sebaswillis Sebastián Willis

El dormitorio es una historia de horror cuya trama se enlaza con distintos finales ocultos dentro del dormitorio de nuestro personaje. Después de una madrugada tumultuosa, el protagonista será testigo de hechos raros y paranormales que incluirán algunos mensajes para poder salir de aquella pesadilla que tanto lo atormenta.


Horror Historias de fantasmas No para niños menores de 13.

#theauthorscup #thehorrorshow
15 / 15 CAPÍTULOS Historia interactiva
1
268 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Pesadilla

La luz del sol traspasó las cortinas de mi cuarto, me desperté sudando, me levanté dando un bostezo, mi cuarto estaba muy desordenado, no recordaba lo que pasó la noche anterior, en mis sueños escuchaba ruidos desde la sala, no sé si era mi propia mente o era la realidad, en fin, no me levanté a ver lo que sucedía y no porque no quería, sino porque algo no me dejaba levantarme, era como si hubiese quedado inmóvil y solo mis ojos se abrían para encontrar la oscura realidad de la madrugada y el amargo sueño que me sumergía en lo más profundo del miedo.

Fui al baño a lavarme la cara, tenía los ojos hundidos, la boca seca y me empezó a doler muy fuerte la cabeza, al instante recordé que hoy se cumplen cuatro meses de la partida de mis dos mejores amigos, fallecieron trágicamente, aún recuerdo cuando venían a mi departamento para tomarnos unas cervezas o para fumarnos un par de cigarrillos, esos recuerdos ahora descansan en mi memoria y en mi corazón.

En la cocina, en mi mesita, encontré una fotografía de ellos dos abrazándose, solté una sonrisa pequeña, fue en ese momento cuando escuché algunos ruidos provenientes de dormitorio, como si hubiesen prendido la tele y la señal se acabase de ir.


Para continuar, escoge una decisión entre las siguientes opciones:

16 de Octubre de 2020 a las 21:54 0 Reporte Insertar Seguir historia
1

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 14 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión