m-enigma-x Deyzkon Enigma

La historia comienza en la década de los años 30 donde el Tercer Reich tomaba el control de Europa. Y no sola mente se vera las aventuras y las catástrofes que se va marcado en la vida , sino que vera lo que la tierra mostró alguna vez a los hijos de Adán.


Fantasía Viaje en el tiempo No para niños menores de 13. © MenigmaX

#viaje-en-el-tiempo #yo-estare-hijo-de-Adán #Deyzkon #fantasia
1
580 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Vagando por el mundo


"Unos naces, otros mueren,

pero la tierra jamás cambia. "

Eclesiastés 1:4


Ciudad de Londres , Inglaterra - 15 de diciembre de 1933

"Estimado amigo mio:

La temporada de invierno son una de la temperaturas mas frías acompañada con la extensa niebla al transcurso del día. Sinceramente me veo afectado puesto que siempre debo llevar una manta para calentarme y cada ves me siento mas apegado a la fogata del estar. Parece una tortura, pues mi paciencia se agota. A pesar que el día allá sido pesado, los ojos se caen poco apoco y...empiezo a soñar...

Sinceramente los sueños son...como puertas a otro sitio, a otro lado del mundo que corre nuestras vidas, buscando de hallar algo para poder disfrutar. Solo miramos al frente, alegrando que hay luz en nuestra vida y esto se vuelve mas cómodo con lo que nos rodea ya que se vuelve infinito...pero al recordar que nuestro estado de la vida real, se crea un abismo separando los sueños que se podrían encontrar. Y las cosas que nos queda se las arrebata el mismo abismo, porque lleva su poder de destruir todo lo que da vida.

Parece que huir es la alternativa o poner escusas como un escudo, para protegerme del abismo...pero todo lleva su tiempo de revelarse...

Esta es la vida con decisiones que cambian y todas tienen diferentes modos de vivir...

Posdata.Mejor voy al punto, no me gusta las cartas de poco puño de letra ya sabes lo mismo de siempre de la conversación, a un ser como tu necesitas ser mas privilegiado. Para serlo las cartas de todo lo que enviamos se volverá mi entrega de la tarea de las vacaciones. En fin, que precisas mi hermano de juramento en esta navidad? así te distraes de todos los problemas que hay en este mundo. Y cuando vienes a visitarme? con eso basta por mi regalo.

Atte. Francis Meyer."


Supongo que acierta con lo que hago a hora, y aquellos cambios marcan la diferencia provocando un abismo y un lejano sueño de esperanza de avanzar. Sin duda, esta serios aprietos para mandarme una carta tan inusual, tal vez algo fuerte va a cambiar Francis Meyer.

toc toc toc

Sera mejor que la guarde la carta, en el bolsillo de mi campera.

-quien es?

P.d.(persona desconocida)

P.d.1-soy yo, tu tía Elizabeth de Rotenberg! -me dispuse abrir la puerta principal y cuando la mire tenia sostenido varias mantas. Ella llevaba varios meses embarazada, es un alivio de tener un sobrina o sobrino en camino, ya que era el único nieto de mi abuelo.

-te ayudo...

Elizabeth R.- no, no hace falta, yo estoy bien. Mas bien ve ayudar a tu padre y tu tío que están con el resto de las cosas...Y por cierto donde dejo las mantas?

-por aquí, en el sofá-al dejar las mantas, el periódico que estaba junto a la mesada de luz, se cayo por accidente. Me dispuse a agarrarla, pero una carta que estaba oculta se empieza a resbalar y la sostengo con la otra mano. Y al ver de lo que se trataba la carta, decía por escrito lo siguiente.

"Solicitud de su presencia para nuestra gloriosa patria Alemana,..."

Elizabeth R.- vamos, vamos! ellos nos esperan!-deje lo que había leído en su lugar.

-tía, porque traen todas sus cosas al apartamento de mi padre?

Elizabeth R.-que no te a dicho, que nos mudaríamos a tu casa, porque se va...-se detuvo al mirarme que no sabia nada del tema-mejor sera que hables personalmente con él.

-esta bien, sera mejor que el me lo diga.

Al salir de este apartamento debía dirigirme con ellos, pero la neblina de esta temporada cubría toda la calle. Y solo se notaba aquellas faroles y los sonidos de la campana por ser medianoche.

Elizabeth R.- Ellos tenían una lampara para guiarse, es muy raro que se tardaran tanto, que estará pasando en medio del camino?- lo decía mientras que trataba de calentar las manos. Por el camino no se encontraban sus rastros, pero si se oían voces que no eran de ellos.

P.d.(persona desconocida)

P.d.1-que tratas de hacer? y por que llegamos a esta...-parece ser que son muchachos.

