leonardo-nin1578523689 Leonardo Nin

Cuando un muchacho psicópata deba hacerse cargo de una bella muchacha que su organización ha secuestrado, pronto habrá una sensación entre ellos, pero a la vez la mujer sera testigo de las horribles torturas que se comete en el sitio, mientras que a su vez, ella teme por su vida ya que la venderán en tres días, cuando ella hace que él chico reflexione un poco sobre la situación, él muchacho reaccionara con un plan violento, el cual terminara de una manera muy tétrica dentro de esa horrible organización. ADVERTENCIAS: CONTENIDO APTO PARA ADULTOS, NO RECOMENDADO A MENORES DE 18 AÑOS, O, PERSONAS SENSIBLES: CONTIENE: SEXO, TORTURA Y VIOLENCIA.


Horror Horror gótico Sólo para mayores de 21 (adultos). © Derechos reservados por Leonardo Nin

#drama-erótico #tortura #rehen #secuestro #trauma #horror-psicológico #violencia #enunmundoparalelo
3
1.2mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Crueles


Prólogo:

Larry Ulloa. Un joven de 18 años de edad; sube a su habitación y se quita su chaqueta negra de cuero, la cual está llena de sangre al igual que el resto de su vestimenta, de una vez llega su amiga Haley Stanford de 17 años y su amigo Jeff Parra de 20 años, ellos lo convencen de trabajar en una red de crimen organizado, en donde la paga es buena a pesar que deberá hacer cosas que tal vez sea fuera de lo ético.

5 años después:

Larry continúa trabajando para la organización; la cual se encarga de traficar con personas y venderlas a mafiosos, las mayorías de estas gentes son mujeres, también trafican con hombres para venderlos a mujeres mafiosas, pero el negocio se financia es un poco más con las mujeres.

Él joven de ahora 23 años; se desempeñaba siempre en ejecutar a los colegas que vendía información para otras organizaciones rivales o algunos que se atrevían a robar el dinero dentro de la misma organización. Siempre los ejecutaba a punta de torturas dolorosas y con abrirlos hasta sacarle todos sus órganos, eso hacía con hombres y mujeres dentro de esa mafia, los cuales también eran jóvenes como él.

Llega la hora en que van a traer a 10 personas para mantenerlas en cautiverio, así que al joven le toca ahora encargarse de custodiar a una mujer; ya que los varones se encargan de las mujeres y las mujeres se encargan de los hombres. Cuando llegaron las personas dentro del almacén ubicado en una zona aislada de Vista Alegre Caracas Venezuela, en donde los van a retener, él y otros compañeros se ponen unos pasamontañas para que sus identidades no estén expuesta.

Ellos llegan hasta la zona de salida que queda en planta baja en donde ya entran sus víctimas, Larry agarra por el brazo derecho a una joven blanca de cabellos negro, alta como él y de ojos azules como los del joven, él chico la lleva hasta una habitación que está en el nivel 1. En donde antes de cerrar la puerta, la chica le dice.

–¿Sabes? Creo que eres una buena persona, me encantaría conocerte un poco más.

Larry se queda callado y cierra la puerta, pero aun así se queda pensando un poco en lo que le dijo la joven. Él espera a que Haley termine de custodiar a su víctima, cuando ella termina, va rápido hasta Larry, este la lleva para una habitación que está en planta baja.

Al entrar, ambos comienzan a besarse y a quitarse la ropa, él la lanza a la cama, excitado, se monta arriba de ella para así comenzar a penetrarla de manera instantánea, ella grita con gemidos de placer, así continuaron, hasta que por fin logran llegar al clímax del placer y así ya detenerse los 2.

Luego de que ambos se bañaran en un baño que también tiene la habitación, él joven se pone su pasamontaña y entra en la recamara de aquella joven, en donde lleva la cena de la chica. Estando a punto de salir, la chica exclamo.

–¡Por favor! Quédate aquí por un momento, quisiera tener una charla contigo.

–No hay nada de qué hablar. Contesto él de forma seria.

–Es que me intriga saber un poco más de ti… pareces ser muy misterioso.

Él cierra la puerta quedándose adentro con la chica. Él pregunto con los dientes apretados.

–¿Qué quieres saber de mi realmente?

–Al menos tu nombre.

–Me llamo Larry Ulloa.

–Yo me llamo Louise Rowling.

–¿Ya eso es todo? Pregunto él con impaciencia.

–Bueno… quisiera que también te quitara ese pasamontaña.

–¿Estás loca? No puedes verme el rostro.

–Sé que estas en un trabajo en donde cumple las reglas de tu jefe, pero la verdad… es que no puedo estar en una habitación como esta y ni siquiera sé cómo es el rostro de mi secuestrador, después de todo, no te digo que me dejes salir.

–Escúchame, solo te quedaras por 3 días hasta que se te busque a alguien que te compre y te lleve a alguna parte.

–Ósea que así funciona esto. Me vendes, pero no quiere que vea tu cara… eres horrible.

–¿Qué quieres que te diga? No soy empático con nadie.

–Pero puedes serlo.

–Escucha... para terminar el tema, comete la hamburguesa las papas y los Nuggets y te bebe tu botella pequeña de refresco de manzana, si te dan ganas de orinar o defecar hazlo en el balde que está en la esquina. Adiós.

Él cierra la puerta y se va a su habitación para dormir. A la 6:00 AM, se levanta se baña y se viste, lleva el desayuno a Louise, recogiendo el plato y la botella del refresco que le dio en la cena del día anterior, antes de irse, él le dice.

–Cuando termines te buscare para que te bañes.

–¿Qué? ¿Para qué?

–Es importante que te bañes ya que a la hora de que te venda estés (limpia).

–Okey.

Cuando ella se terminó su cachito y de ingerir su jugo de durazno, toca la puerta para que él joven la busque. Él chico llega con una toalla y un par de cholas, diciéndole.

–Quítate las zapatillas, para ponerte las cholas.

Ella se quita su calzado para ponerse las cholas, Larry agarra su plato y vaso, este se va caminando con ella hasta llegar a las regaderas, antes de que ella se metiera, él chico dejo el plato y el vaso en una esquina del fregadero y la lleva hasta la entrada de la ducha cuya cortina es transparente. Cuando él le dice que se tiene que desnudar delante de él, ella pregunta.

–¿Para qué quieres verme desnuda?

–No soy yo. ¿Logras ver las cámaras que están allá arriba?

–¡Si!

–De allí te observa el jefe y un grupo pequeño de mafiosos, a ti y a las mujeres que están a tu lado.

–Es demasiado morboso.

–Lo sé, pero no mando en la política de este lugar.

Louise se desnuda y Larry agarra su ropa, contemplando lo bella que es realmente y que tiene un cuerpo relleno pero muy bien alineado.

Ella termina de entrar y comienza a bañarse. Larry le notifica.

–Solo tiene 10 minutos para salir.

Louise ya termino de bañarse y Larry pasa la toalla para que se seque un poco y así ponérsela, él la acompaña hasta llegar a su habitación, dejando a un lado de la cama la misma ropa para que se la vuelva a poner, mientras que él se retira de la habitación.

Cuando llega la hora del almuerzo, él chico llega a la habitación de la joven con un arroz chino con pollo y una botella de malta. Ella lo recibe agradeciendo la comida y la bebida, preguntándole.

–¿Puedes acompañarme esta vez, al menos?

–En tu almuerzo.

–¡Si!

Larry cierra la puerta y se sienta en una silla que está dentro de la habitación mientras que la chica está comiendo, él pregunta.

–¿Cuántos años tienes?

