0
720 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Introducción: El Alien

Quizá cuando hablamos de «Aliens» la gente puede pensar en seres de cabeza ovalada con piel de tonalidad gris y grandes ojos negros o en reptiles intergalácticos, pero el concepto de Inglaterra sobre esta palabra cambió un poco cuando la mañana del 5 de Octubre del 2019 se encontró un cadáver en Riverside Walk cerca de Vauxhall Bridge en Londres.


La víctima tenía entre 40 y 45 años de edad, estaba en perfectas condiciones físicas, tenía 1.80 metros de estatura, ojos color castaño claro, cabello rubio y ligeramente grisáceo, hombros anchos, cintura estrecha, manos y uñas en perfectas condiciones aunque no contaba con huellas dactilares.


Estaba impecablemente vestido, con una camisa blanca, corbata color rojo con azul, pantalón marrón, medias y zapatos, llevaba un suéter chedrón y una chaqueta gris de estilo europeo. Ninguna de sus prendas tenía etiquetas, no tenía cicatrices y no portaba documentación de identidad, lo único que llevaba con él era una caja de cigarrillos Morland y un pequeño papel localizado en su pantalón donde estaba escrito “TAMAN SHUD” (Terminado), lo que llevó a la policía a pensar inicialmente que se trataba de un suicidio.


La autopsia concluyó que la hora de la muerte fue alrededor de las 02:00 de la mañana del 5 de Octubre y se mencionó lo siguiente:

“El corazón tenía el tamaño normal, era normal en todos los demás aspectos (…) los vasos pequeños que normalmente no se observan en el cerebro eran fácilmente discernibles por congestión. La faringe estaba congestionada, y el esófago se cubrió con el blanqueamiento de capas superficiales de mucosa con un sector de ulceración en medio. El estómago estaba profundamente congestionado (…) No había congestión en la segunda mitad del duodeno. Había sangre mezclada con alimentos en el estómago. Ambos riñones estaban congestionados, y el hígado contenía un exceso de sangre en los vasos. (…) El bazo era enormemente grande (…) alrededor de tres veces su tamaño normal (…) hubo destrucción del centro de los lóbulos del hígado revelados bajo el microscopio. … hemorragia gástrica aguda, congestión extensa del hígado y el bazo, congestión cerebral…”


Sin embargo, más allá de revelar que la última comida del hombre fue una empanada, las pruebas y exámenes no mostraron sustancias extrañas en su organismo, es importante mencionar ante la desesperación de Scotland Yard se solicitó apoyo al MI5 en especial para que su ADN se cotejara con la base del servicio británico, pero no hubo éxito alguno.


El 8 de Octubre en Pimlico Station el personal de dicha estación de trenes encontró un maletín marrón con la etiqueta arrancada.​ En el maletín había un albornoz, un par de pantuflas rojas, cuatro calzoncillos, pijamas, artículos de afeitar, unos pantalones marrón claro con arena en el dobladillo, un cuchillo de cocina recortado hasta ser transformado en un instrumento pequeño y afilado, unas tijeras con la punta muy afilada, y un pincel.​


También se encontró en el interior del maletín, hilo de color naranja de «un tipo inusual» no disponible en Inglaterra que coincidía con el usado para coser los bolsillos de los pantalones que llevaba el muerto.​


Todas las marcas de identificación en la ropa habían sido quitadas, pero se encontraron las iniciales «M. M.» en una corbata. La policía creyó que, quien sea que quitó las etiquetas, dejó las iniciales M. M. a propósito sabiendo que no hacían alusión al nombre del muerto, también notaron que esas letras eran las únicas que no se podían quitar sin dañar la ropa.


Para el 10 de Octubre y ante la burla mediática, el Inspector en jefe de Scotland Yardsalió a dar un comunicado “oficial” (sin autorización del MI5) donde explicaba que el nombre de la víctima era Mason MacMillan que tenía 45 años y que había fallecido a causa de un infarto agudo de miocardio, pero periódicos como “The Mirror” o “The Sun” intentaron de la mano de sus mejores reporteros buscar datos sobre “El Sr. MacMillan” sin éxito alguno por lo que bautizaron al fallecido como “El Alien de Riverside Walk”.


Para el 11 de Octubre y antes los titulares de diferentes periódicos donde tachaban de “farsante e inepta” a Scotland Yard, el gobierno británico tuvo una junta de emergencia con el MI5, cuando los agentes en turno terminaron de explicar los nulos avances del caso se consideró de la mano del primer ministro que se debían tomar cartas en el asunto de manera inmediata por lo que era prudente solicitar el apoyo al MI6 (servicio secreto) sobre tan peculiar situación pues podría involucrar una posibleamenaza venida del exterior.


Fue a las 4:00pm de ese mismo día cuando el teléfono de la oficina de M sonó, el distinguido líder de tan eficaz organización contestó, del otro lado de la bocina se escuchó la grave y seca voz del primer ministro – M, buena tarde, su majestad y su servidor tenemos peculiar inquietud sobre el tema de Riverside Walk al parecer Scotland Yard no es capaz de resolver la situación, y si bien es cierto que el MI5 apoyó en este caso, no se ha llegado a ningún resultado concluyente, por lo que el agente Johnson me expuso la posibilidad de involucrar al servicio secreto –


– Me parece de lo más sensato acceder a la petición del Agente Johnson – respondió M – Seré claro, Inglaterra y el Reino Unido pasan tiempos difíciles con el tema del Brexit, creo que es prioridad contar con usted y con sus mejores hombres para calmar a nuestra gloriosa nación – sentenció el primer ministro.


24 de Junio de 2020 a las 22:14 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Continuará… Nuevo capítulo Cada 10 días.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~