ugoh19 ugoh Chávez

Todo comienza con la inauguración de una serie de cuadros. La expectativa se desborda y el público conocedor, los galeristas, coleccionistas y los interesados eventuales, quieren saber ¿qué sigue?


Surreal Sólo para mayores de 18.

#artistas #estilodevida #pintura #arte
3
2.7mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Inauguración

En una galería habitualmente intrascendente de la ciudad de Salamanca, un pintor que llevaba casi 10 años sin presentar obra ha sorprendido a la comunidad artística con 13 cuadros que se anunciaron apenas un par de días antes de la apertura al público. La expectativa fue tal, que una hora antes de la inauguración el lugar estaba lleno. Los protocolos de protección civil son ignorados, las salidas de emergencia obstruidas intencionalmente por aquellos que se niegan a esperar unas horas y acudir al día siguiente. Todos dicen tener derecho de estar ahí, mientras sutilmente tratan de usar los codos para evitar la cercanía de los demás.


Afuera, una joven pareja de origen indígena ya vendió $500 en cigarros sueltos.


A diferencia de lo que suele verse en estos espacios, el vino para la ceremonia de brindis es de calidad y los bocadillos son costosos, como si se tratara de una exposición colectiva con algunos artistas ya consagrados o cuando menos el aniversario del lugar. Es justo ese tipo de detalles los que hacen que el arte tenga una carga de adrenalina que a muchos fascina, pues siempre da lugar para revanchas. Así se carezca incluso de una derrota o de la humillación previa que sirviera como referencia. Es como Michel Jordan que se inventa enemigos a falta de rivales que le vean a los ojos. Claro, si Jordan fuera un artista que expusiera su obra en Salamanca.


Llegado el momento, el enigmático y bohemio pintor (quien ha envejecido notoriamente), toma el micrófono y dice: "La siguiente es una colección personal de las múltiples maneras de cocinar sopa instantánea".


Se escuchan aplausos y media docena de estudiantes del curso de pintura que se imparte en la galería financiada con el dinero recaudado por señoras chismosas sin juicio estético, pero con una necesidad de justificar ante sus esposos tener que estrenar vestido cada mes, corren los pequeños telones dejando a la vista lo que el director y curador de la exposición anunció en los medios como: "un espejo de la civilización occidental, una mirada íntima a nosotros mismos que debe ser apreciada primero con calma y luego con furia".


Más aplausos se escuchan y más vino se sirve en vasos de plástico desechable.


Seis horas después el lugar es un asco (en otro sentido). En el fervor ocasional al personal de limpieza le ofrecieron un bono como compensación por el doble turno, pero, más de ocho meses después de aquella noche, ya solo uno de los diez empleados tiene la esperanza de cobrar algún día.

17 de Julio de 2020 a las 00:08 1 Reporte Insertar Seguir historia
3
Leer el siguiente capítulo Críticas

Comenta algo

Publica!
Roberto R. Roberto R.
Bueno, muy bueno!
July 17, 2020, 10:39
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 6 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión