u15908498401590849840 Miyu Akari

Serendipia es un hallazgo fortuito, afortunado, algo que pasó casualmente. Gerardo y Celeste descubrirán que el no darle importancia a estos eventos los alejará de su destino.


Romance Contemporáneo Todo público.

#romance #arte #vino #vid #destino
2
895 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Inesperado

Abrí los ojos y mire a mi alrededor, techo y paredes blancos, intente levantarme pero mi cuerpo se sentía más pesado de lo habitual, con mucho esfuerzo logre levantar mi mano derecha, en ella se encontraba un catéter que invadía mi cuerpo. Poco a poco sentí recuperaba mis fuerzas mientras tanto mi mente seguía con la incertidumbre, aún no recordaba lo que me había llevado a este lugar; después de todo no era una desagradable pesadilla. levante mi cabeza, ya con mis fuerzas casi por completo restablecidas, mire a mi alrededor para cerciorarme, en efecto era una cama de hospital la que sostenía mi cuerpo mal trecho, al lado un hombre de edad avanzada que respiraba con dificultad recibía la visita de su hija que intentaba contener las lágrimas para no verse débil en los últimos momentos de su héroe, mientras tanto el lado de mi cama permanecía vacío, volví a cerrar mis ojos y pensaba, recordaba el hecho que me había llevado hasta ahí, poco a poco las imágenes se hicieron presentes.

Celeste, la primera de ellas, la más hermosa e inteligente mujer que había conocido, así lo recordé, todo inició la noche del martes, una noche algo lluviosa, quede de verla en un parque cercano a mi departamento en donde siempre nos encontrábamos después del trabajo, que más podíamos hacer si durante el día no podíamos vernos, yo en el restaurante el día entero, asegurándome que las cosas marcharan como debían, ella en su estudio pintando incansablemente; esos éramos nosotros dedicados a nuestro trabajo al cien porciento. Nos veíamos en ese sitio y platicábamos lo que habíamos hecho durante la mañana, nunca nos aburríamos, éramos el escape del otro hacía algo diferente cada vez.

Ese martes fijamos la cita a las siete en punto. Durante un largo rato no dijimos mucho, fue algo extraño en nosotros, sin embargo nuestros rostros hablaban por sí mismos, por fin ella rompió el silencio que nos rodeaba, me miro fijamente a los ojos y me dijo con su voz dulce de siempre – Gerardo, me han ofrecido hacerme cargo de una galería, sabes que para mi es muy importante, el proyecto que he esperado por años – yo me alegre inmensamente y la felicite, sin embargo, su rostro no mostraba alegría a pesar del suceso que le acontecía, me pareció la cosa más extraña y le pregunte con temor –Hay algo más ¿no es así? – Ella me contestó que en efecto el proyecto se realizaría en España y debía dejar el país en unas semanas. Me quede estupefacto, no sabía que decir, al oír tal declaración sentí a mi mundo detenerse y poco a poco mi corazón romperse, la noticia dejaba de ser agradable, sin embargo en mi ser había sentimientos encontrados y decidí ocultarlos, no le dije lo que la extrañaría ni los deseos que tenía de hacer ese viaje con ella, aunque el tono en que me lo dijo me lo sugería, ignore todos esos sentimientos y permití que el egoísmo y la envidia entraran en mi corazón desplazando de su lugar al amor.

Ella había desviado su mirada pero cuando volvió a encontrarse con la mía ya no encontró al Gerardo amoroso, aquél al que se le iluminaba el rostro con solo mirarla, ese Gerardo dulce fue aplastado por aquella noticia, en su lugar estaba un Gerardo frío y distante.

Me encontraba en ese momento inmerso en un mar de sentimientos, odio, amor, tristeza, ira, quizá también un poco de envidia. Me levante y le pregunte:

-¿Es una decisión tomada?

-Sí lo es – dijo ella.

– Bien en ese caso no tengo más nada que hacer aquí – le dije seriamente, me di la vuelta y me aleje de aquel lugar. Al irme pude percatarme que las lágrimas rodaban por sus mejillas y el sufrimiento en su rostro no se podía ocultar, tuve el impulso de secarlas y consolarla, de decirle que hallaríamos la manera que todo resultaría, pero me contuve y no lo hice, me aleje entonces de aquel sitio y me escondí de ella y del mundo entero. Por una semana no salí de ahí no conteste el teléfono ni di señales de vida, ni siquiera fui al restaurante. Una mañana decidí que era suficiente, me levante, limpie mi pequeño rincón y salí a dar una vuelta, necesitaba inspiración. Caminé con rumbo desconocido, pero mi inconsciente me tenía preparada una sorpresa, al levantar la mirada estaba frente a mi aquella fuente y me fue imposible no recordarlo, aquel día en el que cruzó mi camino por primera vez, era como si hubiese sido ayer, como si estos años juntos no hubieran estado, lo recuerdo con claridad, fue una mañana de Julio, salí corriendo porque se me había hecho tarde, entonces trabajaba como ayudante en una cava-restaurante de alto prestigio, llovía a cántaros y por más que corrí el bus se fue sin mi, así que, sin más que hacer tuve que caminar, crucé el parque y la vi frente a esta fuente que hoy la trae de vuelta a mi, un encuentro fortuito que el destino nos tenía preparado, la vi y no pude dejarla ir; recuerdo también que desde ese momento regresábamos a este lugar, para no olvidar porque estábamos juntos. Mire la fuente que fue testigo de nuestro amor y me aleje de aquel lugar que me hacía sufrir, comenzaba a refrescar así que decidí tomar un café y recuperar el calor que el mal tiempo me hacía perder, entre a una cafetería nueva, me sorprendió ver ese sitio en aquel lugar, después de todo solo dos semanas me había ausentado y no la recordaba, tal vez no había puesto mucha atención al lugar, en fin, entre y tome asiento, una camarera se acercó a mi pidió mi orden y unos minutos después estaba de vuelta con mi Capuchino de vainilla, mire a mi alrededor, más no pude ver ningún rostro que se me hiciera familiar, al poco rato la campanilla de la puerta anuncio la entrada de un cliente más, no pude evitar no mirar, en la entrada estaba Jimena la mejor amiga de Celeste me miro y se acercó a mi, me puse de pie y la invite sentarse a mi mesa, aceptó mi invitación sin repudio, cabe mencionar que nuestra relación no era la mejor desde el inicio, ella sentía que le había robado a su amiga casi hermana, por lo que me tenía resentimiento, la camarera se acercó y pidió su orden, cuando se alejo Jimena no pudo contenerse más y me pregunto en donde me había metido todo ese tiempo, su pregunta me desconcertó pero aún así la respondí, tal vez Celeste pensaba en mi y le había encomendado la tarea de vigilarme sabiendo que no sospecharía nada, le dije que después de la noticia de la pronta partida de Celeste no quería ver a nadie – Entonces ¿no lo sabes aún verdad? – dijo con sorpresa. Yo me quede mudo sospechaba sin embargo que algo malo sucedía, e inmediatamente le pregunte, -¿Qué pasó? ¿Le sucedió algo a Celeste?

Jimena me dijo que no era nada malo que me tranquilizara, pero su tono de voz era algo compasivo, continuó y me lo dijo, Celeste se iba en unas horas, su partida se había adelantado y debía irse de inmediato.

La noticia de no volver a verla en un tiempo muy largo me hizo olvidarlo todo, el rencor y odio se habían ido, salí corriendo de aquel lugar, sólo podía pensar en sus hermosos ojos, tenía que ver sus ojos café mirándome, besar sus labios y respirar su aliento por última vez. Tan inmerso iba en mis pensamientos que no me percate del auto rojo que se acercaba a mi con gran velocidad, lo último que recordaba después de eso fue el cielo azul y después una penumbra en la que me perdía, no sentía dolor ni angustia, pero no estaba con ella, creo que eso fue lo que me hizo regresar, me perdí de nuevo en un sueño largo y al despertar me encontraba tirado como muñeco de trapo en esta cama de hospital.

30 de Mayo de 2020 a las 23:05 2 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Revelaciones.

Comenta algo

Publica!
Jancev Jancev
¡Hola! tu historia tiene un comienzo interesante, respecto a tu trama todo va bien, se entiende y es fluida. Noté la falta de acentos en palabras que están en pasado como por ejemplo: "Miré, levanté, quedé". Te recomiendo que le des una leída pausada a la historia para que notes estos detalles, no son realmente tan graves y de fácil corrección. ¡Saludos!
May 31, 2020, 15:27

  • Miyu Akari Miyu Akari
    Gracias.. Pondré más atención a estos detalles. May 31, 2020, 20:27
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Más historias

SOFIA MI VERDADERO AMOR SOFIA MI VERDADERO A...
A DOS METROS DE TI A DOS METROS DE TI
EL DESASTRE EL DESASTRE