–22 años.

–Qué casualidad un año menos que yo.

–¿Puedo pedirte alguna cosa?

–¡Si!

–Quítate el pasamontaña, quisiera ver que más hay aparte de unos radiantes ojos azules.

Él se quita el pasamontaña revelando su identidad, ella observa su cabello de color castaño oscuro y de cómo su rostro adornaba esos ojos que tanto la fascinaban y como se sentía atraía, definitivamente por alguien como Larry.

–Tu rostro es precioso. Añade ella con un tono de voz sensual.

–También debo decirte que tienes un cuerpo hecho a la medida.

–Ummm… ya veo que te fijaste después de todo.

–Bueno no pude resistir.

–¿Por qué haces esto?

–Esa es una pregunta que tal vez te responda después.

–¿Cuándo?

–Podría ser en la noche ¿Tal vez?

–Okey.

Ella termina de su almuerzo y él se pone el echarpe, agarra el plato y la botella vacía de malta y se va cerrando la puerta con seguro. Cuando ya es hora de cenar. Larry entra a la habitación de Louise llevando un plato con una arepa grande, rellena de jamón y queso y una botella de refresco de manzana. Ella luego de agradecerle y de sentarse en la cama. Pregunta la chica.

–¿Ya puedes decirme ahora tus motivaciones, del porque estás aquí?

–Claro… solo que no entiendo que es lo que realmente te importa de mí.

–Ya he conocido a muchas personas, pero jamás he conocido a nadie como tú… eres como intrigante, retorcido, misterioso, inteligente, tu personalidad parece de fondo ser sádica, no te ocultes de mí, porque en cierto caso no me generas ningún tipo de miedo, por eso quisiera que te quitara el pasamontaña que cubre un rostro al menos encantador.

–Me halagas ¡En serio!... Pero, ¿haces esto para que te deje salir acaso?

–¡No! Porque te digo la verdad… la verdad de que no quisiera perderte de vista. ¿Podrías quitarte el pasamontaña, por favor?

Larry vuelve a quitarse su echarpe, sentándose en la misma silla que estuvo en la tarde, allí le pregunto a ella.

–¿En serio quieres saber lo que me trajo hasta acá?

–Si.

–A la edad de 10, mi padre comenzó a abusar de mí, con torturas físicas e insultos, todo era prácticamente oculto de mi mamá, me golpeaba e insultaba todo el tiempo, cada vez cuando ella me veía los moretones en alguna parte de la cara, solo yo decía (me caí), ese tipo de mentira se lo creía, cuando por fin le digo la verdad 6 meses después, ella lo denuncia a él en donde en un juicio otorga mi custodia a nombre de mi madre; mientras que él cumple una condena de 25 años, ella habla con los abogados para que todos los bienes de él sea a nombre de ella, ya que no será usado porque mi padre estará en prisión. A los 12; estando a punto de terminar el 6 grado de primaria, la profesora del salón pide un trabajo final, en donde tenía que presentar un informe sobre la contaminación sónica, cuando lo lleve de manera impecable, ella me dio como calificación, 15 puntos, mientras que mi rival un chico llamado Teddy Wright, recibe la calificación de 18 puntos. Cuando me acerque a él, me dice con su carota de sínico. “Mis padres pagaron, para que te dieran esa nota”. Cuando me lo dijo de esa manera, prometí que él me la pagaría, solo que me quedé esperando el día, para desquitarme con ese presumido.

1 semana después de haber terminado la primaria; en el edificio por el piso en donde vivía, ese ridículo, realizan una fiesta la familia de él, la mamá del muchacho, era amiga de mi progenitora así que la invita a ella y a mí a la fiesta. Mamá acepta la invitación, a pesar que por mi parte no quería ir para esa fiesta. Aun así, cuando estuve ahí, aproveche y entre al cuarto de ese ridículo, encontré a un conejo en una jaula, suponiendo que sea de él. Abro la jaula y acaricio el animal, para luego estrangularlo hasta acabar con su vida, con una sábana que estaba en la cama, tomo una bolsa y lo meto dentro para salir de la fiesta aprovechando de que mi mamá estaba distraída, boto la bolsa en un bote para basura y subo de nuevo al sitio. Cuando termine de llegar, Teddy estaba preguntándole a los invitados por su conejo, cuando se me acerco y pregunto por lo mismo, solo dije “Ya no está aquí, por qué por fin termine con ese animal y de arrebatarte lo único que tenía importancia para ti”. Dije eso con mi mirada y voz fría carente de empatía. Él chico hace un escándalo y me acusa por el hecho, pero mi mamá me defendió a toda costa. A la edad de 16 años después de pasar por muchas peleas con revoltosos, me mude y comencé a vivir aparte cuando termine el liceo en un apartamento por Parque Central. A los 18 años ya con 2 años en la universidad, compré una casa en bello monte y a partir de ahí, conocí a una chica, llamada Haley Stanford y a un chico llamado Jeff Parra. Ambos estaban conmigo en el mismo plantel. Ellos me convencieron y ahora estoy en este sitio de secuestro y trafico humanos. En donde todo es totalmente fuera de lo ético.

Asombrada de lo que él dijo. Dice ella.

–¡Vaya!… esa es una historia algo turbulenta, solo que no me dejo de preguntarme algo. ¿Por qué rayos te dejaste una calificación de 15 puntos como promedio final de primaria?

–Mamá ya sabía que era injusto… ella iba a levantar una demanda en el colegio, pero la convencí de que no lo hiciera, ya que siempre he sido buen estudiante.

–Okey. ¿Alguna vez llegaste a lastimar o eliminar a alguien?

–Si… pero solo a los que se pasan de listos, como los torpes que venden información de este sitio con otras mafias, o personas dentro de acá que se roba algún dinero, de manera oculta.

–De alguna manera pienso que es todo tan retorcido en ti.

–¿A qué te refieres?

–De que te cuesta sentir empatía por lo que has hecho, lo cual continúas haciendo.

–¿Tratas de decirme? “Cambia”.

–No precisamente, solo que seas más consciente sobre tu trabajo en este lugar… podrías hacer más.

–Sabes... valoro tu intención, pero no es asunto tuyo lo que haga con mi vida.

–Tienes razón… no es mi problema, solo trato de decirte que pienses un poco mejor sobre tu propio rol, en este sitio.

Louise termina de su cena, de una vez Larry agarra el plato y la botella de la bebida y le dice antes de salir.

–¿Sabes? A pesar de que tú como persona, pareces ser algo perseverante… siempre esperas lo mejor de alguien, ese tipo de sentimiento me parece, sentimental, aburrido, ridículo, pero, cuando lo dices tú es diferente, porque tú pareces, como esa estrella fugaz que rara vez noto en el cielo.

–¿Fue eso un halago? Pregunto ella con una sonrisa.

–Solo digamos que es un cumplido. Añade él con una sonrisa también.

–¿Mañana vas a llevarme de nuevo al baño?

–Eso es por cada tres días… mañana y pasado mañana, ya estarán buscando a alguien, que te compre, es lo que sé.

–Okey… gracias por la información. Dice ella con mirada triste.

Larry se pone el pasamontaña y antes de cerrar la puerta. Le dice a Louise.

–Me gusto la charla… tenía tiempo que no hablaba así con nadie. Es la primera vez que soy abierto con alguien como tú.

–Gracias… también me gusto la charla. Añade ella sonriente.

A la hora del desayuno, él chico despierta a Louise para que se cepille la boca y así darle el desayuno. Que resulta ser una empanada de carne molida, con un jugo de piña. Ella pregunta.

–¿En serio deben asegurarse en que comamos y nos hidratemos?

–¡Si! Es parte de las reglas… cada uno de los que estamos aquí cuidando a nuestros secuestrados, debemos asegurarnos de que se alimente correctamente, para que no pierda algún peso corporal, por falta de comida. Aquí el jefe nos da el dinero y nosotros nos encargamos, cada uno en traer el desayuno, almuerzo y cena. Para que la persona no pase hambre en su cautiverio.

–Me acuerdo de que había recibido una llamada de una emisora de radio, en donde me decía que ya tenía el trabajo, ya que lleve un currículo antes de que llegara la llamada en días anteriores. Cuando llegue al sitio en donde me iba a encontrar con alguien en un restaurant al frente del lugar, ni siquiera termine de llegar al establecimiento y ya alguien me sopla una especie de polvo que me dejo inconsciente, jamás supe de mí. Cuando recupere la consciencia, ya estaba pisando la entrada de este lugar. ¿Puedes explicarme como fue todo esto?

–En primer lugar… el polvo es una droga, era parte de una simulación para que la gente pensara que te estaba desmayando. Para que alguien, que resulte siendo de aquí te tome y te lleve hasta este lugar. Referente a lo otro si esa emisora era independiente y tu currículo era con una fotografía muy clara. Eso hace que algunos de los infiltrados, te investigara y ya te pusiera en la mira, para raptarte como petición del jefe que maneja esta organización.

­­­–Ósea. ¿La llamada que recibí era de algunos de ustedes?

–Si, porque se clono ya el número de uno de los verdaderos jefes, de esa emisora.

–¿Eso hacen, plagiar los números de teléfono?

–Eso no es lo único. También se hackean paginas relacionada con trabajos, para así cazar más a las víctimas. ¿En qué emisora llevaste el currículo?

–En una llamada “rojo” … es una emisora independiente, no es muy conocida.

–En esa hay como tres personas infiltradas de esta mafia.

–Por dios… ¿todavía buscan víctimas potenciales allá?

–Por ahora, no.

–Entonces… esa es la historia de cómo fue este secuestro.

–¡Si!

–Gracias. Por ser sincero.

–De nada. Ya debo salir, pero nos veremos en el almuerzo.

–Por supuesto.

Larry recoge el envase y el vaso de la joven y se retira de la habitación.

A la hora del almuerzo, él chico entra a la habitación de Louise con un arroz acompañado de chuleta ahumada y ensalada de papas, junto con una botella pequeña de coca cola. Ella después de acomodarse para comer. Pregunta.

–¿Qué sucede si por casualidad, a alguien no lo termina de vender en estos 3 días?

–Serán llevados para el nivel 2 o 3, reciben la misma atención que los nuevos, solo que la única diferencia, es que serán abusados sexualmente, por trabajadores y trabajadoras del lugar.

–¡Qué horror!

–Antes de cuidarte siempre era como… una especie de ejecutor, pero el jefe quiso de que esta vez tuviera que custodiar a alguien, a partir de allí fue que te elegí entre las mujeres y ahora, estamos hablando como si fuésemos amigos.

–Ósea. ¿Soy la primera persona que cuidas?

–¡Si!

Ella termina de su almuerzo y Larry se lleva el envase y la botella de la bebida. Por el transcurso de la tarde, él chico entra a su habitación y le deja una Tablet sobre el colchón. Sintiéndose intrigada, pregunto ella.

–¿Qué quieres que vea en esta cosa?

–Escucha… debes ver en esa Tablet unos videos de algunas de las personas que fueron vendidas, pero escúchame, no importa lo que te traumatice de esas imágenes, trata de no recurrir al pánico, ok.

–Claro.

Él cierra la puerta, ahora Louise enciende el aparato e ingresa a dónde están esos videos, ella termina de abrir es uno en el que muestra a una mujer, desnuda torturada con un soplete, ella lo quita y abre otro, en el que observa, a otra mujer que es asesinada con múltiples apuñaladas de manera sangrienta y luego el hombre, comienza a tener relaciones sexuales, como parte de una necrofilia, la joven asustada, quita el video.

Mientras que los hombres; ven videos en donde son las mujeres las que torturan, después que han pagado por ellos.

Un joven del nivel 1; observa un video en la Tablet, de como una mujer tortura a un chico pegándole con una correa de cuero para luego lanzarlo al piso, en donde abre su estómago con una motosierra, para luego posteriormente en medio de tanta sangre, la agresora toma un pincel untado con tempera roja y pinta una sonrisa en su propio rostro, así termino el video.

Otro chico del nivel 2; observa un video de como una mujer, amarro a un chico en un sofá cama, para meterle insectos, como, ratas, escarabajos y chiripas por la boca, mientras que él muchacho se ve en el video vivo, pero sufriendo, su agresora, utiliza un atizador de chimeneas, para golpearlos, hasta sacarle mucha sangre, luego lo liquida destripándolo y utiliza sus órganos como parte de una decoración para su sala del hogar. Él chico espectador, vomita al ver tal video violento.

Otro joven del nivel 3; observa un video de como una mujer, golpea a un hombre y lo tortura con fuertes laceraciones en piernas y espalda, después lo amarra para abrir su vientre, por ultimo lo mueve de posición, para abusar del triste muchacho con un cuchillo, el cual incrusta en su ano, para de ultimo mover de posición al muchacho y pegarle con un martillo repetidamente en su cara hasta dejar la cámara, empañada de sangre. Mientras que el video termina escuchándose el último aliento de vida del muchacho.

Louise abre otro video; en este se muestra como un sujeto, abusa de una chica torturándola con la mano puesta en su nariz para tratar de asfixiarla por su sistema respiratorio en una cámara de tortura, se ve reflejado como el hombre toma un rizador y lo pone en la boca de la chica para prolongar la tortura, luego se dispone en abusar sexualmente de ella, para terminar de rematarla, abre su estómago extrayendo su riñón y a lo último del video, se ve cuando el horrible homicida lo coloca en un sartén para cocinarlo, como parte de una comida, horriblemente.

Ella al ver el video, de la rabia lanza la Tablet a la pared rompiéndola, instantáneamente, la joven comienza a sentir un ataque de pánico y de deprimirse y a sentir miedo, de convertirse en una víctima de tortura o de homicidio como las mujeres de los videos que ella ha visto.

La chica solo piensa en una sola solución para calmarse ante las adversidades, rezar tres veces el padre nuestro, luego de hacerlo con mucha fe, dice.

–Por favor Dios… cuídame de noche y de día, no me dejes por favor. Dame calma para soportar todo lo que sucede.

Después de eso ella comenzó a sentir la calma.

De repente un chico entra a la habitación, aquella chica se da cuenta de que no es Larry, ya que este sujeto, sus ojos son de color marrón, el hombre dice.

–¿Quieres divertirte un rato?

Louise al escuchar eso, sabe que la intención no es buena, ella apretó su mano derecha, para responderle al sujeto con un fuerte golpe en la cara, cuando él sujeto, la empuja contra la pared, la joven grita por ayuda, apareciendo Larry justo en el momento, él muchacho aparta a aquel sujeto de Louise, este hombre llamado Zach pregunto con enojo por lo sucedido.

–¿Qué, acaso tú y ella están en una relación?

–¡NO! Pedazo de violador… porque es mi prisionera y debo encargarme de que este en buen estado cuando sea comprada.

–¿Claro? Mentiroso.

–Vete de aquí Zach.

Zach se va y después Larry se retira de la habitación, cuando Haley busca al joven, ella se dirige a la habitación en donde días anteriores tuvieron relación, al entrar no lo encuentra, entonces solo piensa en un lugar, llegar hasta un cuarto que se utiliza para torturar y ejecutar, a ver si encuentra a Larry, cuando abre la puerta, observa a Larry quitándose unos guantes cubierto de sangre, cuando la chica termina de entrar, ve el cuerpo de Zach tirado en el piso y destripado, ella un poco asustada, dice.

–En serio. ¿Era esto necesario?

–¿A qué te refieres?

–Tenía que hacer esto solo por un comentario.

–Si lo pregunta, el jefe ya me dio permiso de hacerlo.

–¡Perfecto! Eso no me interesa… me preocupa que te estés enamorando de esa perra.

–¿En serio? ¿Me estas celando? Añade Larry sarcásticamente.

–Pues sí.

–Quiero que sepas una cosa… tú y yo no tenemos nada realmente, solo somos como amantes. No tienes ningún derecho en celarme, solo porque estemos en este lugar desde hace 5 años, bueno al menos yo, nunca te he preguntado cuantos años llevas tú y Jeff en esta mafia. Ahora saldré de acá, llama a alguien para que limpie este lugar.

–¡Sabes! No debes comportarte como un engreído, solo porque tú sea el favorito del jefe.

–Eso no es asunto tuyo.

Larry se termina de retirar de la habitación, dejando a una Haley disgustada.

Haley visita a Louise momento después, en donde solo comienza en hablarle de forma amenazante.

–Escucha bien pequeña zorra… es mejor que dejes de buscarle charla a Larry, no te conviene.

Ella se pone de pie y la mira fijamente, diciendo.

–Eso es decisión de él… referente a mí, no me da miedo tus amenazas, pedazo de jala bola.

–¡Ja! Mira tú posición y mira la mía, me encargare de que te venda a alguien que haga de tu vida un infierno.

–¿En serio? No me da miedo. Dice ella con una sonrisa.

–Pronto me la pagaras.

–Eso está por verse.

Haley se retira aún más disgustada, porque al final no pudo generar algún tipo de miedo en Louise.

En hora de la cena, Larry lleva para Louise una cachapa jugosa, rellena de jamón y queso, con un jugo de durazno. Para acompañar, ella lo recibe y agradece por la comida, él chico cerro la puerta y se quita el pasamontaña, para sentarse en la silla y entablar una conversación. Él comienza primero.

–¿Creo que ha sido un día ajetreado?

–¿Eso crees? tuve que lidiar con tu “Supuesta” amante… esa mujer está loca por ti.

–Si… más o menos, he tenido relaciones con ella, solo por desahogo.

–¿Eres adicto al sexo?

–En cierta manera, sí. Porque nunca he encontrado a nadie, con quien estar definitivamente.

–¿Cuándo comenzó eso, si puedo saber?

–Desde los 16.

–Vaya. Supongo que fueron con muchas.

–Era de 3 a 7 chicas jóvenes, por semana.

–¿Qué? ¿Tanta necesidad de sexo siempre has tenido?

–Si… pero ya estoy tratando dejar la adicción al sexo, después de todo con esa cuestión, siempre tienes que comprar, preservativos, todo el tiempo, para después botarlo con cada relación.

–Claro… no creo que pueda entender mucho esa cuestión, pero al menos no te arriesgaste con alguien, para que luego te dejara.

–¿Tienes Louise a alguien en especial?

–No.

–¿En serio?

–¿Por qué preguntas?

–Porque como estamos compartiendo un poco, pensé que sería un buen momento para preguntar.

–En vista de que me ganaste en esa parte, te diré esto… nunca he tenido una relación amorosa con nadie.

Larry asombrado responde.

–¿Qué? No lo entiendo. ¿Cómo alguien como tú, nunca ha estado en una relación?

–Porque simplemente, jamás he encontrado a nadie en la vida con quien pueda estar, porque, siempre he temido a que me abandonada y nunca me quisiera como soy.

Cuando Larry espera a que termine de cenar y de beber lo que queda de jugo. Él entonces se sienta en la cama respondiendo.

–Yo te quiero como eres… tú a pesar de que sea sincera y honesta, no eres cursi, solo espera lo mejor de alguien. Esas son características de al menos, una mujer única y preciosa.

Ella se sonroja un poco, para añadir.

–También pienso, qué a pesar de tus instintos sádicos, eres honesto, no justifico tus acciones, aunque si tiene una explicación psicológica, pero, creo que tú sería, una persona con la que tal vez yo pasaría en mi vida.

Larry al escuchar eso, se queda callado, para decirle a Louise una noticia desafortunada.

–Debo decirte algo que no te va a gustar.

–¿Qué? Pregunto la muchacha preocupada.

–Alguien te comprada mañana en la mañana.

Ella comenzó en poner una mirada triste que nubla su belleza en su rostro. Añade ella.

–¿Sabes? No importa, si me siento triste, pero, no demostrare miedo ante ese sujeto que vaya a pagar por mi persona.

Larry acaricia su cabello y empezó en abrazarla. Para añadir.

–Nunca he sido empático con nadie, pero lo diré… lamento tu situación. Creo que nadie debe estar en estas condiciones tan horrendas.

–Mi hermano es alguien con síndrome de asperger, prometí en asistir a su graduación, ya que será graduado como locutor de radio como yo, dentro de una semana será el evento, él y mis padres no saben de mi desde hace ya unos días. Ella se recuesta en el hombro de Larry, para llorar y terminar de decir. –Me asusta no poderlos ver jamás. De escuchar su voz, de estar siempre con ellos. Todo eso me perturba.

–¿Cuántos años tiene tu hermano?

–20 años… salió del liceo a los 15, porque era considerado un genio, por eso termino con los estudios a esa edad.

–De verdad es demasiado joven para lograr graduarse.

–Es cierto… gracias por defenderme de ese sujeto en la tarde.

–De nada, no me costó nada en hacerlo.

–¿De qué te graduaste tú en la universidad?

–De administración.

–Que bien.

–Termine la carrera en 6 años, ya que he demostrado ser bueno en la materia.

–Me alegro por ti.

–Te dejo un rato sola, para después volver.

–¡No! De hecho… quiero pedirte algo.

–¿Qué?

–En vista de que jamás he tenido una relación sexual, pero, si un sujeto se atreve en hacerlo, en contra de mi voluntad. Preferirías de que esa persona fueras. Tú.

–¿Segura?

Louise lo besa de una manera descontrolada, pero a la misma vez apasionada, cuando lo suelta, dice sintiéndose un poco avergonzada.

–Disculpa, no sé qué paso.

–No te disculpe, preciosa. Añade Larry susurrándole en el oído.

Él la agarra y la besa de manera apasionada también, ambos comenzaron a excitarse, en donde Larry desviste a Louise y ella desviste a Larry. Ella pregunta.

–¿Tienes puesto un preservativo? ¿Verdad?

–Claro preciosa. Necesito probar algo. ¿Me dejaría hacerlo?

–Por supuesto.

Larry comenzó en tocar la vagina de la chica, de manera lenta y más lenta hasta llegar a su clítoris, para llegar hasta el punto de causarle placer, mientras que ella, contempla el físico de Larry, lo bien ejercitado que está y lo bien que se ve desnudo, en vista de que ya está excitada. Él chico se recuesta en la cama para que Louise termine de estar arriba de él. Él comienza a penetrarla, mientras que ella empezó en hacer gemidos de placer, los dos terminan, cuando ya llegan hasta el máximo del acto sexual, ella se recuesta a un lado de él. Añadiendo.

–Esa fue la mejor y primera experiencia que he podido tener en mi vida. Dice ella satisfecha.

–Opino… que este ha sido el mejor momento de mi vida, eres excelente en la cama Louise. Añade él también satisfecho.

–¿Es acaso otro halago? Pregunta Louise bromeando.

–Digamos que tú tienes unos senos que me excita. Añade él como parte de otro halago.

–¿Cuánto duraste con la primera muchacha, en tu primera relación seria?

–6 meses, después de eso la deje.

–¿Dónde has estado? ¿En dónde te has escondido?

–Oculto de la sociedad y de sus sistemas que me aburre, lejos de las personas que me fastidian. Con sus tontas personalidad de obedecer las reglas, que al final todos, hasta yo, debe obedecer, pero no me quedo totalmente quieto con todas las reglas, ¿tú donde te has ocultado en la vida?

–Dentro de la sociedad, metida en las reglas, obedeciendo a mis padres, siendo una ciudadana modelo, apartada de cualquiera, quien pudiera ser una distracción para mí. ¿Qué es principalmente lo que te choca de esta sociedad?

–Los presumidos, los que se van a rumbear como si eso lo fuera todo en la vida, los prejuicios que en parte afecta a cualquiera. ¿Tú?

–La regla del buen compañero, en la universidad era todo inestable, cuando el profesor me mandaba una exposición, siempre al momento de decir mi lamina, siempre alguien interrumpía, pero cuando ellos tienen que exponer, yo debo estar callada en mi asiento.

–Okey… ya veo que es lo único que te ha fastidiado en toda la vida.

–Eso no es todo… no me gusta estar en esta posición de rehén. En serio.

Ellos se ríen por un momento, como para a ligerear la situación que realmente es fea, Larry dice después de besarla.

–Te amo, no permitiré que te aparten de mi vida. Si de alguien. “Por ejemplo”, tú debes ser, entonces serás para mí. Te lo aseguro, tú y yo vamos a acabar con este lugar.

Ella se pone sonrojada, respondiendo con una sonrisa.

–También te amo… hagámoslo juntos, quiero que este lugar desaparezca, para que nadie vuelva a pasar más por estos horrores.

Ellos se vuelven a besar y comienzan a vestirse, para planificar un plan de escape. En donde Larry dice.

–Son las 10 de la noche… provocare un apagón que solo afectara a los pasillos y puertas a partir de la medianoche, cuando se abran las puertas, ya que no funcionaran a falta de electricidad, utilizaras esta llave que te dejare, para que tú juntos con otros rehenes, vayan hasta un cuarto en dónde escogerán, las armas y herramientas para defenderse. También dejare para algún rehén de los otros niveles, llaves para que ellos hagan lo mismo que tú.

–Todo suena bien, pero. ¿Dónde te veré cuando llegue a la salida?

–Hay otro plan para ti. Antes de salir. Debes entrar a una habitación que está a unos pocos metros de la salida, al entrar debes abrir una gaveta pequeña, cuyo número es (315). Al abrirla, debes buscar una llave que es única, es decir, esa llave no está incluida en un llavero. Es solo una llave que está sola, es la única que resalta de todas. Tómala. Al salir del almacén, te vas a dirigir a una cabaña que queda al frente del sitio, esa llave es para abrir la puerta y entrar. Se trata que en la sala de estar veras una mesa, arriba de ella habrá un binocular nocturno y un bolígrafo tipo pluma. Usa el binocular para asegurarte de que todos salgan del almacén. Cuando de verdad ya tú no veas que nadie salga. Presiona el botón que es el que saca la punta, cuando comience a parpadear una luz roja en el botón, significa, que el almacén volara de la explosión, eliminando cualquier rastro que exista incluyendo el lugar de por sí. Después de eso, entrare y te veré, dentro de la cabaña en la sala. Entendiste.

–Si.

Él le da un beso. Diciendo.

–Todo estará bien, confía en mí. Lo lograremos.

–Okey, estaré pendiente.

Larry se retira dejando la llave en la cama y Louise ahora se sienta en una silla para esperar.

Cuando son las 12AM. La puerta de la habitación de la joven y del resto de los secuestrados, comienzan en abrirse, a falta de electricidad. Ella agarra la llave y al salir junto con varios de los rehenes. Ven que el pasillo esta oscuro. La chica guía a los demás y llegan hasta el cuarto, cuando ella abre la puerta, entra junto con los otros rehenes y observan todas las clases de armas, desde, motosierras, lanzallamas, mazo de púas, entre otras cosas. Menos armas de fuego. Los demás agarran espadas, otros lanzallamas y motosierras. En el caso de Louise, ella solo se guarda en la cintura un cuchillo y toma un mazo de púas. Pero todos, incluso Louise, agarraron lentes de visión nocturna ya que los pasillos están oscuros.

Todos los jóvenes salen armados, empezando ahora una masacre en contra de sus secuestradores.

Un chico armado con un lanzallamas; obliga a 3 hombres y una mujer a entrar en el cuarto en donde lo retuvieron a él durante su secuestro. Él muchacho pensando solo en la ira, quema a los 4 sujetos hasta convertirse en cenizas.

Un grupo de 2 mujeres armadas con motosierras; agarraron a dos de sus secuestradores y a otra mujer incluida en el grupo, para amarrarlos en una silla, de las habitaciones y despedazarlos, parte por parte con sus motosierras, hasta que estén en trocitos, dejando una escena monstruosamente sangrienta dentro de la recamara.

Después 2 hombres agarran a una mujer y un hombre; para llevarlos a un cuarto de tortura, la mujer es colocada en una camilla desnuda, mientras que el sujeto, queda amarrado a una silla, solo observando el horror, de lo que pasa. Uno de los sujetos, agarra una cámara que se encontró en el lugar para grabar lo que va a pasar. El otro chico, agarra un cuchillo eléctrico para cortar la mandíbula de su secuestrador, de una manera sádica, la chica grita de la horrible situación. Luego toma él chico otro cuchillo, para ponerlo en la cara de la mujer para inspirar temor en ella, esta grita y suplica por perdón. Pero, como ambos están con mucha rabia, lo único que hizo él chico fue, clavar el cuchillo en los genitales de la chica, cuando lo saca comenzó a botar demasiada sangre, la mujer grita del dolor en el momento del hecho, el otro muchacho que estaba grabando, intercambia con aquel la cámara por el arma, para terminar de abrir el estómago de la mujer y extraer todos los órganos y esparcirlos por el suelo. Así fue como los rehenes ejecutaron a sus secuestradores.

Mientras que Louise está acabando con hombres y mujeres, clavando y sacando su mazo de púas.

Cuando ella está a punto de llegar a la salida, recuerda de lo que Larry le había dicho, entonces, ella se dirige en buscar esa habitación, cuando la encuentra. Abre la puerta dejándola abierta. La muchacha abre la gaveta de número (315). Busca entre todas las llaves, para por fin encontrar, la llave única. Ella cuando está por salir. Un muchacho la sorprende, cerrando la puerta de un golpe, la joven se sorprende también, cuando una chica sale debajo de la mesa. Ambos con lentes de visión nocturna.

Cuando él chico empieza a poner una mirada intimidante, la muchacha clava el mazo en su cabeza, aquella chica grita por lo que paso, cuando Louise trata de quitar el arma que está pegada a la cabeza de aquel sujeto, aquella agresora agarro un cuchillo y trata asesinarla. Louise sostiene la mano de la mujer, pero la punta del arma comienza a llegar a su mejilla, por lo que Louise. Mueve su cabeza hacia adelante para pegarle en su frente y dejarla mareada, ella saco el cuchillo que se guardó en la cintura, para la apuñalar a la chica, esta grita de las primeras apuñaladas, pero después de otras más, ya quedó eliminada. Louise se calma y se sorprende de sí misma, en verse la camisa y su pantalón, cubiertos de sangre. Agarra la llave que se cayó en medio de la pelea, para luego terminar de extraer el mazo de un golpe, el cual salpica sangre del chico en sus lentes, ella se los quita para limpiarlos y ponérselos, toma también el cuchillo que uso en contra de aquella chica, la cual coloca en su cintura, nuevamente, antes de salir, comienza a sentir nausea por ver las partículas de cerebro de aquel sujeto, la muchacha entonces se retiró de la habitación y del almacén.

Ella camina hasta llegar a la cabaña que menciono Larry, pero antes de poner la llave, prueba si la cerradura está abierta, a no estarlo, abre la puerta con la llave, entrando a la vivienda, ella se dirige hasta la sala, dejando las armas y quitándose los lentes, resultando ser verdad todo. Hay una mesa con un binocular y un bolígrafo. La muchacha agarro el binocular y comienza a observa, por la herramienta, ella ve a los jóvenes salir del sitio, sigue viendo, hasta asegurarse de que nadie siga saliendo, después de 10 minutos, ya todos los jóvenes han terminado de salir, ella suelta el binocular, para agarrar el bolígrafo. Justo en el momento de presionar el botón, un sujeto le pega con un bate, en la pierna derecha, derribándola al instante. Ella trata de arrastrarse hacia atrás para apoyarse de un sofá, el hombre, pone la punta del bate en su rostro, ella le pregunta al sujeto.

–¿Quién rayos eres?

–El jefe de la mafia que tú y el traidor de Larry intentan destruir, me llamo Randy.

–Tu mafia era aberrante.

Él sujeto se echa a reír, para añadir.

–Pronto terminare contigo muchachita.

El sujeto con su otra mano comienza a desabrocharse el pantalón, mientras que Louise observa a su lado un cuchillo que está por debajo del sofá, ella lo agarra despacio, cuando lo termina de agarrar, lo lanza directo al hombro de Randy, el tipo grito del dolor, cuando ella trata de levantarse, este le pega en la cara con su bate dejándola en el piso, poniendo la punta del arma ahora en la nariz de la chica, cuando ella ve a Larry caminando despacio, Randy desprevenido dice con actitud de engreído.

–Hoy tú no pasaras de esta noche. Dice él después de que este se sacada el arma del hombro.

Cuando ella ve a Larry acercándose más, dice.

–Pues esta noche no será. Agrega ella.

Larry clava en la espalda del sujeto, un cuchillo de cacería, mientras que Louise logra quitarle el bate al hombre, el sujeto da la vuelta y se sorprende, al ver a Larry, diciéndole a él.

–La vas a pagar bien caro.

Larry saca el arma de la espalda del sujeto, para clavársela en la barriga, el hombre grita, mientras que él joven mueve el cuchillo, poniendo el filo hacía arriba, en donde comienza en abrirlo despacio, para que sus órganos se vayan cayendo de manera sádica y sangrienta. Hasta llegar arriba de su pecho. Quedando vació el tipo, cae su cuerpo al suelo, como parte final del crimen. Cuando comienza Larry a reírse, como si hubiera disfrutado haber cometido el homicidio. Dice Louise.

–Gracias por haberme salvado, de nuevo, pero, no es necesario burlarse del difunto, aunque era de lo peor.

–Primero, de nada, segundo, lo hago porque disfruto en hacerlo.

–¡Estás demente!

–Pues tú estás bella… a pesar del moretón en tu rostro.

–Vamos a acabar con este sitio. Añade ella frustrada.

–Dale, vamos a volarlo.

Él recoge el bolígrafo, para dárselo a Louise. Ella con ayuda de Larry, se levanta para añadir.

–Presiona tú el botón, me salvaste, debes hacerlo.

–Si lo presiono... quiero que tu pulgar este arriba del mío.

Ella lo complace, entre los dos presionan el botón y hacen volar el lugar, desapareciendo todo lo que había dentro de aquel sitio.

Después de que ambos salieran. Ella se monta en el carro 4x4 de Larry, él antes de irse, se reúne con los que lograron escapar, para dejarle a un chico un celular, en donde pueden llamar a emergencia, algunos le agradecen por facilitarle la llave y así poder salir de allí, a lo que él solo responde.

–De nada… solo trato de hacer en la vida lo correcto.

Él entra en el vehiculó y se pone cómodo, cuando Louise había visto y escuchado lo que él había respondido a los sobrevivientes del sitio. Dice.

–Creo que me escuchaste un poco después de todo.

–En parte si… pero también me disté algo en que pensar y me di cuenta, que ya es momento de abandonar todo, para realizar mi propio rumbo. Gracias por aparecer en mi vida.

–Gracias a ti por ser consciente.

Él pone en marcha el vehiculó y ella pregunta.

–¿A dónde vamos?

–Vamos a mi casa que está en una quinta por bello monte, para recoger algunas de mis cosas, nos bañaremos los dos, nos cambiaremos de ropas para así poder ahora seguir con nuestras vidas.

–¿Qué fue lo que hiciste, mientras que el resto estaba acabando con todos?

–Saca el pendrive que llevo en mi bolsillo izquierdo de la chaqueta.

Ella saca el aparato. Preguntando.

–¿Qué hay aquí?

–Todos los registros domiciliarios sobre los mafiosos que han comprado a esas personas hace 5 años atrás.

–Vaya… a quien se lo vas a entregar.

–A alguien con quien nos vamos a ver dentro de unas horas.

–Son las 2AM.

–Ya lo llamé, él siempre está despierto a esta hora, es un analista técnico del CICPC. Él no sabe realmente, lo que he hecho, solo sabe de qué “Supuestamente” me infiltre en esa mafia, porque estaba con Randy, más no sabe lo que he hecho dentro de ella y en los años que he estado.

–Okey. ¿Por qué me llevaste esa Tablet?

–Eso lo ordeno el horrible de Randy, como parte de difundir miedos psicológicos en ustedes, para que así perdieran ustedes la ilusión de poder escapar.

–Te lo digo, fueron horrible esas imágenes.

–Claro que los fueron, por suerte nunca volverá a pasar.

–Es cierto. Gracias a ti.

–No me veas como héroe. Realmente soy alguien sádico… mas, no aberrante como muchos.

–Claro tú actúa bajo un código moral. ¿Verdad? Eso es lo que hacen ciertos psicópatas.

–Exactamente.

Ellos logran llegar hasta el hogar de Larry, el cual se ve como una mansión, él le dice.

–Quédate aquí. Ya vuelvo.

–Okey.

Él se baja solo del vehiculó, llegando hasta la entrada de su hogar, cuando termina de llegar. Observa la puerta principal del hogar, la cual está abierta, él chico saca de su cintura dos cuchillos de cacería y entra con ellos para prepararse y enfrentarse, con aquellos intrusos, que estén oculto en su hogar.

Al entrar, resulta que la sala esta desordenada, aun así, mantiene en alto los cuchillos por cualquier cosa. Cuando se acerca y ve que la puerta de su sótano, está abierta. De repente sale de su cocina. Jeff, el cual intenta atacarlo moviendo de un lado a otro un cuchillo, Larry se defiende clavándole uno en el hombro derecho. Aquel aguanta el dolor y trata de punzarle el arma que está usando al muchacho, pero él chico, sostiene con su mano derecha, la mano de Jeff que sostiene el cuchillo, él aprovecha de que tiene la mano izquierda libre, para rozar en la cintura del hombre, el otro cuchillo y así cortarlo de manera fuerte. Jeff grito y empuja a Larry por las escaleras del sótano, Larry lo sostiene para así hacerlo caer también, en la caída. Larry queda en el suelo del sótano y Jeff también a unos pocos centímetros del suelo, pero, ambos pierden sus armas por la caída, cuando él es el primero en levantarse, estando un poco adolorido de la caída, observa que Jeff está a punto de pararse, Larry toma un martillo para romperles las piernas a Jeff, para que no se pare, Larry entonces lo deja sentado y apoyado de un estante, en donde él comienza a golpearlo una y otra vez. Jeff dice moribundo.

–Todo esto por una zorra.

Larry al escuchar el comentario. Termina por retirarle el cuchillo del hombro derecho, de una manera brusca y de golpe, aumentando el dolor y la pérdida de sangre. Para luego conectar un cuchillo eléctrico y clavarlo en la cabeza de aquel sujeto, solo que la única diferencia, es que Larry corta un pedazo por la parte de arriba de la cabeza en forma de pizza, para luego apagar el cuchillo.

De repente aparece Haley; que estaba oculta en la parte oscura del lugar, con una pala, la cual le pega a Larry derribándolo en el suelo. Ella dice.

–¿Tenías que acabar con Jeff? De verdad que no te conozco.

–¿Que te puedo decir? Decidí acabar con todo.

Es ahí cuando Larry se levanta para forcejear con Haley para quitarle la pala, lo cual logra, haciendo que la chica por la lucha se caiga en el piso. Ella se arrastra y toma una pistola de clavos, la chica lo amenaza para que se siente él en el suelo. Diciéndole a él.

–Ahora no podrás hacer nada. Dice Haley después de ponerse de pie.

Larry agarra un cuchillo que encuentra tirado a su lado, cuando lo toma. Haley se desespera y le ordena que lo baje, él lo que hace es lanzarlo hacia el rostro de ella, la muchacha dispara un clavo, fallando en el disparo, cuando ella se toca su rostro, ve la sangre salir y descubre que el arma rozo el lado derecho de su mejilla, dejándola horrible. Larry se levanta y de nuevo forcejea con ella para tomar el arma, el cual tiene éxito quitándosela, la golpea en la cabeza con la misma de una vez. Ella aun así se mantiene de pie. Solo para ver a Louise armada con otra pistola de clavos, la cual dispara 12 clavos, al pecho de la chica.

La chica quedo derribara en el piso. Escupiendo sangre de la boca, como muestra de su agonía.

Cuando Louise está pensando en dispararle otro clavo. Interviene Larry. Diciendo.

–Déjala así.

–¿Estás loco?

–No quiero que lo haga.

–¿Por qué?

–Porque no quiero que llegues hasta el límite de parecerte a mí.

Ella se queda viendo a Haley; de cómo termina de pasar la agonía, de la cual está sufriendo. Añadiendo.

–Tienes razón. No debo ser como nadie, solo ser yo.

Ella suelta el arma y ambos se van del sótano. Ellos en momentos después se bañan juntos para quitarse la sangre seca que tienen por las peleas, luego Larry hace una maleta con los esencial, después de vestirse, se pone su chaqueta de cuero que uso hace 5 años, al no tener nada que darle a Louise para vestirse, él le obsequia una camisa un mono deportivo y unos zapatos deportivos para acompañar un poco, en vista sobre la ropa interior, él le da un encaje de ropa interior, que compro en el pasado con una de las mujeres, con la cual estuvo en su momento de amorío, era de un sostén y una pantaleta color rosado, en vista de que estaba nuevo, ella se lo coloca hasta llegar a su casa y cambiárselos después.

Ambos terminan de salir de la casa. Louise pregunta a Larry.

–¿Crees en dios, en particular?

–Soy agnóstico. Significa que creo en dios. Pero no como religión, si no, por las cosas que suceden en la vida.

–¡Sabes! En vista de que si crees en él. Significa que puedes pedir perdón, por todo lo que has hecho.

–Puede ser, algún día lo haré. ¿Tú crees en dios?

–Claro... de hecho, soy de la religión católica, sé que a veces cometo equivocaciones, pero siempre pido perdón a Dios, prometiendo en mejorar mis acciones.

Larry deja su maleta en la parte trasera del auto y se monta junto con Louise dentro del vehículo. Ella añade después de que ambos se pusieran cómodos en los asientos.

–¿Por qué había otra pistola de clavos en tu hogar?

–Esa es otra historia.

–¡Por favor! Ahora tenemos confianza. ¿Por qué no me lo dirías?

–Es otra historia violenta de mi vida.

–¿Sabes que es lo raro? De que no vi a ningún guardia cuidando, también de que el lugar no tenía armas de fuego.

–No había guardias, me asegure de envenenarlos con veneno de ratas, referente a lo otro. No hay armas de fuego, porque Randy siempre ha pensado que es una pérdida de dinero, ya que, si una pistola deja de tener balas, no sirve aunque vuelva a recargarla, es por eso que los guardias siempre usaban lanzallamas como arma, eran 10 guardias que elimine de la entrada.

–Bien… dime ahora la historia, sobre la pistola de clavos, por favor.

–Sucedió cuando tuve los 18; estaba a segundo año de la carrera de administración, en mi salón de clase, estudiaban tres alumnos, una mujer y dos hombres, la mujer se llamaba. Katy González y los otros se llamaban, Gonzalo Arteaga y Tommy Valladares. Un día me toco en grupo, hacer un informe sobre todo lo relacionado a la administración, mis compañeros de grupo fueron ellos, la tarea se hizo en casa de Gonzalo, en una laptop que él y los otros dos siempre compartían. Cuando ellos tres se van a la cocina a buscar algo para beber, yo ya estaba terminando de escribir lo último en el trabajo. Lo guardo y me meto en la biblioteca, para entrar en la carpeta de la música, pero cuando me meto en la parte de videos. Abrí un video, en donde era sobre pornografía infantil. Quito el espantoso contenido, para abrir otro y era sobre lo mismo. Posteriormente, todo era de pornografía infantil. Cerré todo y me despedí de ellos, solo salí de esa casa, preocupado, pensando. ¿Cómo rayos consiguieron ese material tan horrible? Quería verlos sufrir, quería hacerlos pagar, personas con esa clase de preferencias, no deberían existir, pensé yo. En cuanto al informe, los 4 sacamos 20, pero igual tenía ganas en lastimarlos, es por eso que comencé en tratar a Jeff Parra y Haley Stanford, que fueron las personas de la mafia. Logro convérselos con la ayuda de Jeff y Haley, a los otros 3, para que fueran a mi casa el fin de semana, con la mentira, de que se iba a realizar una fiesta, cuando llegaron los tres, comencé en darles unos tragos preparados, para que se quedaran dormidos, cuando ellos se despiertan, ya amarrados con la ayuda de Jeff y Haley. Comienzo en torturarlos, en hacerles, cortadas por todas partes, luego con aquella pistola de clavos, que tú encuentra, disparo varias veces a los pechos de esos morbosos, después de eso, los tres todavía, estaban agonizando, para convertir la situación, más sangrienta, utilizo mi navaja suiza, para abrirles a los tres las arterias de sus piernas y así fallecen instantáneamente. Luego de que Jeff y Haley me ayudada en enterrarlos en el jardín de atrás. Yo subo a mi habitación con toda la vestimenta cubierta de sangre, ya que se limpió la sala y todos los rincones dentro del hogar. Cuando me quito la chaqueta de cuero cubierta de sangre. La cual lave y guarde para volverla a usar, como lo hago horita. Haley junto a Jeff se me acercan y me habla de la organización que te secuestro, en donde me decía que la paga era buena, aunque hiciera cosas que estuvieran fueran de lo ético, yo soy una persona de plata, de mucho dinero, acepte en entrar a esa mafia, no por dinero, aunque me pagaban en buena cantidad, es para seguir con mis hábitos violentos. Hasta que te encontré a ti. Esa fue la historia de la otra pistola de clavos.

