yoemybott YOEMY BOTT

La personalidad de alguien no necesita ser una verdadera para que caigas a su encanto. SR.MAYO


Fanfiction Anime/Manga No para niños menores de 13. © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

#bnh #deku #kacchan #katsudeku
Cuento corto
0
524 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Mi verdadero ser.

Pareja: Katsudeku. Katsuki Bakugou X Izuku Midoriya.

Anime o manga: Boku No Hero Academia. Escrito por Kohei Horikoshi

Romance Homosexual; conocido por las fujoshis como Yaoi.

Tipo de historia: Corta.

Datos: Deku cambia de personalidad.

Kacchan, solo es kacchan, pero más sádico, mas hormonal, más agresivo.

SU VERDADERO SER.

Las personas no son lo que aparentan, al menos Izuku no lo es, él realmente esconde algo perturbador, algo masoquista y kacchan también lo hace, pero, su personalidad si va acorde a él. La falsedad enamora a todos y todos se encariñan con él, doble cara por supuesto, hipócrita al cien por ciento, pero nadie espera que esta verdad aparezca, se demuestre, y flote Su Verdadero Ser.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Unos ojos jade se posaban en las chicas que tenían conversaciones de amor en el salón, salían a relucir los temas de como declararse y como guardarse los sentimientos en su cofre llamado: corazón.

El dueño de aquellos ojos se pregunta cómo es que le hacen las chicas para guardarse los sentimientos en esa caja fuerte, como pueden aprender a llevarlo, a ignorarlo o quizá borrarlos.

—No entiendo cómo pueden hacerlo— admite el peli verde entre susurros rápidos y sin orden, de esos que nadie entiende— yo llevo toda una vida intentando eliminar mis sentimientos oscuros y no puedo, quizá en verdad no quiero— sonrió psicópata luego de haber arrojado sus palabras.

A la entrada del profesor todos se levantan para hacer una reverencia de bienvenida y pronuncian a coro un: Buenos días profesor Aizawa.

—Sí, sí, buenos días— dijo con voz ronca y llena de aburrimiento— Comencemos.

El hombre de aspecto desaliñado explicó unas cosas del compromiso y el comportamiento de héroes, algunas preguntas, actividades y terminó dejando investigaciones que tendrían que realizar en parejas que el iría a escoger sin derecho a reclamos, advirtiendo severamente que quien le despertara de su siesta tendría junto a los demás el triple de tareas que no valdrían como puntos extras. El último sonido en el aula fue el bostezo esbozado por el profesor antes de entrar a su bolsa de dormir amarilla.

Todos en completo silencio y serenidad sacaron sus teléfonos y audífonos, incluyendo al peli verde, mismo que siempre cargaba consigo un aura tranquila, de apoyo y bondad. Aunque realmente él no lo pensaba así, pues se refería a ello como de mala suerte, pues todos los que lo conocen piensan que eso es lo caracteriza: ayudar a todo aquel que tenga problemas. Aunque le honre mucho ya no se siente del todo bien haciéndolo, pues, ha aprendido que cada vez que lo hace sale herido, comprendiendo lo que es ser héroe y lo que este sufre.

Con la música inundando su sentido auditivo y olvidándose de las personas a su alrededor, solo manteniendo su mirada verdosa en la espalda ancha que está al frente y comienza a pensar:

<< Que inútil es estar sentado sin hacer nada, pero es mejor que estar en las batallas rompiéndome las extremidades. Amo ser un héroe y ver las sonrisas de la gente común, como lo fui alguna vez>> soltó un suspiro silencioso.

<<Odio salir herido, me hastía y ofende cada vez que lo hago, y más me ofende que luego me pregunten: ¿Estas bien?

Como puedo estar bien si en el momento tengo los brazos vueltos mierda y casi que no se reconocen, como coño puedo estar bien si puedo estar volviéndome loco de dolor, pero aun así me toca sonreír y decir: —si estoy bien, puedo seguir adelante, puedo seguir luchando, plus ultra o alguna frase motivacional>> sonrió sarcástico entre las líneas de pensamientos.

<<Todo el Izuku dulce y amable existe, quizá no al cien por ciento o al menos de manera sincera, puesto que es un mascara que esconde mi verdadera personalidad aquella la que nadie conoce y odiarían si lo hicieran, pues no soy la santa paloma que ellos tanto adoran. Misma mascara que hasta kacchan y All Might creen es real >> hizo una mueca de asco que nadie notó.

<< A que la realidad apesta un poco, mentira, apesta demasiado. Y siempre habrá uno que otro iluso que diga: — ¡Podrás ser feliz! ¡Solo tienes que esperar por eso y llegará!

Una mierda eso no llega así nada más, esa felicidad se gana y siempre todo lo que hagas, todo lo que digas fue, será y es por mera costumbre, mi gran ejemplo y monotonía es entrenar para ser el símbolo de paz, desde que me dieron este poder es para llegar a ser ese símbolo y ser el mejor héroe.

Coño no me anima para nada tener esa obligación, tener que ser mejor y dejar muchas cosas de lado para poder lograrlo, para mí llegar a ser este monumento que traerá al mundo la paz, es sinceramente una farsa más.

Una mentira, cuanto puede durar la tranquilidad si por cada héroe hay quince hasta cuarenta villanos más, por mucho que llegue a serlo la maldad no dejara de expandirse. Pero decirle acobardara a los de corazón débil, tristes y frágiles, les hará daño la realidad del mundo>>

El peli verde se detuvo un momento para cambiar de posición y poder reposar en la mesa, colocando sus brazos como almohada y mientras lo hacía se quedó observando como Katsuki se encontraba viendo el paisaje por la ventana y como su perfil varonil tenía un toque sensual por la luz del día y en sus ojos rojos la fiereza que siempre ha estado con él.

<< Kacchan es perfecto. Él no sabe cómo soy realmente, no entiendo cómo es que no se da cuenta, pero si lo ha hecho no lo menciona, eso me gusta de él.

Un secreto, el más grande, es que con la máscara o sin la máscara me gusta Katsuki, mi kacchan y es algo que aunque mi mente psicópata intentase cambiar no puede o mejor dicho no puedo.

Para acercarme a él, para estar con él, seguí a All Might para que en ese momento me ayudase a entrar en la U.A en donde sabía que kacchan iba a entrar con facilidad, eso era y es un hecho.

Lo conozco desde pequeño y eso todos lo saben, fuimos amigos de infancia y nadie sabe y no sé si él se acuerda de que en ese tiempo fuimos de todo menos inocentes amigos.

En nuestra infancia dimos nuestro primer beso, nuestra primera vez y yo me enamore de él, obteniendo mi primer amor. No he podido olvidar nada de eso, mas no sé si él lo hizo.

Yo quisiera que repitiéramos eso que compartimos en la niñez y qué de tan solo pensarlo mi cuerpo se estremece y activa las hormonas que me hacen desear hacer cosas que todo adolescente normal haría en algún lugar a solas.

Si sobre todo normal, lo normal es golpearme, apretarme, morderme y crear nuevas marcas en mi cuerpo pensando en que es kacchan quien las está haciendo, este puto fetiche masoquista del cual me di cuenta que tenía y tengo desde secundaria, aproximadamente casi cuatro años o quizá un poquito más. Siempre imaginándome que tan placentero sería tener sexo en estos momentos en que la hormonas manejan aquellos que se internan a un nuevo mundo>> la música paro de sonar en los auriculares del pecoso peli verde.

<< ¡Mierda! solo faltan cinco putos minutos para salir de aquí y llegar a mi habitación para hacer la maldita tarea para seguir siendo el "nerd", el "Deku" y continuar pensando en kacchan>> se sienta erguido y se quita los audífonos sabiendo que le profesor se levantaría en nada.

Todos dirigen su mirada al reloj que está sobre la puerta cuando solo faltaban dos putos minutos, ¡dos míseros minutos! y el profesor Aizawa sale de su madriguera amarilla, se levanta y empieza a hablar y todos de inmediato se quitan los audífonos, pero Deku lo había hecho desde hace minutos.

—Bien, no escuche ningún ruido, milagro, parece que Kaminari no hizo nada— cuando de repente sale a relucir un rubio con cinta adhesiva en la boca.

<< Felicito a la persona que pensó por primera vez, bien hecho, con razón todo estuvo tranquilo el pikachu apodo que comparto con kacchan >> ironizó mentalmente el de ojos jade.

—Bueno daré la última actividad—hizo una pequeña pausa— tendrán que hacer un test de la persona que le toque, tendrán que colocar todo lo que sepan de la persona que les tocó y será para la semana que viene, y ahora esta fila.

El profesor levantó su mano con lentitud y apunto hacia la primera fila justamente donde se sientan el masoquista peli verde y el rubio gruñón — y dirán el nombre de quien les toco hablar. Mínimo seis hojas— agregó por último.

Para ellos poder ser libres se movieron rápido pero esperando su turno y cuando le toco al rubio de ojos rubí, exploto con ira diciendo:

— ¡MALDITO DEKU!— gritó con una voz grave y tosca.

<< Soy de quien debe hablar>>

Una mirada de me la vas a pagar hizo que una corriente eléctrica recorriera el cuerpo de Izuku y que se pusiera completamente en piel de gallina.

El chico peli verde se levantó con una falsa timidez, camino con cuidado y metió su mano en una pequeña caja cuadrada con un hoyo y un tomo un pequeño trozo de papel.

<< Esto va a ser entretenido>> pensó el chico parado al lado del profesor.

—Kacchan — susurró primero y nadie lo escucho, y el profesor tomo el papel en sus manos.

—Katsuki Bakugou— pronuncio Aizawa.

<< Hablar de kacchan. De mi crush, mi explosivo crush >> tembló de anticipación y todos creyeron que era de miedo.

El masoquista se dirigió a su puesto, con la cabeza gacha, pretendiendo nerviosismo, terror, angustia y preocupación, todos estaban deseándole suerte mentalmente y otros mandándole esas miradas de lastima, no sabían de la emoción y excitación que recorre cada partícula de su cuerpo haciendo que su mente se vuelva un remolino uno muy, pero muy extraño, se siente más que feliz, pero deseando que kacchan se enoje y que le acorrale en una pared y le grite, como lo desea.

<< Se todo sobre kacchan, literalmente todos sus gustos más no lo que realmente piensa en la mayoría de las ocasiones, eso me da demasiada rabia, pero conociéndolo sé que con tal de sacar una puntuación perfecta tendrá que analizarme, y eso me emociona en demasía>>

El profesor Aizawa había salido del salón y Uraraka se estaba acercando a su pupitre, él tomó su bolso y fingió una de esas bellas sonrisas brillantes y honestas que enamoran y cautivan a cualquier persona, menos a la que quiere.

<< Otra vez a fingir con la perraraka, que fastidio. Uraraka es solo la perra que solo busca dinero para sacar a flote a su familia siendo sincero lo único que me da es lastima>>

Salieron del salón y justo frente a ellos se encontraba Katsuki junto a kirishima un pelirrojo con dientes de tiburón que confianzudamente rodeaba los hombros del rubio con uno de sus brazos y la voz de la castaña que hablaba sin parar dejó de importarle al pecoso.

<< Apenas salgo del salón y frente a mis ojos esta kacchan con aquel que tiene un gusto horrible y el parecido con un tiburón, je, una copia barata de uno de esos magníficos depredadores.

¿Porque el intento de tiburón puede abrazar a kacchan?

Cuando yo no puedo hacerlo. >>

Se acercó caminando con la castaña a un lado, ella movía sus labios sin parar y cuando estuvo cerca de su amor platónico tropezó torpemente y empujó levemente al pelirrojo que terminó por separase del gruñón de Katsuki dado a la sorpresa que tuvo con la caída de Izuku. El golpe resonó fuertemente en el pasillo tomando por asombro y extrañeza la caída de uno de los alumnos.

<< Gracias a mi caída él se apartó de MI kacchan, eso me hizo sentir bien, pero el golpe me dejó aturdido durante unos segundos, no creí que fuera tan fuerte hasta que vi sangre saliendo de mi cabeza y luego un mareo y lo demás solo fue una pantalla en negro>> el caído sonrió sin darse cuenta antes de caer en la inconciencia.

El olor insípido de la enfermería realmente hizo que despertara de mal humor, el ceño se frunció y él no recordaba el porqué de que estuviera en la enfermería,

<< El sentimiento es escalofriante, aquellos que intentan ayudarme solo me hacen querer morir, pero en fin, salir de este sitio es más importante, cuando por fin me levante de aquella estúpida cama tan dura como una puta roca un mareo ataca todo mu cuerpo>>

El olor nauseabundo le ataco y la pequeña enfermera recovery tomo su bastón para apuntarle el pecho deteniendo la caída causada por el mareo, luego de que el mareo finalizó el salto de la camilla.

—Ya estas despierto muchacho, caíste al suelo de bruces y aquí te hayas, realmente te encanta estar aquí— esa voz de anciana no es tan molesta, pero irrita que te digan que te gusta caerte.

—Cállate vieja, a quien le gustaría venir a verte— dijo con maldad el peli verde.

Salió por la puerta encontrándose con kacchan y kirishima y sin poder evitarlo se abalanzó a besar a kacchan recibiendo la más grande golpiza pero no arrepintiéndose de mostrar su verdadero ser.

<< ¿Quién iría pensar que por un golpe mi actuación de DEKU se vería descubierta?

¿Quién pensaría que All Might le desagrada mi verdadera actitud y personalidad?

Jamás lo pensé, pero ha ocurrido >>

5 de Julio de 2020 a las 21:51 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

YOEMY BOTT SOY FANÁTICA DEL ROMANCE, MAYORMENTE DEL ROMANCE LGBT, AMO LOS FANFIC DE MIS OTP FAVORITO; COMOLO SON EL KATSUDEKU, KIRIKAMI Y MUCHOS MAS...

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~