raymont sebastián pulido

Si amas debes dejar en libertad, dicen por ahí, pero no siempre es tan fácil. Las heridas que quedan con su partida te dolerán cual puñal al corazón, pero ¿Qué más se puede hacer, si esta relación los está matando a los dos? Porque al igual que las estrellas que pasan por el cielo, el amor también es fugaz, y he aquí un ejemplo en prosa de esta dura verdad


Poesía Romance Todo público.

#239 #desamor #vida #258
Cuento corto
0
364 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La Estrella Fugaz

Si amas debes dejar en libertad, dicen por ahí. Pero no siempre es tan fácil, las heridas que quedan con su partida te dolerán cual puñal al corazón, pero ¿Qué más se puede hacer, si esta relación los está matando a los dos? Porque al igual que las estrellas que pasan por el cielo, el amor también es fugaz, y he aquí un ejemplo en prosa de esta dura verdad


Estaba sentado en el fondo de aquel abismo que yo mismo cavé, encarcelado en mí propia prisión mental, mirando las estrellas del cielo deseando tener su libertad, y de pronto, sin avisar, bajando desde el cielo una estrella a la tierra llegó, eras tú, iluminaste la oscuridad y extendiendo tu mano me sacaste de aquel lugar, jamás olvidare el calor que me dio tu luz


Me mostrarte la belleza inesperada que se esconde en este mundo que yo veía tan gris, me enseñaste a valorar las pequeñas cosas y los gestos de cariño, que el corazón hace más que bombear sangre, que por él uno sabe qué es el amor y te juro que nunca amé a nadie como a ti, gracias por darme de ese amor tan puro que solo tú puedes dar mi estrella fugaz


¿Cómo olvidar la vez que fuimos al cine y viendo una película de terror te aferraste a mi brazo? ¿Cómo olvidar las noches de pasión donde la carne mezclaba con la carne, donde el único calor que sentía era el que venía de tu cuerpo desnudo junto al mío? ¿Cómo olvidarte mi estrella fugaz, sí tu llama sigue ardiendo en mí?


Te amé y tú me amaste, pero solo amor no bastó para mantener lo nuestro, fue solo cuestión de tiempo para que la monotonía y la rutina nos atraparan matando lo que alguna vez fue un hermoso amor, por más que te quiera, por más que te ame no eres más que una estrella fugaz que pasa y se va


No pasó mucho para nuestra primera pela, ni para nuestra primera noche separados, los celos se apoderaban de mí cada vez que te veía con otro y es que tenía miedo de perderte, de perder lo único que tenía ,y sin saberlo, te fui alejando más y más de mi lado


Lo nuestro fue un amor puro y celestial, tu luz brillaba más allá de la frontera de la fantasía, pero la oscuridad de mi interior la fue carcomiendo con el tiempo y lo que parecían eternos momentos hoy son fugaces recuerdos


Tu creíste en mi incluso cuando yo deje de hacerlo, gracias por pasar por donde mi, gracias por regalarme un poco de tu tiempo y de tu luz, de no ser por ti yo no estaría aquí, gracias por salvarme mi estrella fugaz, pero ha llegado el momento de decirnos adiós y tomar caminos separados, tal vez sea lo mejor pues ni tu ni yo podemos seguir con esto


Por más que uno lo desee el amor no es eterno, la flama que arde en el corazón pronto se va apagando, pero por más que duela la clave es no olvidar, porque aunque duela es mejor aprender de aquel amor trágico a fingir que nunca pasó, sé que suena difícil, pero es la verdad

28 de Septiembre de 2020 a las 00:07 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

sebastián pulido Soy un escritor de poemas y relatos cortos mayormente del tipo romántico, pero así como me gusta el romance también me gusta el terror, lo sobre-natural y la fantasía, pasen y vean

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~