jonysanchez_x Jonathan Sanchez

Dentro de una relación, los sueños pueden llegar a influir demasiado, incluso para bien personal. Pero en cuanto llega el tiempo de Rutina, uno tiende a buscar cosas nuevas, y eso es lo que buscaba esta pareja, sin embargo, sus deseos no se cumplieron.


Cuento Todo público. © Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0

#terror #muerte #drogas #historiacorta #microrelato #adopcion #breve
Cuento corto
7
3.9mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Conexión Extinguida

Cuando una pareja tiende a convivir durante años, la rutina se convierte en una pesadilla, y por esa razón Márcus y Roussy decidieron hacer un gran cambio en sus vidas.


Ambos solían viajar a lugares muy extravagantes, donde pudieran escalar montañas, correr tras aventuras nuevas, y nadar río abajo. Cuando algún morador les decía que tal cosa era peligrosa, más ganas de romper un límite tenían, con tal de superarse a si mismos.


El año pasado, luego de trabajar mucho, lograron viajar a África. Donde silenciosamente entraron a una zona donde había miles de carteles exclamando peligro, deseando ser perseguidos por un felino muy grande, literalmente muy grande.


Por más que su amor fue tan leal durante años, el aburrimiento era más abrumador cada día, las aventuras ya no satisfacían sus necesidades, incluyendo sus relaciones íntimas, siendo de esas personas con mentalidades abiertas. Ya no había aventura alguna que consumiera sus deseos impulsivos, tales como la adicción al riesgo y demás.


Juntos, durante una terapia de parejas, decidieron contar el vacío que sentían, debido a que cumplieron todos sus sueños. En cuanto al terapeuta, solo se digno en hacer una sola pregunta, dejándoles en duda en si en verdad cumplieron todos sus objetivos.


La pareja estuvo en busca durante meses aquel supuesto objetivo que nunca tuvieron en cuenta, el cual les provocaba demasiado estrés, ya que sería el primer caso de pelea matrimonial. Siempre estuvieron de acuerdo el uno con el otro, apoyándose siempre hombro a hombro, ya sea en situaciones buenas así también en las malas.


Una pareja bastante ejemplar podríamos decir, aunque era previsto que tarde o temprano los problemas comenzarán entre si, dudas aquí y dudas por allá. Como si estuvieran perdidos en sus propias vidas, y no supieran cómo seguir.


Luego de varios días, tuvieron que asistir a una fiesta, donde habrían muchos niños de parte de sus familiares, y ambos estuvieron alrededor de varios. No se sentían cómodos con tener comunicación con aquellos adultos que decían ser sus padres, tíos, hermanos y etc. Así que prácticamente se encargaron de divertir a los niños, lo cual esto les despertó aquel deseo que tanto buscaban.


Ambos decidieron concebir a un niño de su sangre, y por más que lo han intentado varias veces, no resultaba. Debido a que ambos no podían reproducir a consecuencia de sus aventuras peligrosas, por tal motivo, optaron por intentar adoptar, ya que no eran de rendirse fácilmente.


Vueltas de aquí allá en busca de algún orfanato, y a donde siempre llegaban, no había ningún niño que cumplieran con sus expectativas. Bastante selectivos se volvieron, por razones obvias, tenían una gran herencia que dejar, y eso en manos equivocadas, podría causar el fin de sus carreras.


Mientras viajaban de estados a capitales, de provincias a localidades, intentaban por sus propios medios concebir. Aun sabiendo que por causa de sus enfermedades no podrían, no bajaban los brazos. Típico, ni un cartel anunciando peligro podía detenerlos.


Un día en especial, donde ambos festejan su aniversario a solas. Tomaron el coche y dieron un pequeño paseo, en busca de algún restaurante donde pudieran cenar aquello que nunca en sus vidas probaron. Luego, una vez que cenaron, fueron en busca de algún motel, donde pudieran estar cómodos.


Pero mientras viajaban a un motel en concreto, que el mismo GPS les recomendó, fueron interceptados por una banda de criminales, dejando así inconsciente a Márcus, mientras que Roussy estaba muy nerviosa llamando a todos los hospitales que tenían cerca, para que fuesen atendidos rápidamente.


En cuestión de minutos llegaron dos ambulancia, donde separaron a la pareja y cada uno fue a un hospital diferente. Todo esto fue posible ya que contaban con demasiado dinero, no se trata de personas ordinarias, por esa razón fueron tratados con demasiada rapidez e importancia.


Al día siguiente estaban lo más bien, sin embargo, Márcus debía mantenerse en cama, aun estando en plena salud. A lo cual Roussy tuvo que viajar a donde Él, para hacerle aquella compañía como la pareja que son.


Una noche, en la que Márcus dormía por causa de un sedante, ya que quería irse lo más pronto, Roussy decidió darse un paseo por el hospital, para poder distraerse un buen rato. Ya que en su cabeza la tenía bastante abrumada, el hecho de que aún no podían adoptar ni concebir a un niño.


