marleyer Yuri Marcela

Lucía, una adolescente que vive con el recuerdo de las situaciones más relevantes su niñez, es tierna, cariñosa, amorosa,valiente y alegre solamente con quienes se ganan su confianza. Matthew, el mejor amigo de Lucia y un chico increible, tierno, educado,sincero y amoroso; enamorado de la vida y de una hermosa chica. Ellos dos al declarar sus sentimientos se envuelven en una travesía amorosa, entre el equilibrio, y el amor que ellos se tienen. Han de enfrentar a quien se opone a ello. Entre secretos, dolor y promesas inconclusas, atravesaran obstáculos en su relación que dará un giro de 180° por las decisiones desacertadas que estos jóvenes toman por temor. ¿Lograran romper esa barrera que trata de separarlo?


Romance Suspenso romántico Todo público. © creative commons Atrtibution-Non Commercial-No Derivaties 4.0

#secretos #adolescente #misterio #drama #romance
1
531 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Recuento de mi vida

La envidia siempre será la forma más odiosa, rencorosa y nefasta en la vida de un ser humano. La envidia consume, la envidia mata, la envidia envenena. Esta envidia es la que nos daña sea directa o indirecta, daña lo más puro que hay en nosotros.

La pureza y la bondad, dos factores tan marcados cuando nacemos, y somos ajenos a diferentes situaciones del mundo, aunque basta con crecer y darnos cuenta que la vida es una lucha constante, entre una sociedad que te carcome, pero tú decides si quieres ser parte de esa parte de la sociedad o ser una agujita difícil encontrar en un pajar.

Las apariencias son malas, las corazas también, aunque las corazas en cierto momento son buenas, porque no dejan ver a todo el mundo lo fabuloso que eres, permitiéndonos ser más selectivos con respecto de quienes deberían conocer nuestro yo profundo sin repercusiones.

De esa persona, esa única es la que amo, aunque es un amor que no es correspondido… o eso creo. Matthew mi mejor amigo de toda la vida, mi compañero de viajes, de lágrimas, de felicidades, momentos y triunfos.

El amor, el amor, es tan complicado a veces, más cuando lo tienes al frente tuyo cantando y tocando guitarra a la vez. Una pasión de este joven que no muchos saben y que le encanta, a él, porque en su familia la música y el arte no es una profesión que merezca una atención en primer plano.

Acá es donde me pongo a pensar ¿qué pasará de ahora en adelante?, salimos de bachillerato, para empezar un nuevo ciclo de nuestra vida, la universidad, gente nueva, ambientes nuevos y llenos de expectativas, expectativas que se ven reduciendo con respecto a Matthew.

– Como quisiera que entendieras que te amo – murmuró.

Salí rápidamente de mi fase mental, para mirarlo con sorpresa, con nerviosismo, sin saber, si ese te amo es de la canción o me lo decía enserio.

– Lucy,… se que somos amigos, casi como unos buenos hermanos, que desde chiquitos nos hemos conocido, pero… no puedo contra este sentimiento ya. Te amo mucho Lucy, quisiera que fueras mi novia, pero… ash… olvídalo – dice derrotado, nervioso, tímido.

La verdad nunca lo había visto así, y dar tremenda confesión, que obviamente no pasa desapercibida para mí. Mi yo interior grita de emoción, de querer abrazarlo, pero mi conmoción no me deja.

– Yo...Yo…– tartamudeo. Maldición porque tartamudeo Lucy, has esperado todo este tiempo algún indicio de él y tu tartamudeas.

– Si tu Lucy, qué.

Respiro profundamente y boto el aire, y sin dudarlo.

– Tú, o sea yo también he tenido sentimientos hacia ti no como amigo, sino como algo más – susurro.

Mi mirada cae al suelo, con nerviosismo, con timidez, sé que mi cara esta roja, porque siento que mi cara está encendida, hirviendo, no tan literal, pero sí. Suspiro y sin pensarlo Matthlew me abraza, siento esos brazos protectores, ese aroma cítrico característico en él, su respiración acelerada; y sin duda alguna también lo abrazo.

– Acepto ser tu novio, me encantaría serlo, no te prometo traerte la luna y las estrellas, pero si prometo cuidarte, respetarte, ser muy honesto contigo, apoyarte y ante todo seguir enamorándome de una niña alocada, tímida y un cabello bipolar.

Ambos reímos ante mi cabello, si mi cabello es un completo caos, de los caos, sin embargo no pierdo la oportunidad para dejar un besito en sus labios y rápidamente esconder mi rostro en su pecho mientras escucho un suspiro de su parte. Cuanto me encantaría seguir así todo el día, aunque ya cumplí mi cometido y sin saberlo.

El amor no se busca, no se mendiga, no se obliga, solo llega y surge.
13 de Julio de 2020 a las 17:45 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Pensamiento

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión