kevinmweller Kevin Weller

Korvi es un curioso pingüinito que sale de su hogar en busca de su padre que ha estado ausente desde hace mucho tiempo. En su largo recorrido, conoce a otros habitantes de la frígida región de quienes aprenderá muchas cosas y con quienes pasará momentos especiales. Fuera de su hogar, se da cuenta de que el mundo real es una dimensión repleta de animales de toda clase, algunos amistosos y otros antipáticos, algunos pequeños y otros gigantescos, algunos cuadrúpedos y otros antropomorfos. Un viaje extenso, emocionante y cansador el protagonista debe realizar para hallar una respuesta satisfactoria a sus reticencias. Descubrir cómo es el mundo exterior y ver qué tan lejos puede llegar por cuenta propia es su objetivo.


Infantil Todo público.

#recorrido #deseo #sueño #migración #tormenta #zoología #filosofía #química #física #geología #geografía #biología #exploración #paseo #agua #amenaza #cacería #deslizamiento #avalancha #salida #cansancio #recuerdos #hogar #invierno #muerte #vida #realismo #bondad #búsqueda #ayuda #juegos #extravío #clima #compañía #amistad #moral #valores #historia #separación #familia #aprendizaje #supervivencia #viaje #relato #ciencia #naturaleza #animales
0
1.5mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

En el ingente continente gélido que abarcaba casi quince millones de kilómetros cuadrados, en el que la temperatura andaba cerca de los cien grados bajo cero, el cierzo producía un peculiar silbido cada vez que soplaba, los casquetes glaciares formaban alfombras níveas, las elevadas montañas se mantenían heladas, las morrenas conectaban territorios distintos, los glaciares permanecían intactos, la superficie del agua estaba congelada, el cielo solía estar cubierto de nubes y la escasa luz del sol apenas servía para entibiar el albugíneo suelo. La fauna ártica estaba compuesta por un reducido número de animales adaptados al frío extremo, algo que habían logrado a lo largo de muchísimas generaciones gracias al proceso evolutivo. No obstante, no todas las especies que allí moraban estaban bien protegidas, había algunas, en especial las más jóvenes, que no podían resistir el álgido clima invernal, motivo por el cual debían permanecer dentro de cálidos refugios o bajo la protección de alguna fuente de calor.

En aquella época, los seres humanos aún no habían conquistado ese continente en su totalidad, las especies autóctonas eran libres de vivir sin preocupaciones ni malestares. Alimento había para elegir, espacio había de sobra, sitios de encuentro había muchos, lugares para explorar había para tirar para arriba. Era una bella zona y una bella época para estar vivo. Hasta ese momento, el cambio climático producido por intervención humana no existía, es más, las estaciones se mantenían estables todo el año, raras veces los desastres naturales causaban estragos memorables.

28 de Septiembre de 2020 a las 23:54 0 Reporte Insertar Seguir historia
3
Leer el siguiente capítulo I. Papá no ha regresado

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 13 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Más historias