bastiang C. S. Miranda

Raymond busca escapar de sus problemas poniendo la mayor distancia entre el y sus padres, es por ello que ha decidido estudiar la carrera al otro lado del país, en la misteriosa ciudad de Glassdrop. Cuando un asesinato ocurre, podría traer recuerdos de una serie de crimenes ocurridos hace un año. Y sin pensarlo Ray podría ser la piedra angular para resolver el misterio. Contiene Mentiras Peligrosas #1 y Mentiras Peligrosas: La Linea Más Oscura #2 (Se actualiza cada dos días).


Horror Horror adolescente No para niños menores de 13. © Todos lo derechos reservados. Registrado bajo el indautor.

#desaparicion #colegial #asesinos #universidad #vampiros #sangre #mentiras #ciencia #peligro #juvenil #suspenso #aventura #dioses #fantasmas #miedo #asesinato #misterio #demonios #ficcion #paranormal #horror #romance #licantropo #sobrenatural #hombre #lobo #vampiro
25
6.3mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 2 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1: Thriller

Glassdrop, 2014

Marlon era un chico asustadizo. Regularmente era objeto de burlas por parte de sus amigos y de Steph, su novia. Esta le habia estado molestando desde que dejaron la casa para ir a una fiesta a una fraternidad. Tuvieron que cortar el camino a través de la arboleda sur para llegar más rapido. Lo que le provocó piel de gallina a Marlon.


Marlon se había aferrado a los brazos de Steph y esta no hacía más que molestarlo por ello. —¿Escuchaste eso? —Era la broma favorita de Steph. Marlon temblaba tanto que lo podían medir en la escala de Richter.


Decidió retirarse de la fiesta temprano. Tenía un examen de cálculo al día siguiente y no había estudiado ni un solo segundo. Tomó la mano de Steph y se encaminó de regreso por la arboleda hacia la zona residencial.


Steph clavó sus uñas en el brazo de Marlon, este se exaltó pegando un grito de horror. Steph se reía a carcajadas. —¿Puedes sentirlo, no es así? —Steph escurrió su mano por la espalda de Marlon, lista para asustarlo. —Es como si los muertos intentaran ponerte una mano encima. —Entonces le tocó el cuello y Marlon se echó a correr despavorido por el bosque.


Al principio pudo escuchar a Steph riéndose, pero corrió tan rápido y sin rumbo que terminó por perderse en algún punto de la imponente arboleda. Sin Steph a su lado para llevarlo a casa, Marlon tardaría una eternidad en regresar. Si es que lograba salir del bosque.


Su mente le jugaba bromas, imaginaba ruidos, sentía miradas. Se le había puesto la cara tan blanca como la leche. —¡Steph! —Gritó, pero no hubo respuesta alguna.


Marlon sabía que se había metido en un gran problema. Creyó ver un fantasma a la distancia. Tenía que serlo porque estaba seguro de que no había otra razón para que un hombre vistiera una capucha, llevara una pala y su boca estuviera ensangrentada. Marlon estaba equivocado. Aquel extraño era tan real como su miedo. Las piernas se le hicieron de gelatina, al caer quebró una rama la cual atrajo la atención hacia sí mismo, el extraño le volteo a ver con una mirada siniestra y unos ojos blanquecinos brillantes. En su boca tenía una rata de la cual escurrían chorros de sangre hacia su ropa, la rata aún estaba viva cuando el extraño le pegó un mordisco y dejó caer el resto. Mostró sus dientes ensangrentados, su aliento se vaporizó en aquella frívola y aterradora noche.


No había forma en que el desconocido no se hubiera percatado de la presencia de Marlon, por lo que este recuperó la sensación en sus piernas y se echó a correr. Desafortunadamente sus pisadas eran ruidosas. Las ramas crujían con cada paso que daba.


Corrió y corrió sin mirar atrás, el bosque no parecía llegar a su fin.


De pronto el suelo se le acabó. Cayó en un agujero sobre algo blando y frio al contacto. Cuando trató de levantarse lo primero que vio fue su mano ensangrentada. Excepto que no era su mano, era demasiado delgada y fina como para ser de él. Apoyó su otra mano sobre un borde blando, era un pecho. Volvió su mirada al suelo y unos ojos perdidos le saludaron. Se trataba de una mujer y por su apariencia, Marlon hacia bien asumiendo que estaba muerta. Pero esto no era un alivio, sino evidencia de que Steph tenía razón. Los muertos querían ponerle una mano encima

17 de Agosto de 2020 a las 05:26 3 Reporte Insertar Seguir historia
12
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2: La tormenta

Comenta algo

Publica!
German Martinez German Martinez
Esta historia promete, a voy a seguir.
September 16, 2020, 09:48
Martin Gonzalez Martin Gonzalez
Parece que tenemos un misterio entre manos. Espero subas regularmente.
August 22, 2020, 23:04

  • C. S.  Miranda C. S. Miranda
    No tienes ni idea de lo grande que es :) espero te guste el resto de la novela, sin falta podrás leer cada lunes uno (o dos) capítulos nuevos. August 22, 2020, 23:14
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 46 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Universo 124
Universo 124

UNIVERSO DE MENTIRAS PELIGROSAS Más allá de los confines del universo que conocemos existen singularidades donde el tiempo y el espacio vuelven a coincidir, formando estos universos apartados de la realidad. No obstante son versiones alternativas de nuestro mundo, donde la magia, los monstruos, la tecnología pueden coexistir sin la menor restricción, sin embargo, no porque existan son conocidos para todo el mundo. Leer más sobre Universo 124.