–Ella sorprendida. Dice.

–Vaya. ¿Los padres de esos chicos no denunciaron sus desapariciones?

–No aparentemente. Creo que ni siquiera nadie los vigilaban, los casos de ellos estarán abiertos. Además, tres años después, los desterré, para botar en una fosa sus esqueletos. Así que nadie me relacionada con ese hecho, pero al menos lo disfrute. Dice él sonriendo.

Ella pensando, en un futuro al lado de alguien como Larry, añade preocupada.

–Déjame cerca de un puesto policial. No diré a nadie nada sobre ti.

Larry responde preocupado por el cambio de parecer de ella.

–En serio. ¿Por qué me dices esto?, dímelo, se trata de que entre tú y yo hay una confianza. ¿Verdad?

–Okey. Es que de verdad no sé si puedas estar con alguien como tú, de repente, tú llegues a lastimarme.

–¿Lastimarte? Todo lo que he hecho, es para evitar exactamente, lo que tú acabas de decir. Tú, estabas a punto de ser una esclava sexual, de un mafioso que tortura a sus mujeres, hasta el punto de destruirlas totalmente.

–Agradezco por todo lo que hiciste por mí. Solo que no puedo entender, la forma en que te diviertes destruyendo a otros.

–Es cierto, no me encanta, disfruto al máximo en acabarlos. No siento empatía por nadie, solo por mi mamá mi primo y ahora por ti, además, esas personas eran peores que yo, es por eso que soy así. Por eso no quise que dispararas ese gatillo con Haley. Porque tú inocencia es lo que me enamora, no quise que te arriesgara en perderla, aunque, tú hayas hecho cosas muy drásticas por sobrevivir, de eso no te puedo culpar. Por favor, quiero estar contigo. Él toma su mano entrelazando sus dedos juntos con los de ella, para terminar de decir. –Por todo el resto de mi vida.

–También quiero que estemos juntos. Pero, si estaremos juntos, deberás cambiar un poco tu habito, aunque te parezca difícil al principio.

–¿Cuáles?

–Primero. Si de verdad me quieres, dejaras de tratar con muchas mujeres, no es por celos, es porque no quiero, de que lo sigas haciendo, ya que tú me quieres solo a mí.

–Perfecto. Mejorare esa parte.

–Lo otro es. Que debes hablar con un psicólogo que te oriente sobre tus problemas emocionales, así puedes controlar un poco toda esa violencia que siempre quieres descargar con aquel o aquella que consideres, como una amenaza para ti.

–Haré lo posible por mejorar todo lo que dijiste, solo, que 1. No me celes mucho, dos, si alguien se pasa de la raya contigo, la va a pasar muy horrible.

–De eso no existe dudas. ¿Acepta mis condiciones?

–Si.

–Entonces si estamos bien.

Ambos se besan, cuando Larry saca de su bolsillo de su pantalón un bolígrafo tipo pluma, le dice a Louise después de poner su dedo pulgar sobre el botón.

–Presiona tú aquí.

Ella lo presiona y la casa vuela de la explosión, sorprendida, exclamo ella asombrada.

–¡Volaste tu casa!

–No te preocupes, nos vamos a una que hay en el country club, es otra de mis casas.

–Entonces tienes varias.

–¡SI!

Larry saca de su bolsillo el teléfono de Louise, ella agradecida, dice.

–Vaya. Lo recuperaste.

–Claro… aproveche mientras que ustedes escapaban. Tienes muchos mensajes en tu WhatsApp, de alguien llamado Dorian.

–Él es mi hermano, él que te estaba hablando. Lo llamare.

–Son las 4AM.

–No importa, lo extraño.

Ella hace una video llamada, la cual es contestada por él chico. Él chico dice. Con sueño.

–Hola. Apenas te veo, es tardísimo. ¿Dónde te has metido? Pregunto Dorian.

–Esa es una historia bien larga, cuando vaya a casa, te lo explicare todo. Mis padres. ¿Cómo están?

–Preocupados, cuando comience a hablarle sobre la llamada se alegrarán.

–Debo colgar, pero, pronto hablare con ustedes, para explicar lo sucedido. Chao.

–Chao. Te extraño.

–También te extraño.

Ella cierra la llamada con lagrima de nostalgia, diciendo.

–Disculpa, sé que todo esto te parece cursi.

–Me da igual. Lo importante, es que hablaste con tu hermano, me dijiste lo mucho de que temías, a no poder verlo. Ahora lo veras junto con tus padres.

–Gracias por darme mi teléfono.

–Gracias a ti por salvarme de Haley en el sótano.

–De nada. Sabes, a veces no puedo dejar de pensar sobre todo lo que hicimos.

–Solo para que sepas, todas las personas en la sociedad, hacen algo que nunca no está bien, sea en poco o de gran magnitud. Teniendo en cuenta de que algunos son más aberrantes que otros, pero debemos siempre reconocer, de que lo hacemos, sea por sobrevivir o por causar dolor, o por torturar a alguien. El punto es que todos, niños, jóvenes y adultos, son capaces de hacer cosas horribles, cosas espantosas, cosas. (Crueles). Así que no te sientas tan culpable, lo único que hiciste es sobrevivir.

–Tienes razón. Ahora. ¿Qué haremos?

–Primero vamos a ir para mi casa que está en Country club. Allí veré al amigo, del que te hable para entregarle el pendrive, el cual contiene las direcciones y números de cuentas bancarias de todos los mafiosos a nivel nacional e internacional, incluso, está en este pequeño aparato, el sujeto que ya pago por ti. También se encuentra los nombres y direcciones de las personas que se encuentran infiltradas en emisoras de radios y las que hackean las páginas de trabajos.

–Qué bueno de que los entregaras a todos, solo que, cubriste tus huellas, ¿verdad?

–Claro... todo está limpio, no hay rastro de mí.

–¡Sabes! Vas a caer bien en mi familia. Jamás he llevado a nadie, mi hermano va hacerte muchas preguntas, ya que él se preocupa mucho por mí.

–En ese caso, entonces, prometeré en cuidarte y en amarte, para siempre. También vas a caer bien en mi mamá.

–¿Por qué?

–Porque nunca he podido presentarle a una mujer.

–Eres un caso serio. Dice ella con una mirada de asombro.

–Ya lo sabía.

Larry enciende el auto y se van ambos, ahora para vivir felices, mientras que Larry observa a Louise que esta recostada en su hombro, él ahora podrá contemplar un futuro al lado de la joven. Como parte de su vida.

27 de Junio de 2020 a las 02:03 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Leonardo Nin Si te gusta esta historia, entra a mi perfil en donde encontraras algunas que de seguro te gustaran, apoyo todos los géneros, pero, solo me dedico a escribir en horror y erótico, ya que son géneros diferentes cuando se relatan algún hecho dentro de una historia, gracias por leer y dedicar tu tiempo en mis obras, con likes, comentarios y reseñas mando un gran saludo. Desde Venezuela. Tanto para los que me han apoyado y para los que dedican su tiempo en mis obras.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~