P.d.2-silencio! déjame hablar-empieza a tocar la puerta y alguien lo atiende.

P.d.3-hola,si a quien busca a mi padre o a mi hermano?

P.d.2-es obvio a quien busco...

P.d.1-deja de hacer un guiño a esa dama!

Elizabeth R.-mejor sigamos caminando, ellos no son.

P.d.3-hermano! te buscan!-gritaba dentro de su casa

P.d.1-te recomiendo que te busques otra dama, ella te va traer problemas-pasábamos por el camino y reconocí que ellos eran unos muchachos adolescentes.

P.d.2-tu no sabes nada...-dentro de la casa donde provenía la muchacha, se escuchaba una dura discusión de padre a hijo.

P.d.4-es enserio padre! yo soy un buen estudiante! y en mi vida traería problemas a esta casa! por favor créeme por lo menos...-seguramente se allá asustado cuando los vio a esos muchachos adolescentes.

P.d.2-dame los billetes que me debes...-sus voces ya no se escuchaba cuando poco a poco nos alejamos de ellos.

-mira,son ellos y al parece ser tienen problemas de llevar las cosas

Elizabeth R.- tu crees? si es así apresuremos nuestros pasos para ayudarlos tan pronto posible.

De pronto otra ves se escucho voces de aquellas personas, corriendo hacia aquí.

P.d.2-Quieres volver a casa si o no?!

P.d.1-si, pero no de esta forma!

P.d.2-entonces hagamos por las malas si es preciso! -caminaron junto a nuestro lado hasta que el muchacho adolescente mayor empujo a la tía Elizabeth R., haciéndola caer al suelo con su grito del susto -aun lado!!!

P.d.1-disculpen-trata de ayudar a levantar-tratare de que no haga alguna locura,mi hermano!-y fue tras el corriendo.

Elizabeth R.-esta bien, no están grave

-segura que esta bien?

Elizabeth R.-solo tengo algunos moretones, pero nada grave-al ver que no era tan grave, nos fuimos lo mas posible para encontrarnos con el tío y mi padre. Desde ese lugar donde estaban se escuchaban discusiones, parece ser que están en problemas con aquel joven muchacho, que nos encontramos por el camino.

-cuidado tía, no se vaya apresurar

Elizabeth R.-quiero saber como esta tu tío James R.

Cuando llegamos vimos que aquel chico estaba armado con una pistola de 9 mm y mi padre trataba de negociar, pero al parecer no daba efecto en dejar de apuntar a mi tío.

James R.-ya te dijo que no tiene mas billetes-trataba de salir de aquel pistola de 9 mm que tenia puesto en su cabeza.

Elizabeth R.-que esta pasando aquí, John Winkler?!

John W.-lo que ve señora de R.-estaba tomando la distancia precisa para un cualquier ataque- su esposo apunto de la muerte, en las manos de un muchacho.

P.d.1-ya déjalo libre hermano, no debes hacer estas cosas!

P.d.2-deja de acercarte hermano y no intentes en ponerte al lado de ellos!

P.d.1-solo quiero que no termine mal!

P.d.2-entonces huye! a hora!!!-al decir le golpeo con la arma a la cabeza del tío James R., dejando le inconsciente. Al cabo de esto el hermano menor huyo como lo había pedido y el otro empezó a disparar fallando con sus tiros, pero su escapada resulto.

Elizabeth R.-oh no! esposo mio...-se acercaba para comprobar si todo esta bien.

John W.-esto no quedara así, amigo mio...Elizabeth ve con la lampara a la casa de tus padre para que puedan ayudarnos! y yo iré a recuperar lo que perdimos-al escuchar eso, la tía Elizabeth corrió lo mas posible para ir.

-no! yo iré, ya es suficiente con lo que has hecho!

John W.-esto no es cualquier juego, el tiene un arma de fuego y tu sabes que puede ocurrir-tenia razón pero la diferencia de edad puede ser la misma de aquel muchacho-queda te con tu tío, mientras...

-cuando regrese, quiero saber que significa esa carta de solicitud de Alemania!!!-supongo que correr era mi alternativa de llegar a un fin. Detrás de mi oí su voz de un padre preocupado, pero si trata de abandonarme quisiera llegar muy pronto posible en las manos de mi única madre, que me quiso...

Desconcertado por mis pensamientos, busque en aquellos callejón donde podrían haber ido. Uno de ellos convocaban un camino y el otro lado no se podía pasar por el amontonado de escombro. Así que seguí observando si había algo fuera de lugar que usualmente cualquiera podría despistarse.

hasta que logro escuchar como una pisadas de vidrio rompiendo en una tienda abandonada. Fui donde provenía ese ruido, allí había una ventana rota que era fácil de acceder a la tienda, ya que la puerta principal estaba trabada. Dentro de la tienda se veía una pequeña habitación de almacenamiento con una puerta oxidada.

Trate de entrar con discreción de no hacer ruido y al encontrarme con una palanca seria mi única arma para cualquier ataque violento. Y al llegar a la puerta había la posibilidad de ver desde un agujero roto por lo oxidado que estaba la puerta y parece ser que tienen una dura conversación.

P.d.1-como te atreviste poner la arma a ese sujeto en la cabeza?!

P.d.2-hermano lo hecho, hecho esta! No hay de que molestarse ademas el dinero sobra para malgastarlo-lo decía, mientras contaba el dinero-papá se sentirá orgullo.

P.d.1-eres un desgraciado!!!-le empuja queriendo darle un golpe

P.d.2-tus golpes no son nada, pero si tuvieses esto tal vez...-agarra el arma, apuntando a su frente-así te tendré mas miedo!

P.d.1-de donde lo sacaste?

P.d.2-nuestro padre me lo dio para asegurar nuestras vidas-dejo de apuntar y dejo la arma en la mesa-dame de comer

P.d.1-tu vida aquí...-miraba los alrededores para encontrar raciones de comida que le había pedido-esto no es vida, mas bien deberías volver al apartamento con nuestro tutor...

P.d.2-es mi vida y ese tutor no se interesa por nosotros, ademas me expulsaron de la academia de Oxford, no pienso volver-dejo de hablar y comía con lo que quedaba. Pero me olvide del pequeño detalle de que... me observaba....

Me percate y no quise ver mas, ya que me han descubierto; tenia la posibilidad de entrar cuando todos se hallan dormido y poder cumplir la misión de rescatar los billetes que habían robado. Pero no era tan simple como había pensado... hasta que sentíque unos paso se acercabanhacia la puerta. Y me mantuve dispuesto para golpearle con la palanca, pero no era posible golpear a un menor.

P.d.1-quieres que te devuelva los billetes que fueron robados?-me detuve y le dije un si, con la cabeza- si es así, ayúdame a trabar la puerta!-dejando la palanca al suelo le ayude, por que se que el no tiene la culpa.

P.d.2- devuélvame Jean esos billetes!!!-trataba de empujar la puerta-Jean no hagas una locura!!!

P.d.1-con esto basta, ven debemos irnos-salimos de aquella tienda por la ventana.

Por medio del camino de regreso al sitio donde todo ocurrió, Jean se detuvo y me entrego los billetes que su hermano había robado.

P.d.1-lo siento...sera que cada uno vaya por su sitio, vete tu por el callejón sin salida, aunque allá escombros allí veras una cuerda amarrada que podrás deslizarte fácilmente y cuando lo hagas te llevara a la siguiente calle.

P.d.2-Jean!!!-desde lejos se escuchaba sus gritos-ese dinero es para volver!!! a caso no quieres verlos!!!

P.d.1-no te preocupes...todo va estar bien, me iré de regreso al apartamento de mi tutor-estaba apunto de marcharse pero se detuvo-ah, por cierto mi nombre es Jean Kotler y el tuyo?-me pregunto, mientras que subo a los escombros dela callejón sin salida.

-soy Deyzkon Winkler...un gusto conocerle-le estrecho la mano-nos volveremos de ver -los pasos de su hermano se acercaban...

Jean K.-si,adiós...-fue desapareciendo su rastro por la niebla. Y me dispuse a agarrar la cuerda y verificar si esta bien sujeto para deslizarse. Hasta que al fin puedo escucharlo...

P.d.2-por fin!...llego tu hora-sus pasos estaban por detrás de mi y me dispuse a mirarlo, pero el no estaba solo sino detrás de él, estaba acompañado con un ser frió y lleno de tinieblas-hijo de Adán!!! Muere!!!

Apretando el gatillo de su pistola, disparo...mientras lo esquivaba, me dispuse a coger la cuerda y deslizarme. Lo mas pronto posible de huir de aquellas disparos y desapareciendo con la niebla y la luz que reflejaba la luna llena. Hasta que unos de sus disparos rompió la cuerda...y solo pude sentir la leve caída de mi cuerpo al suelo, mirando de donde salte con la soga.

Y allí solo me encuentro con la sonrisa de aquel ser que apareció repentina mente con el hermano de Jean apuntando mi cabeza, riéndose a lo loco...tal vez a hora si que llego mi fin, pero antes quisiera saber mas de esa carta envía de Alemania...











1 de Junio de 2020 a las 19:10 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Continuará… Nuevo capítulo Cada 10 días.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~