lyyamata1890 Alejandra Gamiño

La vida transcurre normalmente en la vida de Cloud Strife a 10 años de vencer a Sephiroth, pero una joven de nombre Halia le cambiara el destino al encontrar el tesoro de Aeris


Fanfiction Juegos Todo público.

#381 #332 #301
5
1.6mil VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Una mercenaria misteriosa

A diez años después de la derrota de Sephiroth y de la erradicación del geostigma, el grupo Avalancha vuelve a retomar su camino, Tifa y Cloud continuaron viviendo en el sector 7 de la ciudad Midgar trabajando en el bar 7th heaven junto a Marlene de 16 años y a Denzel de 18 años, Cloud aún mantenía el trabajo de repartidor y de vez en cuando de caza fortunas, Tifa seguía siendo la dueña del bar en donde los adolescentes Marlene y Denzel ayudaban


Durante un viaje de entrega en los límites de la ciudad de Midgar, Cloud hizo una parada en la montaña donde tenía incrustada la espada de su amigo Zack Fair, permanece en el lugar durante unos momentos


— Ahora estoy mejor, sé que ha pasado mucho tiempo, recuerdo por qué estoy vivo y la promesa que les hice a ti y a Aeris, en aquel momento fue tan fácil decirlo que hacerlo, ya no tengo dudas de mi vida


Se incorpora de su lugar para retomar su viaje en su motocicleta Fenhrir llegando posteriormente a Kalm, deteniéndose para descansar un poco en el bar del pueblo


— ¿Qué va a tomar?


Cloud deja su espada a un costado y observa seriamente a la persona que lo está atendiendo


— Dame algo fuerte


Se cruza de brazos y el camarero en cuestión toma nota del pedido y se retira, Cloud mira a su alrededor y percibe a una joven con capa y gorro que le oculta el rostro, unos sujetos entran al sitio y se dirigen directamente a la chica en cuestión, uno de ellos la toma del brazo con rudeza


— Se acabaron los juegos, será mejor que devuelvas lo que te robaste


La joven forcejea para intentar librarse


— Suéltame, ya les dije que no robe nada


Toma un poco de fuerza en su mano libre para abofetear al sujeto, pero le detiene otro de los acompañantes, los demás presentes del lugar solo se limitan a mirar


— Sabemos perfectamente que no te pertenece, y es mejor que lo devuelvas

— Ustedes fueron los que me lo robaron

— Nadie va a creer que lo sacaste de la Ciudad Perdida, todos saben que no existen tal lugar


Cloud se sorprende al escuchar aquella declaración sin dejar de observa y escuchar aquella situación


— Es la verdad, allá ustedes si deciden no creerme

— Estás loca niña, ahora mismo vas a saber lo que les pasa a los ladrones


Coloca el brazo de la chica en la mesa con la palma extendida, aquel sujeto saca de su bolsa un cuchillo, pero antes de hacer cualquier acción, Cloud acerca el filo de su espada sobre el cuello del hombre


— Porque mejor no te pones con alguien de tu altura

— No te conviene meterte, además no vengo solo


Los acompañantes de aquel hombre se reúnen en círculo alrededor de ellos


— ¡A él!


Sin dudarlo se disponen a atacar a Cloud, pero con un ligero movimiento de su espada los hace caer uno a uno, acto que pone nervioso al hombre


— Haga lo que quiera con ella, ya no me importa


Antes de liberar a la joven, ella usa su mano libre y lo golpea con tal fuerza que lo hace desmayar, se acerca a el y toma su bolsa y sale corriendo del lugar, siendo seguida por Cloud


— ¡Oye, espera!


Ella no se detiene en su huida y a su paso va apartando a la gente que tiene frente a ella, Cloud con un movimiento de su mano usa la materia paralizar en la chica, quien cae al suelo, él llega con la joven y la toma del brazo levantándola


— Necesito preguntarte algo

— No te pienso decir nada


La chica deja caer la bolsa y de ella sale una materia color azulada, similar a la que tenía Aeris antes de morir, Cloud le mira muy seriamente


— ¡¿Cómo conseguiste esa materia?!


Él le descubre el rostro dejando ver a una joven de ojos verdes, cabello castaño y piel morena


— Si tanto te interesa te lo diré, pero por favor no me hagas daño


Cloud observa a su alrededor notando las miradas de los presentes que se concentran en él, al incorporarse se lleva a la chica al hostal para obtener respuestas, en la habitación el deja su espada mientras la chica le mira


— ¿Quién eres y que haces con esa materia?

— Usualmente, primero se debe presentar uno mismo

— No suelo presentarme antes de atacar

— Que agresivo eres, mi nombre es Halia, y solo soy una aventurera en busca de tesoros


Cloud toma la materia y la guarda en su capa, Halia se apresura contra el para quitársela


— Devuélvemela, no es tuyo

— Tuyo tampoco, será mejor que me digas como obtuviste la materia


Halia da un profundo suspira y cruzando los brazos toma asiento


— Está bien, pero a cambio tú me dirás el motivo del porque tanta insistencia con esa materia

— No es de tu incumbencia

— Tampoco lo es el hecho de cómo lo obtuve


Cloud rechista enfadado y recargándose en la pared observa fijamente a la dama


— Bien, trato hecho

— No me lo creerás, pero todo paso hace seis meses, me encontraba en la posada Iciclos, cuando descubrí por accidente una casa bastante extraña, al principio solo la exploré por curiosidad, pero cuando entre, descubrí varios secretos, por lo que vi, supuse que se trataba de un laboratorio, pero


Halia baja la mirada y Cloud se queda en silencio


— ¿Pero?

— Una carta lo cambio todo


Halia saca de uno de sus bolsillos de su pantalón un trozo de papel doblado


— Lo que leí en esta pequeña carta, fue algo insólito para mí, y pude confirmar mi teoría

— ¿Qué teoría Halia?

— Los antiguos existen, en esta carta habla de una chica llamada


Cloud golpea la pared con fuerza a puño cerrado, mirando con un semblante de enojo a la joven presente


— Aeris…

— Si es ella, pero no tenías que actuar así

— No la encontraras

— Te equivocas, tengo pistas que me llevaran a ella

— Hace más de 10 años que falleció


Halia se queda en silencio manteniendo la carta en su mano


— No es posible, ¿cómo puedes estar seguro?

— Porque yo la conocí y la vi morir

— Entonces esa materia

— Debió caer al agua en la ciudad prohibida, lo cual es extraño


Halia desvía la mirada, Cloud toma la espada en su mano sujetándola con fuerza


— Será mejor que lo digas

— No me lo creerías

— Pues, escuche una voz misteriosa, fue como si me hubiera guiado directo al lugar


Cloud guarda la espada y se dirige a la puerta, pero Halia le toma del brazo


— Tu cara ¿Cloud Strife?

— ¿Cómo sabes mi nombre?

— La misma voz, me dijo te encontraría


Cloud se muestra sorprendido y se suelta de ella


— ¿Qué te dijo esa voz exactamente?

— Que el volverá, solo eso, no se a quien se refería

— ¿Que más te dijo?


Ella hace un gesto de negación con su cabeza, Cloud suspira y se encamina a la salida


— Creo que deberías seguir con tus pistas

— No lo entiendo


El sale de la habitación siendo seguido por Halia


— No te atrevas a dejarme con la duda

— No es mi problema


Él se sube a su motocicleta Fenhrir, y detrás de él se sube Halia abrazándolo


— ¿Qué crees que haces?

— Necesito respuestas y solo tú me las darás

— No me interesa

— Pero a mi si, así que no te atrevas a dejarme en Kalm


Cloud suspira con cierto desagrado y se comienzan el viaje al sector 7 en Midgar, Halia se queda dormida abrazada del joven mercenario, dando comienzo a un sueño revelador, la chica observaba que todo a su alrededor era completamente blanco y a uno pasos de ella, estaba Aeris, en un círculo de flores


— Viniste

— Si yo, disculpa, pero ¿Quién eres?

— No me recuerdas verdad

— Tu eres…la última antigua, Aeris


Aeris esboza una sueva sonrisa y levantándose de su lugar va hacia la chica presente


— Así es, mi nombre es Aeris

— Tu voz, tú me llamaste desde la Ciudad Perdida

— Sabía que te encontrarías con Cloud, necesitaría de tu ayuda

— Sí, claro

— Pero será en otro momento,

— Espera, no te puedes ir así


Halia despierta al escuchar la voz de Cloud


— Oye, despierta, ya no tienes que seguir agarrada de mi


Habían llegado al sector 7, la gente caminaba por las calles en solitario o en compañía de sus parejas o hijos, los perros peleaban por comida


— ¿Dónde estamos?

— En el Sector 7 de la ciudad Midgar, ahora puedes ir a donde te apetece

— Ya te lo dije, necesito más respuestas sobre la chica Aeris

— Entonces vamos


Cloud estaciona su vehículo en las afueras del bar 7th Heaven, ambos se dirigen al interior del lugar, donde Tifa les da la bienvenida


— Bienvenido al…Cloud al fin llegaste

— Si, tuve unos inconvenientes

— ¿Y ella quién es?


Tifa se acerca a Halia


— Mucho gusto, soy Halia

— Yo soy Tifa, dueña del bar, ¿te apetece tomar algo?


Antes de que Halia diera su respuesta Cloud toma del brazo a Tifa


— Hay algo que debes saber sobre esa chica

— ¿de qué se trata Cloud?


Cloud saca de su bolsillo la materia de Aeris, dejando sorprendida a Tifa y tomando en sus manos aquel tesoro


— Pero, como es posible

— Esa chica fue a la Ciudad Prohibida, lo encontró en el lugar donde ella murió

— Pero creí que eso no era posible, solamente los antiguos podían entrar al recinto

— No sé cómo, pero ella logro entrar


Tifa va con la chica y la toma de la mano llevándola a la barra


— Supongo que Cloud ya te habrá hecho preguntas

— Si, la verdad

— Me gustaría que me contaras a mí lo que sabes

— Es una larga historia


Tifa sonríe y del almacén saca una botella de licor preparando la bebida especial Cosmo Canyon


— Tenemos toda la noche ¿no lo crees?


Cloud deja sus pertenencias en una mesa cercana para escuchar, Halia voltea a verle


— Sabes Cloud, mientras estaba dormida, pude conocerla

— ¿De quién hablas?

— Aeris, ella vino en mis sueños


Él se sorprende y desvía su mirada, Tifa suspira levemente


— A ella le pertenecía la materia que tenías contigo

— Por lo visto fue alguien muy importante

— Fue una gran amiga y aliada nuestra eso fue hace más de 10 años


Al pasar de la noche, Halia escucha con atención la historia del grupo Avalancha, desde el inicio de la guerra contra Shinra, los viajes por cada rincón del mundo, hasta la batalla final que sostuvieron con Sephiroth


— Wow…fue una gran aventura y una gran perdida


Se queda en silencio un momento, Tifa toma sus manos sin dejar de sonreírle


— Ahora, todo está en paz, tenemos muchos años viviendo con tranquilidad

Cloud se levanta de su lugar acercándose a Tifa


— No lo creo Tifa

— ¿Porque lo dices?

— Porque hay algo que Halia no te ha dicho


Ambos voltean hacia la joven presente


— Si, veras, llegue por accidente a ese tesoro, pero una vez dentro del lugar, una voz me dijo: “el regresara pronto”

— ¿el?


Tifa mira preocupada a Cloud, el solo hace un movimiento con su cabeza asintiendo


— Sephiroth, estoy seguro que es el

— No es posible Cloud, nosotros lo vencimos

— Lo sé, pero al parecer decidió tomar tiempo para regresar


Halia se incorpora de su lugar


— Lo siento, no quería perturbar la tranquilidad que habían tenido por tanto tiempo


Tifa hace un gesto de negación


— No tienes que disculparte Halia, por una razón pudiste entrar al recinto prohibido, incluso hay un motivo por el cuál puedes ver a Aeris, pero por ahora, debes descansar, apuesto que has tenido un día bastante movido


Halia sale del bar junto con Tifa dirigiéndose a las Colinas del Astrónomo para rentar una habitación


— No es mucho, pero es confortable, descansa y mañana retomaremos la charla, ¿te parece?

— Si, claro


Tifa cierra la puerta de la habitación y Halia se sienta en su cama, al bostezar se recuesta para quedar profundamente dormida, vuelve a aquel lugar en sueños reencontrándose con Aeris, quien le saluda amablemente y le hace una señal para que se acerque.

9 de Agosto de 2020 a las 00:33 2 Reporte Insertar Seguir historia
4
Leer el siguiente capítulo El sueño etéreo

Comenta algo

Publica!
Gabriel Mazzaro Gabriel Mazzaro
Vamos por más!
December 17, 2020, 23:10
Mariana Veltran Mariana Veltran
Omgg, me encanta
November 25, 2020, 15:38
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas