Cuento corto
0
569 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Hecha a la medida

e matado a alguien.


Si, lo he hecho, pero no es algo que decides hacer de un momento a otro; no, es algo que haces todos los días.

Un mal pensamiento hacia aquella persona, matas una parte de ella, un mal comentario, otro pedazo, desprecio, ira, odio, cada acción mata poco a poco aquella persona.

Aquellas acciones que un día pueden parecer insignificantes, en un tiempo adelante tendrán un gran impacto.

Empieza al no gustarte algo, después quieres cambiarla a como crees que debería ser, posteriormente no es suficiente y empiezas a odiar pequeñas cosas hasta llegar a aborrecerla totalmente. La miras y simplemente quieres que desaparezca.


Y si, lo he cumplido, ha muerto.

Te preguntarás a quién maté, te lo diré, me maté a mi misma, lo que me hacia ser yo.

Simplemente un día no me gustó algo de mi, al escuchar a alguien comentar sobre como venía vestida, otro día, fue otra cosa como lo fue mi apariencia, a muchas personas no les gustaba como era así que decidí cambiarlo. Más adelante fue mi risa, y luego fue lo que me gustaba hacer, lo que leía y veía y al final fue mi personalidad, a ellos no les gustaba y yo me empecé a odiar, no era lo suficiente, no era como ellos, no era de linda apariencia, vestir a la moda y ser perfecta, así que cada día me empeñé en cambiarlo, hasta que logré mi objetivo, matar mi esencia, lo que me hacia ser yo, abandoné todo y pagué el precio de perder mi identidad, para llegar a ser hecha a la medida de todos ellos.


31 de Mayo de 2020 a las 05:19 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Más historias

Esqueletos Esqueletos
DOS ALMAS DOS ALMAS
Novedades Novedades