paparazzip19 Gabriel Gutierrez

Algunas historias de la vida cotidiana que parecen triviales que pasan desapercibidas, pero al recordarlas y relacionarlas en el tiempo con otros hechos similares te resultan entretenidas para leer en esta cuarentena.


Cuento Todo público.
Cuento corto
0
650 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

"Petare"

-Abuelo ya estoy listo termine mi teleclases, ¿ahora cuéntame lo de Petare?

-Ok Max, te voy a leer este escrito de hace 66 años es de 1.954, que por cierto ocurrieron una serie de visualizaciones de objetos o naves extrañas, que reportó la gente en distintas partes del país y en otros lugares a partir de octubre de ese mismo año ´54.

-Escucha Max dice así:

-El Domingo, 29 de noviembre de 1.954, aparece registrado en la Oficina de Prensa de la Comandancia General de Policía de la Ciudad de Caracas el siguiente informe:

-Gustavo González, de 25 años de edad, natural de La Habana, Cuba y con residencia en la calle Bolivia Nº: 72, en Catia, Caracas, junto a su ayudante José Ponce, caraqueño, domiciliado en Los Totumos, ambos se dirigían en una camioneta panel matricula D.F., 4-11382, año 1.954, a la fábrica de embutidos “Industria Nacional de Embutidos, C.A.” o “Scheper” como le decían ubicada en la calle Buena Vista de Petare, donde es distribuidor de sus productos en los Mercados Libres del Distrito Federal y Estado Miranda, fue víctima de una crisis nerviosa al sostener un ligero forcejeo con un extraño ser viviente que descendió a tierra de un aparato incandescente, el cual según su versión flotaba a medio metro de altura sobre la calle obstaculizando el libre tránsito vehicular, que lo obligó a bajarse a ver aquel objeto extraño de forma esférica alargada, tenían dos ventanas en los costados de escasamente medio metro de abertura y con una cúpula en la parte superior; pero lo asombroso –dijeron -es que aquel globo de metal brillante; flotaba a medio metro de altura sin patas, ni soportes, ni ruedas, ni tren de aterrizaje de ninguna clase.

-Abuelo ¿y cómo ocurrió esa observación?

-Bueno Max, por lo que Gustavo González, declaro en la Policía, dijo que iba por la calle Bella Vista, en Petare, conduciendo una camioneta de su propiedad y acompañado de un ayudante, detuvo sorpresivamente el vehículo que manejaba, al observar que la calle que transitaba se ilumino de repente como si fueran las doce del día.

José Ponce, dijo González su ayudante también sorprendido, abrió la puerta de la camioneta y bajo a tierra igual que él. José salió corriendo al ver lo que veía, segundos más tarde, pudo observar Gustavo a un extraño ser se le acercaba, lo tomo entre sus brazos y trato de detenerlo, pero aquel pequeño “hombrecillo”, tenía mucha fuerza, logro deshacerse de la llave que le había aplicado, a pesar de haberlo alzado, pesaba como unos 50 kilogramos y tratando de llevar hacia la camioneta, Gustavo cayó al pavimento cuando reacciono, logro pararse rápidamente. Trato de perseguir al hombrecillo pero al verlo nuevamente vio algo más sorprendente dos hombrecillos más venían hacia él, uno de los cuales lo alumbro con una especie de linterna, estos hombrecillos venia al parecer a ayudar a su compañero. La extraña luz le impidió ver por momentos lo que ocurría quedo inmóvil, poco después recupero la movilidad y todo había desaparecido.

-¿Y después que hizo el señor?

-José Ponce el ayudante salió corriendo y llego a la Inspectoría del Tránsito de Petare situada en la misma calle donde se registró el extraño acontecimiento. Minutos después llegaba Gustavo a esa misma oficina oficial, luego de beber un poco de agua, le relato lo que le había ocurrido a los fiscales de guardia; Manuel Moreno y E. Domínguez, quienes confirmaron que ambos sujetos entraron a las dos y media de la mañana con ese cuento pero que no estaban borrachos, ni tenían enajenación mental; su hablar era correcto y su narración, aunque asombrosa, estaba llena de detalles que parecían reales por el lujo de datos que indicaban.

¿Hubo otros testigos abuelo?

-Sí Max, Antonio Cherchi propietario los Embutidos “Scheper, manifestó conocer de vista y trato a González y Ponce indicando que eran personas serias y trabajadoras, que llegaban todos los días puntuales a las dos de la madrugada a retirar sus productos, por lo que no tenía ninguna queja de ellos, ni había observado algo anormal, por lo que él cree que si vieron o mantuvieron contactos con algo que los perturbo, es más indico; si ellos dicen que vieron algo, él les creía....

-Ahhh abuelo, entonces si eran personas trabajadoras, solventes y conocidas.

-Sí Max, paralelamente esa noche hubieron otras personas que oyeron los gritos y vieron la luz, testificaron que vieron u oyeron algo, en la calle Bella Vista, entre estos la Srta. María Antonieta Avellaneda dijo estar despierta entre la una y dos de la mañana, hacia la hora indicada del suceso y que pudo percibir “algo así como una detonación...y un siseo silbante...” pero no le hizo mucho caso por estar preparando un remedio para un niño enfermo de la casa donde vive.

.- De igual manera el Sr. Concepción Garrachan, quien vive en Petare, indico que horas antes de producirse el suceso, había visto sobrevolar al sur de Petare “un extraño aparato luminoso que no hacia ningún ruido y que otras personas junto con él habían visto y comentado con extrañeza dicho acontecimiento”, posteriormente en la madrugada, como a las dos, fue escuchada una detonación en la calle de Buena Vista y otras zonas del Valle de Caracas.

.- El Sr. Manuel María Soria, que habita en la Avenida Sucre, Nº: 31, a solo tres cuadras del lugar señalado por los testigos del aterrizaje, dijo que marchaba a su casa a eso de las dos y media de la madrugada la hora señalada por Gustavo González para el encuentro en su automóvil de alquiler, cuando repentinamente observo que una potente luz iluminaba el vehículo, obligándole a detenerse momentáneamente. De inmediato oyó algo como un silbido agudo, preciso y tormentoso. Puso el auto en marcha a toda velocidad y se dirigió a su domicilio, donde le contó a su señora madre Doña Juanita Soria, lo que había ocurrido. La señora contesto que ella había oído “algo”, pero creía que “era uno de esos aviones adquiridos por el gobierno que hacían mucha bulla”.

-Otro testigo referencial fue el Dr. Julio Garcés laboratorista del Hospital Pérez de León, declaro que poco después de las dos de la madrugada del domingo, cuando pasaba en su automóvil por las cercanías de la calle Buena Vista, oyó como un grito de terror, lanzado “por una voz chillona”, se detuvo a ver qué ocurría mas no vio nada sino oyó los gritos y no supo de donde provenían.

¿Otras personas más vieron u oyeron algo abuelo?

-Si Max, la Sra. Elsa Duderstad desde la calle 9 de Los Palos Grandes donde vivía, declaro que se encontraba en el jardín de su casa cuando vio hacia Petare una luz muy intensa que ascendía en forma de disco que cambiaba su tonalidad y resplandecía, estuvo expuesta durante varios minutos, el hijo Rodolfo Duderstadt, reitero categóricamente lo expuesto por su señora madre e indico que: “la visión que hemos tenido nos ha dado mucho que pensar, puesto que ocurrió a la misma hora que en Petare, los detalles de cuyo caso no teníamos nada que hasta cuando leímos el relato en los periódicos”. La señorita Ursula Wiede, familiar (sobrina) de la Señora Elsa Duderstad, también tuvo la oportunidad de presenciar el extraño fenómeno.

-Otro testigo fue Francisco Leal, que vive en la calle 7, sintió la explosión como todos los vecinos del sector, varias familias enteras asustadas se encontraban en las afueras de su residencia, todas comentaban el suceso entre estas se encontraban los “Armas” y “Escobar”, que indicaron según las declaraciones dadas a la policía que era una luz azulada e intensa, la luz se fue difundiendo hacia arriba, todos los habitantes oyeron el extraño ruido.

¿Alguna otra persona vio y dijo algo?

-Sí la Sra. Avelina del Paso, residenciada en la calle Andrés Bello indico que varias radio patrullas de la Policía y la Seguridad Nacional (S.N.), se presentaron en la zona imponiendo el orden e investigando en las calles, casas y solares el origen de la explosión que se sintió al paso de la brillante luz.

-Así se termina el relato haciendo referencia a los vecinos de la Urb. Los Caobos, que habitan a lo largo de la antigua vía férrea que conducía a la población de Petare, destacaron que esa madrugada y a la hora señalada observaron como paso por encima de sus casas una luz muy brillante que alumbro sus habitaciones, llegando como destellos muy intensos, muchos se abstuvieron a dar declaraciones a la prensa, para evitar ser tildados de locos o ser citados por la Seguridad Nacional (S.N.) que realizó una averiguación al respecto.

.- Así termina este relato de un suceso aún no aclarado en nuestra historia contemporánea capitalina del cual pocos recuerdan y conocen.

