17sanchezmael Mael Sánchez

Esta es la historia de un artista que llegaría a ser un pintor famoso, siendo conocido y admirado por su talento en innumerables lugares de todo el mundo, pero antes tendría lecciones que aprender…La Vanidad y la Sencillez lo acompañarían en la vida. Cuento inspirado en los grandes artistas de la "Historia del Arte". Registro de Propiedad Intelectual.


Infantil Todo público.
Cuento corto
0
925 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Artista Famoso

Esta es la historia de un artista que llegaría a ser un pintor famoso, siendo conocido y admirado por su talento en innumerables lugares de todo el mundo, pero antes tendría lecciones que aprender…La Vanidad y la Sencillez lo acompañarían en la vida.


El niño nació con dones y talentos especiales, con sencillez desde pequeño empezó a manifestar aptitudes con sus manos,era creativo de forma natural, siempre dibujando y coloreando en cualquier lugar.


Sus padres y familiares al igual que amigos y conocidos se admiraban reconociendo que tenía habilidades. Todas las niñas y los niños siempre se agrupaban en torno a él para jugar, compartiendo en armonía y realizando diversas manualidades.


Transcurrieron los años, y poco a poco a medida que fue creciendo sus destrezas mejoraban, convirtiéndose en un hábil joven artista, prometedor para cualquier profesión u oficio que soñara.


Pero el chico no se había percatado que debido a que por largo tiempo todos lo alagaban, había empezado a ser vanidoso volviéndose cada vez más engreído, así muchas personas que sinceramente lo admiraban y querían con tristeza se alejarían.


Como su Ángel de la Guarda se encontraba preocupada fueron a hablar con ella “Vanidad y Sencillez”.


Al ver que el Ángel meditaba ensimismada y muy angustiada, Vanidad se le acerco diciéndole muy orgullosa y altanera

— ¡No te preocupes Ángel! él está sobrado en talento, se las sabe todas y triunfara sin nada que agradecer pues su don es un portento.


Pero como Sencillez estaba segura que Vanidad tarde o temprano siempre perdía, por no actuar correctamente como debía pues era su naturaleza ser cruel y egoísta, le dijo al Ángel con voz suave llena de paz y sensatez

— ¡Ten calma Ángel de la Guarda! con el tiempo él habrá de enmendarse. Todo hay que ponerlo en las manos de “Padre Tiempo”, que le enseñara a diferenciar entre la Vanidad y la “Sencillez”, distinguir lo falso de lo “Verdadero”, y descubrir la mentira de la “Verdad” que al final siempre vencerá con su luz alejando toda oscuridad.


Luego de una pausa continúo Sencillez con voz firme y afable explicándole al Ángel Guardián

­ — Lecciones deberá aprender, como valorar a los verdaderos amigos, al igual que los atributos y dones que los demás tienen también.

— En su momento entenderá que las personas valen por la esencia de su corazón y no por los bienes materiales que puedan tener.

— Descubrirá que el bien más valioso en la vida es ser agradecido y sencillo, y que el amor verdadero siempre es desinteresado como el aroma de las flores, al igual que los colores del arcoíris y su brillo.


Al escuchar estas palabras el Ángel de la Guarda sonrió sintiéndose aliviada y tranquila.


Finalmente sensatez reflexionó

— Recuerda Ángel que todo ser es una materia que durante su existencia en la tierra comienza a pulirse como un diamante, el Oro u cualquier otra piedra preciosa que se puede encontrar en cualquier parte, para finalmente lograr brillar como el sol con un esplendor radiante.


Entonces como Vanidad sabia que Sensatez siempre tenía la razón, simplemente con altivez y desgano se esfumo.


Sensatez sonrió y súbitamente desapareció…

6 de Agosto de 2020 a las 03:06 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

Mael Sánchez Hola! En mi tiempo libre una de las actividades que más me gusta es leer, y desarrollar escritos sobre diferentes tópicos. A través de este medio comparto con ustedes mis creaciones. Saludos!

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~