Cuenta regresiva para La Copa de Autores 2020. Regístrate ahora y ten la oportunidad de ganar premios!. Leer más.
gera-rm1585440255 Gerardo Roma

Las cuencas, ríos y montañas en los altos de Chiapas están en peligro por la contaminación excesiva y tala que sus habitantes causado a lo largo de los años. el cambio tiene que surgir y tiene que ser pronto o no volverán a disfrutar de la naturaleza que los rodea.


Cuento Todo público.

#amorporelmedioambiente #lanaturalezaimporta #lascuencasimportan #losriosimportan
Cuento corto
0
894 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Tejidos dañados

los bosques de las montañas en los altos de Chiapas no guardaban solamente una gran cantidad de animales y plantas, dentro ellas pasaba algo más, se refrescaban y humedecian con las nubes que penetraban lentamente y les brindaban agua para que la vida continuará y todo fuera verde. Existían dos montañas extraordinarias que guardaban este líquido en su interior conocidas como volcanes de agua, captaban todo lo que podían recibir de aquellas nubes esponjosas y la lluvia que caía, esto ayudaba a la regulación del clima para que las especies se mantuvieran y exisitera un equilibrio en el ambiente.

De las montañas nacieron dos ríos cristalinos que recorrían varios kilometros y daban agua limpia a la mayoria de las comunidades.


El río amarillo formado en las faldas de las montañas atravesaba un gran camino hasta encontrarse con el río fogotico, este nacia en las montañas arriba desenbocando dentro del valle al igual que su hermano. Su labor era abastacer a la personas que habitaban aquel lugar, brindandoles agua para su consumo.


Dentro del valle existía un pequeño pueblo llamado Jovel con muy pocos habitantes en donde la armonía se entrelabaza con el aire puro que se respiraba.


Muchos campesinos llegaban al pueblo a comercializar sus productos que cosechaban con el agua de los ríos.


Con el paso del tiempo aquel pueblo fue creciendo, personas de diferentes comunidades y ciudades comenzaron a establecerse dentro del valle. Las construcciones no podían faltar, se levantaron casas muy cerca de los ríos.


El amarillo y el fogotico no se habían dado cuenta del color que tenian cada uno hasta que se juntaron en un punto mezclandose;


-¿Por que estas tan contaminado?- le dijo el fogotico

-!lo mismo te pregunto!- donde has pasado que te han llenado de basura.

-tu sabes que recorro el camino de hace cientos de años pero últimamente con las construcciones de casas y drenajes todo lo que tiran y desechan va a dar a mi


-!que nos ha pasado!- Dijeron los dos.

El color de aquellos ríos cambió, el agua se había convertido en turbia y la contaminación no paraba.


Las montañas también habían cambiando, ya no absorbían la cantidad de agua suficente, aquellos árboles dejaron de capturar la húmedad por la tala que la gente estaba causando, los tonos verdes perdieron su color, lo único que se observaba a la distancia era devastación de aquellos cerros.


En la ciudad, la vida parecía normal, nadie se había dando cuenta de lo que pasaba hasta aquel dia en particular. Las cuencas estaban llenas de basura provocando que los rios caudalosos no fueran más que pequeños arroyos sin fuerza. Al ver a las montañas notaron la gran perdida de árboles, el aire que se respiraba no era el mismo de siempre, la frescura se había ido.


La preocupación invadió a toda la población, se dieron cuenta que la relación con el medio natural donde vivían no había sido respetado y esas eran las consecuencias. La esperanza de que los ríos volvieran se había esfumado, El silencio invadió cada rincón del valle. No todo estaba perdido, personas comenzaron a reunirse en la plaza principal de la ciudad formando colectivos, el cambio tenia que empezar y estaba en sus manos.


Personas caminaron hacía las montañas para comenzar a sembrar árboles que ayudaran a regenerar los bosques perdidos y asi volver a captar agua.


El resto de personas fue a las cuencas, la cantidad de basura acumulada asusto a la mayoría pero unidos empezaron a limpiar para que los ríos tomarán nuevamente su cause.


Aquellos ríos volvieron a recorrer su camino, sabían que sino cuidaban la cuenca los problemas a futuro serían más grandes, el cambio tenia que ser pronto para volver a equilibrar la armonía de la naturaleza y que aquellas montañas siguieran captando el agua que genera vida.







12 de Agosto de 2020 a las 23:25 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Gerardo Roma desde que naces empiezas a crear solo necesitas un poco de imaginación para hacerlo realidad

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Más historias

Luz vs Oscuridad Luz vs Oscuridad
Cuando te veo Cuando te veo
La peor muerte que he visto La peor muerte que h...