-Max, está recopilación de los datos la realice yo en 1.995, cuando en una remodelación de la casona “Santa Inés” en Caño Amarillo, en los sótanos de las caballerizas, encontré varias cajas de cartón llenas de papeles que iban a botar a la basura, unos con telegramas y recortes de periódicos de los años ’50 y como no tenía nada que hacer en ese momento esperando a mi hermano, tu tío abuelo que venía con unos obreros me puse a leer varios papeles juntando los de este suceso muy curioso, además en ningún momento hablaban de platillos voladores, ya que ese término ni se conocía en esos años, ni fue mencionado en los recortes de prensa de los periódicos “Ultimas Noticias”, El Universal”, “El Nacional” y “La Esfera”. Ese término de platillo volador lo menciono por primera vez en 1.947 el piloto norteamericano Kenneth Arnold, cuando volaba en su avioneta y vio una nave extraña que reporto se parecía un plato de sopa volando al revés en el aire, llamándolo coloquialmente platillo volador, término que se usó por los años ´60.

-Sí abuelo, ahora le dicen en ingles UFO y en español OVNI.

-Es correcto, pero lo que más me resulto curioso fue que posteriormente, un día que no tenía nada importante que hacer, fui a la hemeroteca y me puse a buscar noticias del año 1.954, sobre esto, encontré que aparentemente hubo una oleada de avistamientos ese mismo año y comienzos de 1.955 reportados en Francia, Europa y Suramérica y publicados en varios periódicos. Creo que ese año entraron algunas naves, y las reportaron en muchos lugares del país, son personas que ni leían los periódicos capitalinos para contar que vieron supuestas naves, algunos periodistas recogieron y publicaron las informaciones de las regiones, recuerda fue hace 66 años atrás que para llamar a otra ciudad había que pedir una llamada telefónica a la Central de teléfonos, no había discado directo nacional, había que pedirla y esperar hasta más de una hora que te comunicaran o enviar un telegrama y eso costaba un buen dinero, así eran las comunicaciones de esa época, no como ahora que son instantáneas.

-Abuelo ¿cuáles otros recortes encontraste de ese año 1.954?

-Bueno encontré uno de fecha 10 de diciembre del ´54, refiere que a las 06:30 p.m., un médico y su padre se desplazaban desde el aeropuerto La Carlota a la avenida Francisco de Miranda. Se detuvieron a observar dos hombrecillos, que corrían hacia la espesura, poco después vieron alzarse un disco luminoso detrás de la misma y salir disparado hacia el cielo a gran velocidad, emitiendo un agudo siseo.

-Abuelo, pero no hay espesura mejor dicho bosque en esa zona.

-Sí Max, pero recuerda fue hace 66 años atrás, eso era monte y culebra, recién construían la Avenida Francisco de Miranda que la inauguraron en ese año de 1.954 y la Plaza Altamira inaugurada en 1.945, tenía si acaso 10 años, se llegaba por una carretera que después convirtieron en la avenida.

-Abuelo, entonces para ir a Petare era un viaje, llevabas hasta avío para comer por el camino. Jijiji

-Pues no te rías Max, pero así era, tenías que llevar hasta agua y lo que necesitaras, eso era un viaje ir de la Plaza Bolívar de Caracas a Petare.

-Max hay otro caso, la noche del 10 de diciembre de 1.954, por la carretera Trasandina entre Chico y el Cerro de las Tres Torres refieren que dos cazadores de nombre Jesús Gómez y Lorenzo Gómez vieron un objeto luminoso de unos tres metros o más que se sostenía inmóvil a un metro del suelo. Le vieron llamas por debajo, al acercarse para ver mejor, vieron que se bajaron cuatro hombrecillos pequeños como enanos de un metro de altura que se les acercaron rápidamente, agarraron a Jesús Gómez, que se desmayó del susto y lo llevaban a la nave, fue cuando Lorenzo Flórez disparó su escopeta de un tiro, luego golpeo con su escopeta con mucha fuerza a uno de los hombrecillos, la escopeta se partió en dos, pero soltó a Gómez, ahí se dieron cuenta que no le hizo daño alguno al hombrecillo, ya que estos tenían mucha fuerza. Recuperados del susto Gómez y Flores corrieron al pueblo donde llegaron a la Policía que los atendieron y vieron que Gómez estaba todo arañado y su camisa destrozada, los llevaron a ambos presas del pánico a la medicatura, donde el médico atendió las heridas de Gómez, y confirmo que ambos sufrían un ataque de histeria aguda provocada por el miedo, confirmo que no tenían influencia alcohólica los dos, la policía fue al sitio y encontró la escopeta partida, rastros de lucha y un círculo grande quemado por donde habían dicho los cazadores que estaba flotando la nave, todo quedo como un misterio más.

-Es muy raro ¿verdad abuelo?

-Pues más raro fue que esa misma semana en otro lugar de Venezuela ocurrió otro incidente, la noche del 16 de diciembre de 1.954, un joven llamado Jesús Paz, se desplazaba por la carretera con dos amigos ya llegando a San Carlos del Zulia, cuando se estaciona el auto para hacer una necesidad fisiológica, sus dos amigos se habían quedado en el carro cuando oyen los gritos y ven venir corriendo hacia el auto a Jesús que cae al suelo todo ensangrentado y arañado, se bajan a auxiliarlo, lo llevan rápidamente al carro y uno de ellos toma el volante para conducir rápido al Hospital, mientras Jesús les refiere lo ocurrido asustado y con mucho miedo, que fue atacado por unos hombrecillos pequeños como de un metro de alto, forcejeo con ellos logrando escapar. Los amigos vieron despegar una nave brillante que les paso por encima al auto, con un sonido agudo y llamas por la parte inferior, llegando al hospital con Jesús que traía toda su ropa totalmente rota a girones, los médicos y enfermeras lo atendieron y su diagnóstico fue múltiples arañazos, muy penetrantes y profundos en la piel, con estado de histeria donde referían lo que le había pasado. El policía de guardia del hospital tomaba las declaraciones de sus amigos sobre lo que vieron y lo que le paso a Jesús, quedando como un misterio más.

-Huyyy abuelo ¿entonces esos hombrecillos lo que querían era secuestrar gente?

-Así parece Max, hay otro caso que ocurrió la mañana del 19 de diciembre de 1.945, tres días después del de San Carlos del Zulia y este se registró con un joven, Jockey llamado José Parra de 18 años que iba por la carretera para los traqueos de entrenamiento de caballos de carrera cerca del Sanatorio Antituberculoso de Bárbula, en Valencia, cuando se detuvo al ver a seis hombrecillos que recogían piedras al lado de la cuneta de la carretera, donde se encontraba una nave suspendida en el aire sobre el asfalto de la vía. Rápidamente retrocedió pero se quedó inmóvil y su carro se apagó al recibir un rayo color violeta de un aparatico que tenía uno de los hombrecillos, rápidamente se montaron en el aparato que despego y desapareciendo con celeridad en el cielo.

-Abuelo ¿otras personas vieron esto?

-Sí Max, algunas personas cercanas al sanatorio y pacientes se despertaron y se asomaron a las ventanas o salieron de sus casas y vieron hacia las tres y media de la mañana un objeto luminoso como un disco salir de la carretera pasando por encima del sanatorio.

-Abuelo ¿entonces fueron varios casos?

-No sé qué decir, solo que encontré también los recortes de Brasil del 04 de noviembre en Río Pardo en Pontal Brasil, lo mismo refirió un pescador, otro el 09 de noviembre en Linha Bela Vista, Estado de Río Grande, Brasil, luego otro el 10 de noviembre en Porto Alegre, Estado de Rio Grande en Brasil, otro el 14 de noviembre en Curitiba, Estado de Paraná en Brasil, en todos refieren un disco de las mismas dimensiones, hombrecillos de una estatura de un metro.

Abuelo ¿y en ese año hubo más encuentros cercanos?

-Que yo sepa ¡No!, luego pasaron varios años y el hombre en la tierra apenas lanzó el primer satélite Sputnik el 04 de octubre de 1.957, fueron los rusos, fue cuando se empezó a hablar algo de cohetes en el mundo y empezaba la era espacial, no se decía nada de platillos voladores, fue hasta que reaparecieron nuevamente como en los años ´60 que los mencionaron.

-¡Aja acá están! ya les serví la cena vengan a la mesa que se enfría la comida y luego siguen hablando de sus marcianos enanos, dijo la abuela.

Jii..Jii..Ji.. Abuela en Marte no hay vida esos enanos vienen de otros mundos en el espacio.

-¡Ahh pues está bien! por ahí hay una torta de chocolate que a lo mejor viene de Marte, pero como no hay vida a los mejor no viene. Jajaja

-Sí abuela si hay vida en Marte, después que nos comamos esa torta exquisita y rica que haces.

-Ajá deja de alabarme y anda a lavarte las manos y te apuras, porque si no tu abuelo se come tu torta.

-Ya voy abuela y cuida que el abuelo no me haga trampa y se coma toda mi torta.

Jii..ji..ji..

29 de Junio de 2020 a las 21:34 1 Reporte Insertar Seguir historia
2
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
Mael Sánchez Mael Sánchez
Siempre muy buenas e interesantes historias. Felicitaciones y gracias por compartir!
June 30, 2020, 18:20
~

Más historias

Oscuro día de invierno Oscuro día de invierno
Ady Ady
YONAGUNI YONAGUNI