Cuenta regresiva para La Copa de Autores 2020. Regístrate ahora y ten la oportunidad de ganar premios!. Leer más.
phtrespalacios Fred Trespalacios

Luego de lo acontecido en Villarea, el parásito se ha esparcido rápidamente alrededor del mundo. Diferentes personajes a través de cortos microrrelatos nos darán testimonios de sus vivencias mientras la humanidad se cae a pedazos...


Horror Horror zombie No para niños menores de 13.

#zombie #parásito #nematodo
5
1.2mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

El maizal

En las minas pasaba de todo, y no era un eufemismo cuando se decía que nadie debía inmiscuirse en los asuntos de allá abajo. Desde que había ganado el partido socialista, todas las empresas de extracción habían alcanzado el grado de desprivatización, y las transnacionales, acorraladas de su inminente destino, se marchaban con una tasa de desempleo que dejaban en alza. Janett siempre creció alrededor de un campo de maíz, ya era una abogada recién graduada, y a pesar que podía optar por un mejor lugar donde vivir, no se atrevía siquiera a abandonar a sus padres. Ya era común que la degollada paz de las minas, cortado por bandas y por la guerrilla colombiana, terminara repercutiendo los alrededores del maizal. Cuando alguien le faltaba a las bandas, esconderse se volvía la mejor forma de resignación. Una ofensa, una mentira, o incluso hacerse con un lingote, finalizaba en un castigo atroz. En el pueblo se oían los alaridos de quienes eran atravesados por motosierras, o de quienes desesperados hacían filas a que las retroexcavadoras no les aplastaran los huesos. Los que tenían suerte, y huían a contarles lo que había sucedido, aguardaban el descenso de la marea dentro del sembradío. El padre de Janett todavía conservaba la escopeta familiar, la cual tenía la tradicional tarea de espantar a las aves y a los frecuentes invasores. Janett detestaba eso, aunque fuera la única manera en que lograra preservar sus propias seguridades.


Mientras ella y su madre observaban la telenovela de las nueve, el señor presintió una estela en el campo de maíz. Tomó la escopeta y llenó unos cuantos cartuchos. Esperó ver otro movimiento para calcular la dirección, pero no ocurrió nada. Janett y su madre salieron expulsadas del sofá cuando accionó un disparo al aire, y tal como era de esperarse, la silueta ondeó a través del maizal. Corrió rápidamente hacia el horizonte, pero ilustrado con una pericia atávica, le dio al blanco un tiro certero. El padre de Janett se rehusaba a recibir recompensas, ya que eran desperdicios humanos. Nadie los quería, ni mínimamente cerca, para no ser confundidos por la solicitud de las bandas. Los llevaban a la policía. Ellos sabrían qué hacer, o los negociaban en prisión, y luego, los mataban si tenían cuentas pendientes.


El padre de Janett salió a reconocer al herido. La otra vez había asesinado al hijo de su padrino. La consecuencia fue tal que derivó en el destierro de los otros y a una enemistad silenciosa. Anheló con todo su corazón que no le hubiera arrebatado la vida a otro buen conocido. Janett esperó, y esperó lo suficiente como para darse cuenta que su padre estaba en serios problemas. Con su madre contrariada, se introdujo en el campo y le buscó. Gozaba de una excelente memoria, y conocía el maizal de pronto mucho más que así misma. Cuando le halló, Janett encontró la escopeta en el suelo. Lo recogió y tomó a su padre de un brazo. Jamás se había sentido tan envuelta por el miedo, y regresó a casa y encendió el auto. Necesitaba llegar al pueblo. Su padre iba a morir. Le habían despedazado de un enorme boquete el cuello con un voraz mordisco.

12 de Agosto de 2020 a las 16:40 4 Reporte Insertar Seguir historia
7
Leer el siguiente capítulo Nuevo mensaje

Comenta algo

Publica!
Uxío Fervenza Uxío Fervenza
Perfecto
August 13, 2020, 00:10

Jancev Jancev
¡Without words!
August 12, 2020, 17:04

~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Más historias

Killer JK Killer JK
Sin mirar atrás Sin mirar atrás
La lluvia La lluvia