Cuando en pleno pasillo, mientras ella se encargaba un aperitivo, en la entrada superior. Entran dos doctores y tres enfermeras, corriendo detrás de una camilla donde estaba postrada, una bella adolescente. La cual estaba en pleno proceso de parto, y a los gritos, pidiendo ayuda.


En cuanto Roussy vio todo lo sucedido, automáticamente tomó la mano de la chica, y decidió hacerle compañía durante todo el parto. La chica, mientras descansaba de todo el esfuerzo que hizo para parir a su bebé, le agradeció la compañía, ya que estaba sola en el mundo y no tenía a ningún familiar que pudiese acompañarle en esa situación.


Cuando los doctores entraron a las corridas, para sacar a Roussy y atender privadamente a la niña. Una de las enfermeras le solicitó que cuidase del niño, hasta que pudieran atender a su madre. Mientras Roussy empezaba a crear ese lazo materno con el bebé, uno de los doctores se le acercó, y le dio una mala noticia.


La adolescente falleció por causas del parto, según el informe que le mostraron a ella, sufrió una hemorragia interna mientras hacía fuerza para parir. Y según el doctor, sus últimas palabras fueron que dieran en adopción a Iloy, a aquella mujer que le acompañó.


Una sorpresa enorme para Roussy, sin embargo, no rechazaría semejante oportunidad, ya que anteriormente, había creado un lazo maternal con el niño. Luego de firmar papeles de adopción y etc, se dirigió junto a Márcus, el cual despertó apenas oyó el llanto.


Un nuevo integrante en sus vidas, el cual les cambiará por completo todos sus sueños y proyectos en adelante. Creando de esta manera, una nueva relación familiar, y reavivando su satisfacción. Pero aún nada estaba listo, tenían por delante en el hospital, muchos papeles que firmar, por la adopción y por la salida de Márcus.


Así que una enfermera, la cual no han visto nunca, les solicitó a Roussy que le acompañase a una sala privada, para conversar el cuidado del niño, y además, tener información sobre la vida de la adolescente. Mientras que a Márcus, fue sedado, y obligatoriamente transportado a un quirófano.


Iloy terminó en manos de una enfermera, la cual no tenía intenciones de devolverlo junto a sus padres adoptivos, ni tampoco registrarlo en un acta de nacimiento. Por lo tanto, para el hospital, nunca existió un tal Iloy, ni tampoco existen registros de algún nacimiento de aquel día.


En cuanto a las noticias de aquella noche, se dejó estimado que hubo dos muertes. La primera fue una señorita rubia de ojos cafés, llamada Roussy. Y la segunda, un hombre de rasgo oriental y ojos verdes, llamado Márcus.


Al cuerpo masculino, se declaró que falleció por causas graves de hemorragia cerebral, debido a que recientemente fue expuesto a un asalto. Y según los médicos, contaba con una tarjeta que declaraba, que era voluntario para donación de órganos.


Y al cuerpo femenino, se la encontró en una sala privada, colgada con una soga que arrancaron de una de las máquinas para medir el signo vital. La manera en como se la encontró, sugirió que fue un suicidio, por lo tanto, la investigación no prosiguió a continuar.


Luego de años, se declaró en bancarrota el hospital, debido a que fueron acusados por homicidio. A través de informes secretos, fueron expuesto por un anónimo que decía ser víctima de secuestro, el día que nació allí.


A medida que cada personal que trabajaba en aquel hospital, era atrapado por la ley, confesaban que el dueño de tal, los obligaba a firmar sentencia de muerte a cada uno de sus pacientes, para vender órganos al mercado negro, y a los niños, venderlos como esclavos.


Debido a la gravedad del asunto, cada una de estas personas, fueron sentenciadas de por vida. Y con respecto al anónimo, nunca más se supo de Él.

Información de registro

Identificador 2011185926588

Fecha de registro 18-nov-2020 0:31 UTC

Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0

20 de Agosto de 2020 a las 11:09 3 Reporte Insertar Seguir historia
9
Leer el siguiente capítulo Prólogo

Comenta algo

Publica!
Jancev Jancev
¡Hola! Tienes una trama interesante por aquí, solo te aconsejaría que te dieras la oportunidad de desarrollar mas a fondo cada hecho y la caracterización de los personajes. Podrías hacer una historia larga realmente buena. ¡Saludos! Jancev|Embajadora
October 06, 2020, 03:19
ℭ𝔢𝔩𝔢𝔰𝔱𝔢 𝔇𝔯𝔢𝔰𝔠𝔬 ℭ𝔢𝔩𝔢𝔰𝔱𝔢 𝔇𝔯𝔢𝔰𝔠𝔬
La historia me ha gustado bastante, pero lo que dices de que cada lector podría interpretarlo de forma distinta no es del todo cierto. Sería así, si fuese más suspenso o que te diera a pensar en muchas cosas de la historia. ¡Sigue así, me gusta tu forma de escribir!
August 20, 2020, 13:15
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión