Cuenta regresiva para La Copa de Autores 2020. Regístrate ahora y ten la oportunidad de ganar premios!. Leer más.
paparazzip19 Gabriel Gutierrez

Recuerdos olvidados de tradiciones y hechos de una región, son recordados por los lugareños en sus tertulias familiares y pasados a sus descendientes para que perduren en las tradiciones de los pueblos.


Cuento Todo público.
Cuento corto
0
858 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El Santo Cristo de La Grita

-Abuelo ¿hay un pueblo llamado La Grita?

-Sí Max, en la historia del Táchira sobre el Libertador Simón Bolívar cuando ganó la batalla de Cúcuta el 28 de febrero de 1.813 al día siguiente llego a San Cristóbal donde pernocto cuando perseguía al Gral. Español Ramón Correa que huía hacia Mérida derrotado en la batalla de Cúcuta por Bolívar.

-Las tropas de Bolívar casi alcanzan al Gral. Correa en el paso de Angostura cerca de la población de El Cobre donde se libró otra batalla. El Gral. Correa con 1.500 hombres contra Bolívar que envía al Coronel Manuel del Castillo y Rada al mando de 1.000 soldados patriotas y con los gochos que se le unieron en la batalla, resultando ganador las tropas de Bolívar, más no logran capturar al Gral. Correa, que huye a La Grita y luego siguió a Mérida. Bolívar llega a La Grita, con todo el grueso de sus tropas el 17 de mayo de 1.813, durante La Campaña Admirable, fue recibida por toda la población que gritaba de júbilo y aplaudía su llegada, Bolívar pernocta en la Casa de Los Balcones para luego seguir a Mérida.

-Abuelo, ¿porque ese pueblo se llama La Grita? ¿es que gritaba mucho la gente?

-Bueno si y no, ahora es una ciudad pero en la época de la colonia los conquistadores españoles fundaban ciudades y pueblos a lo largo de su ruta, si querían viajar de la Capitanía General de Venezuela en Caracas a Bogotá que era el Virreinato de la Nueva Granada, también conocidas como Virreinato de Santafé o Virreinato del Nuevo Reino de Granada, tenían que recorrer por los caminos de los indios y pernoctar en los asentamientos de los indígenas a lo largo de la cordillera andina, como era muy penoso recorrer entre las montañas y valles esos caminos de los indios, iban buscando sitios propicios para acampar, fundando caseríos y pueblos donde estaban asentados con anterioridad las poblaciones indígenas.

-Ahhh abuelo, ¿en la zona de La Grita habitaron indios?

-Sí Max, según cuenta la historia allí se encontraba asentada una población de indígenas, que se hacían llamar Humogría, cuando el 14 de septiembre de 1.558 llegó a esa zona el soldado español Rodrigo del Río, soldado del Capitán español Juan Rodríguez Suárez. El soldado Rodrigo descubrió un esplendoroso valle poblado por indios belicosos que resistiéndose a su paso de la avanzada de exploración que comandaba, fue y le informo al Capitán Rodríguez Suárez, quien se apersonó con el resto de su tropa al valle y sostuvieron enfrentamiento con los indios, que guerreaban de una manera muy peculiar con una gran y estruendosa algarabía de gritos roncos y ulular de voces de manera tan singular, que el Cap. Rodríguez Suarez para recordar el hecho, bautizo el sitio como el Valle de La Grita.

-Paso el tiempo y el valle era sitio de pernoctar de los viajeros entre Mérida y San Cristóbal, donde acampaban por unos días para reponer fuerzas y protegerse de las inclemencias del clima andino, frío con vientos y lluvias. Fue para el mes de abril o mayo de 1.576 el Capitán español Francisco de Cáceres, decidió fundar una población, no existe un acta de fundación propia por lo que se desconoce el día, más sí el reparto de tierras a los españoles para que se asentaran en ella, así nació poco a poco lo que se conoce ahora como La Grita.

-Abuelo y los que nacen allí como los llaman sería acaso “Gritones” Jii..jii..jii..

-¡Otra vez con tus ocurrencias Max!, no su gentilicio es Grítense.

-Abuelo, ¿y en la época colonial que más se sabe de La Grita?

-Fue creciendo lentamente, ya el número de viajeros y comercio entre San Cristóbal aumentaba y la producción agrícola y ganadera las sacaba para esa otras ciudades más grandes, así pasaron muchos años mientras iba creciendo de manera bucólica, sin problemas de importancia.

-Abuelo, ¿y de edificaciones importantes cuáles construyeron en esa época?

-Bueno Max, la iglesia como primera edificación que levantaron los españoles para que la gente se asentara en los pueblos, fue levanta poco a poco y ha tenido a lo largo de los años de existencia grandes dificultades, fíjate que con solo los temblores que la agrietaron en algunas veces, otras con los fuertes terremotos que la destruyeron totalmente.

-Sí abuelo, ¿Y eso por qué?

-Resulta que el valle de La Grita está ubicado sobre la falla sísmica que llaman de Boconó, que viene a lo largo desde Colombia y atraviesa todos los Andes venezolanos.

-Abuelo, ¿te sabes algunos temblores y terremotos de La Grita?

-Sí Max, que yo sepa recuerdo estos: el ocurrido a las seis de la mañana del cinco de febrero de 1.599, luego sufrió un gran terremoto a las tres de la tarde de febrero de 1.610 que afecto a Mérida y Bailadores, otros más como de las 05:30 de la mañana del 16 de enero de 1.644 de Mérida, el de las 07:15 de la noche del doce de julio de 1.786, el terremoto de Lobatera de las 05:50 de la mañana del día 26 de febrero de 1.849, el de San Cristóbal de las 12:00 al mediodía del 17 de febrero de 1.853, nuevamente otro temblor de las 12:00 del mediodía del 17 de febrero de 1.869. El peor de todos que fue el acabose de la iglesia y que la convirtió en escombros, fue el Terremoto de Cúcuta a las 11:15 de la mañana del 18 de mayo de 1.875 que acabo con todas las casas coloniales de la región desde Colombia hasta Mérida, se cayeron todas las edificaciones de la época de la colonia.

-Luego otro gran terremoto de Los Andes que se registró a las 10:15 de la noche el 28 de abril de 1.894 acabo con las pocas que habían reconstruido y por último el temblor fuerte de las 06:05 de la tarde el día 14 de marzo de 1.932, gracias a Dios no han ocurrido más sismos de gran magnitud que afectaran a la Iglesia en La Grita.

-Abuelo, ¿y hay más historias de esos terremotos de La Grita?

-Sí Max, hay una historia muy bonita del Santo Cristo de La Grita, imagen tallada en un tronco de Cedro por Fray Francisco de la orden religiosa franciscana, además de fraile era un escultor y tallista.

-Ahhh ¿y qué pasó abuelo?

-Max el Fray Francisco, aterrorizado por el gran terremoto en La Grita donde oficiaba con otros frailes que redujo a polvo la iglesia y a toda la población naciente, ofreció al cielo dice la tradición, tallar una imagen de Jesús crucificado para rendirle culto y consagrarle a la nueva población que renacería entre sus ruinas.

-Abuelo, ¿y cómo dice esa tradición? Me gustaría que me la cuentes.

-Según viene la tradición de boca en boca de los feligreses, Fray Francisco, sobrevivió al terremoto y empezó a cumplir lo ofrecido, dicen que escogió un gran tronco de un árbol de buen Cedro, empezó con el hacha y azuela a desbastar lentamente el tronco hasta que le dio la forma que tiene actualmente, paso largos meses tallándola, todo iba muy bien pero llego el momento en que tenía que representar el rostro del Cristo, pasaban los días y no encontraba imaginárselo de cómo hacer un rostro de un Cristo moribundo, le había pasado la inspiración por más que pedía al Señor, no tenía en mente el rostro que quería.

-Abuelo, ¿y qué pasó después?

-Max, una tarde lluviosa arrodillado frente el altar, paso varias horas rezando y pidiéndole a Dios le iluminara, mas entro en un éxtasis profundo que lo embargo y cuando volvió en sí nuevamente ya eran las altas horas de la noche, lo despertó los golpes de los formones y el raedor cuando pasaba por las fibras de la madera, se acercó con miedo al cuarto donde él tallaba, vio una luz muy fuerte que salía de entre las ranuras de la puerta, apenas vislumbraba como a una figura “un ángel” tallando, se asustó mucho y retrocedió, así permaneció largas horas frente al altar hasta el amanecer sin salir de su asombro.

-Abuelo ¿y qué pasó después?

-Pues Max, llegaron los otros frailes al altar a rezar las oraciones como lo hacían todos los días, fue cuando Fray Francisco les dijo lo que había vivido, todos los frailes fueron raudos al cuarto de la talla, se llevaron una gran sorpresa divina, el rostro estaba concluido con una expresión de agonía y sufrimiento, no lograda por otro tallista de la época. Fray Francisco lloraba inconsolablemente, los otros frailes lo felicitaban, se corrió la voz en el pueblo, enseguida se llenó la iglesia esa mañana del 06 de agosto de 1.610 de fieles y curiosos, hasta los no creyentes iban a ver al Cristo y salían maravillados por la obra de arte lograda decían “es un milagro divino nunca habían visto esa expresión tan natural”.

-Sabes Max, que el Santo Cristo de La Grita es muy milagroso, en dos oportunidades en los terremotos de Cúcuta de 1.875 y el de Los Andes de 1.894, que todo las edificaciones se cayeron, al Cristo no le paso nada, ni polvo le cayó, a pesar que las iglesias se derrumbaron, la capilla permaneció intacta y el Cristo en perfecto estado.

-Abuelo ¿y cuánto tiempo tiene ese Cristo?

-El Cristo tiene ya cuatro siglos de su culminación, son 410 años de su finalización, a lo largo de ese tiempo son miles y miles de personas y devotos que viajan a conocerle, hacerle pedidos y pagar promesas, es muy milagroso.

-Abuelo ¿y que más hay de esa tradición?

-Max, te diré que todos los años se realiza el 06 de agosto una procesión a la iglesia, miles de fieles devotos salen a pie desde Táriba y San Cristóbal hasta La Grita, fue el 08 de septiembre del 2.010 declarada la imagen del Santo Cristo de La Grita, como Monumento Nacional y está en la capilla del Santo Cristo en la Basílica del Espíritu Santo, frente a la Plaza Bolívar de La Grita, estado Táchira, Venezuela.

-¡Me gustaría ir a ver ese Cristo Abuelo!

-Muy pronto será Max, ese es el milagro que piden todos los venezolanos que termine esta pesadumbre que nos acongoja, este año la procesión será virtual, ante esta pandemia que nos obliga a estar en cuarentena.

-Abuelo ¿tendrás alguna estampita del Cristo y alguna oración para rezarle?

-Sí Max, las imágenes la consigues fácil por Internet.

-Abuelo, llego la hora de tener que ir a cenar, la abuelita nos está llamando que se enfría la sopa.

-Ahhh y que me quieres decir con la sopa tienes sopofobia acaso.

-No, las de mi abuelita si son riquísimas, al igual que las tortas de chocolate que hace. Ya sé que hay una por el olor, está en el horno todavía, pero ya falta poco para comérmela toda… Jii..jii..jii..

6 de Agosto de 2020 a las 19:38 3 Reporte Insertar Seguir historia
2
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
Nelly M Nieto U Nelly M Nieto U
Santo Cristo de la Grita bendícenos y protégenos, no nos abandones! Amén 🙏❣️
August 06, 2020, 23:36
Mael Sánchez Mael Sánchez
¡Me encanto! Un relato muy bonito, me gustaría en el futuro visitar la capilla del Santo Cristo de la Grita...las ocurrencias del nieto Max me hicieron reír varias veces. Saludos!
August 06, 2020, 23:12

~

Más historias

Luz vs Oscuridad Luz vs Oscuridad
Cuando te veo Cuando te veo
La peor muerte que he visto La peor muerte que h...