D
David AP


En un mundo devastado, lleno de maldad y sin esperanza un grupo de jóvenes intenta revertir la desoladora situación que viven día con día mediante el uso del o´tai y un artefacto único en el planeta, sin embargo, la aparición de una amenaza más grande cambiara por completo sus planes


Ciencia ficción Todo público.
0
791 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Nuestro mundo

Alguna vez se han preguntado ¿Cómo funciona la maldad? ¿Por qué existe? ¿Qué es la maldad exactamente? "La ausencia del bien" lo mas lógico, "Un equilibrio del orden natural de las cosas" puede ser, pero, ¿Cuál es la diferencia entre la maldad natural o incidental y la maldad pura? ¿Puede alguien solo tener maldad dentro de si?...demasiadas preguntas y pocas respuestas, se me termina el tiempo.

19 de Julio de 2024, 5:33 pm, Quimken City

-¡No puedo!, ¡NO PUEDO! ; solo eso pensaba durante aquel momento, un fuerte dolor en el pecho me hacia desear jamás volver a intentarlo, era la primera vez que esto me sucedía, los relámpagos iluminaban un cielo triste y grisaseo mostrándome un poco de lo que alguna vez fue esta ciudad, mi ciudad, corrí todo lo que pude en ese momento, sentí que mi corazón iba a estallar ¿Por qué diablos tuvo que aparecer exactamente este día? apenas encontré una morada abandonada, me dispuse a entrar a descansar, mi pierna estaba desecha y comenzaba a perder una gran cantidad de sangre, necesitaba llegar a la guarida lo más pronto posible, en ese momento mi walkie talkie sonó, probablemente era alguien de Widerstand, pero por más que lo intenté no pude responder su llamado, lo último que recuerdo antes de desmayarme, fue que me hice un torniquete y caí al suelo, en ese momento, mi memoria me condujo a un amargo recuerdo del pasado.

3 de Octubre de 2021, 7:42 pm, Quimken City

Allí estaba, en un centro comercial llenó de gente desesperada por comida y cosas de supervivencia, nadie podía creer la noticia, es cierto que ya se rumoreaba que tarde o temprano esto iba a pasar, pero jamás pensamos realmente en las consecuencias.

" Estimados televidentes, lamentablemente se ha confirmado oficialmente que nuestro país le ha declarado la guerra a la República Popular de Kiosha, luego de varios meses de tensión por conflictos menores, la gota que derramó el vaso fue que ellos se negaran a distribuir la vacuna contra el VZ04, siendo un sentimiento recíproco, el presidente de Kiosha, Kun Yan Kyo, advirtió sobre las consecuencias que esto traerá para nuestro territorio..."

Mi atención a las palabras del conductor de noticias es interrumpida abruptamente por mi madre

-... ¡Bit, sube las cosas al auto mientras pago!-Dijo mi madre con un tono de voz que reflejaba su miedo y preocupación por mi en ese momento.

Salí del lugar, puse todas las cosas de la despensa en la cajuela y subí al auto, el ambiente en las calles no era mejor de lo que fue adentro del establecimiento, un tráfico infernal, gritos, sonidos lejanos de bala e incluso personas con un llanto que estremecía hasta al más duro de corazón, mostraban lo desolador que era el panorama en ese momento, luego de mensajear con mis amigos y familiares de otras ciudades, me dispuse entonces a llamar a Angie, quien era mi pareja en ese momento, estaba muy preocupado por ella y su familia, incluso sentí que en cualquier momento perdería la compostura que me caracteriza y comenzaría a llorar, afortunadamente pude contenerme hasta que respondió mi llamada...

Bit: ¡Amor!, ¿Cómo estás?.

Angie: Amor esto es horrible,justo acabamos de salir de un problema y llega
otro, ¿Cuándo terminara esta pesadilla?

Bit: ¿Pero tú estas bien, es decir, todos en tu familia están bien?-
Angie: Si,si...no te preocupes

Bit: El supermercado es una locura, toda la gente esta comprando más de lo
necesario y...

Fue en ese momento cuando lo que parecían ser aviones de combate sobrevolaron la ciudad , pero nunca en mi vida había visto esa clase de aviones, así que supuse que eran aviones del país enemigo, aunque sinceramente no podría asegurarlo, asustado intente seguir la llamada con Angie pero al parecer la red estaba fallando y justo después de volver a intentar contactarme con ella, sonó la alarma comunitaria...

"Alerta nacional, resguárdese en un lugar seguro, esto no es un simulacro, prepárese para un ataque nuclear inminente, los sistemas de comunicación serán interrumpidos hasta nuevo aviso...."

El terror que sentí en ese momento es algo indescriptible, al mismo tiempo que la alarma sonaba la gente huía desesperada de un lugar a otro ¿Qué se pude hacer en un momento así?, trataba de obtener una respuesta coherente para dicha pregunta; Al mirar por la ventana, observé a un hombre mayor que gritaba en las calles el nombre de su Dios, pidiendo a la gente que se arrepintieran de sus pecados e incitándolos a encomendar sus almas al gran salvador del mundo, nuestro mundo, mientras tanto, también veía a lo lejos a mi madre acercándose poco a poco a nuestro automóvil, nos fue casi imposible salir de ahí, mi madre me gritaba unas palabras pero no las lograba entender, ¡NO ENTIENDO NADA DE LO QUE ESTA PASANDO!


3 de Octubre de 2021, 8:16 pm, Quimken City

Desperté abruptamente de esa horrible pesadilla, un recuerdo que simplemente quisiera olvidar para siempre, suena de nuevo mi walkie talkie y tal como lo había pensado, era Hal, un amigo de la base tratando de contactarse conmigo.

Hal: ¡¿Bit me escuchas?!

Bit: ¡Hal, te escucho!

Hal: ¡Dios!, me alegro de que este bien, ¿EL apareció verdad?

Bit: Si.....creo que lo perdí...de cualquier forma no estoy muy lejos, con suerte
llegaré a la base en 5 minutos.

Hal: Entendido, cuídate hermano.

En ese momento, recordé el motivo de mi misión, busque rápidamente en los bolsillos de mi chaqueta y allí estaba, el o´tai se encontraba en perfecto estado, la primera cosa buena que me sucedía ese día, por fin podía sentirme tranquilo y con la seguridad de que todo mi esfuerzo había valido la pena. Ahora solo necesitaba llegar a la base sin que EL lo notara, luego de 20 minutos de minucioso recorrido, finalmente logré llegar a salvo a la base en donde ya me esperaba mi amigo Hal, le mostré que el o´tai estaba sano y salvo y se lo entregué "Llevaselo al doctor McKenzie, por favor" fueron mis palabras antes de volver a caer al suelo totalmente agotado.

Hal: !Rápido traigan algo de alcohol,vendas y una camilla!

Esta es nuestra realidad....nuestro mundo.

1

8 de Agosto de 2020 a las 00:38 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Widerstand

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión