras pequeños cuentos que expresan amor, dulzura y espiritualidad. También deja unos pequeños mensajes. Está escrito por mi pequeña hermana de tan solo ocho años de edad. Quién comenzó a escribir porque la hace sentir bien y contenta poderse expresar, y que sus cuentos puedan tener la oportunidad de llegar a otros niños, que los puedan leer y sentir lo que ella siente al escribir. Y también para poder ayudarlos a que los motive leer. Publico en mi cuenta, porque ella esta emocionadísima por que muchas más personas además de la familia, amigos y conocidos que la rodean, los puedan leer. Esto la hace muy feliz, así que se los dejo para quienes gusten leer. Los cuentos fueron creados por ella, en lo único que intervengo yo es en la corrección ortográfica, la colocación de los guiones para los diálogos y en la portada; el resto las historias, el tema que implementa en cada una es autentico de ella. Muchas gracias por leérselo, no saben lo feliz que le hace con sus ocho añitos haber logrado esto.


Infantil Todo público.

#fantasía #amor #microcuentos #niños #infantil
4
2.3mil VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Lila la unicornio

Había una vez una unicornio blanca con una preciosa y brillante melena violeta, que resaltaba su pequeño cuerno que apenas comenzaba a salir. Se llamaba Lila, así le había puesto su mamá por las lilas que eran sus flores favoritas.

Lila se parecía mucho a su mamá, solo que ésta tenía la melena color rosa.

Lila y su mamá eran muy unidas, siempre estaban juntas Lila no se separaba ningún segundo de su mamá. Pero un día mientras caminaban por el bosque su mamá se detuvo, la miró y le dijo

— Lila, pronto llegará el día en que me tendré que ir — Lila, sacudió la cabeza muy asustada.

— Tendrás que cuidarte sola y empezar hacer las cosas sola — le explico su mamá suavemente.

— Pero mamá, yo no quiero que te vayas — dijo Lila llorando.

— Lila debes dejarme ir — le sonrió tiernamente su mamá, ella ya sabía lo que iba a suceder cuando tuviera que irse. Lila la miró.

Se hizo de valentía y le dijo — Ok, mamá lo haré — su mamá le sonrió contenta de que su hija había entendido y siguieron caminando.

Los días siguieron pasando, Lila y su mamá continuaron disfrutando juntas y felices. Pero el momento llegó, un día Lila fue al bosque a jugar y un puercoespín se le acerco con cara triste.

— ¿Eres Lila? — le pregunto. Lila dijo que si con la cabeza.

— Tu mamá falleció — le dijo, triste el puercoespín. Lila comenzó a

llorar. Entonces una tortuga que pasaba por ahí se acercó y le preguntó — ¿Qué te pasa?

— Mi mamá se fue — le respondió Lila llorando.

— No estés triste. Hiciste bien en dejar a tu mamá irse — le sonrió

con ternura la tortuga.

— Yo no me pude despedir de ella — dijo Lila.

— No te preocupes, ella te puede visitar. Si tú le hablas ella te escuchara todos los días.

— Gracias tortuga — le dice Lila, dibujando una sonrisa.

— De nada. Lila inténtalo y lo lograras — sonrió la tortuga.

— Gracias. Adiós tortuga — dijo Lila un poco más contenta.

Ese mismo día se fue a las cataratas donde le gustaba ir a pensar. Se sentó en la orilla a pensar, y de repente el cielo comenzó a llover luces de colores, Lila se sorprendió miro hacia arriba, su mamá se había dibujado con las estrellas en el cielo.

— ¿Mamá eres tú? — preguntó Lila.

— Si mi amor, soy yo mamá — respondió su mamá. Lila se emocionó

— Hola amor, ¿Cómo estás? — le dijo su mamá.

— Mami te extrañe mucho — dice Lila.

— Lo sé mi amor, te quiero mucho, mucho — le sonrió su mamá —Despídete de mamá ya me tengo que ir.

— ¡Mamá no te vayas! — gritó Lila.

— Me tengo que ir pequeña, yo siempre te voy a cuidar y amar. Me llaman los angelitos — le explicó con amor su mamá.

— Bueno mamá — sonríe Lila — Te quiero mucho, mucho. Adiós mami- su mamá le sonrió desvaneciéndose en el cielo y las

luces se fueron con ella.

A partir de ese día Lila supo que nunca estaba sola qué, aunque no pudiera ver a su mamá, sabía que ella estaba a su lado siempre, y que todos los días la cuidaba.

31 de Octubre de 2020 a las 18:01 2 Reporte Insertar Seguir historia
7
Leer el siguiente capítulo Mónica

Comenta algo

Publica!
Mael Sánchez Mael Sánchez
hola! me gusto mucho tu cuento y te felicito chiquitina, tienes el talento para llegar a ser una gran escritora.
November 28, 2020, 00:35
Andrea Salamone Andrea Salamone
Felicito a esta pequeña, tan lindo cmo se expresa, con tanta dulzura, amor, y una espiritualidad, para solo 8 añitos. Espero ver más microcuentos ❤️
November 05, 2020, 03:00
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión