sandrahofstetter95 Sandra H

Theodora Anderson es una joven con una realidad complicada. Su intrincada forma de ver la vida y su instinto salvaje, hará de ella un ser sumamente único. De forma casual conoce a Anthony Lemacks, quién está decidido a ejercer su profesión y se muda a la gran ciudad con sus objetivos bien definidos. Es un hombre sumamente metódico y organizado, pero todo esto se ve en conflicto cuando conoce a su musa. El entorno de ellos se volverá un caos cuando deban enfrentar un problema moral altamente cuestionable para la sociedad y para sus éticas. El tiempo, la amistad, la absolución, el entendimiento y, sobre todo, las diferencias; se verán eclipsadas cuando ambas almas busquen corresponderse.


Romance Erótico Sólo para mayores de 18.

#poesia #amor #romance #paramayores #anthony #theodora #licenciado #drama #sensualidad #psicologia #filosofia #erotico #profesor #alumna
1
870 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Introducción

—La cátedra ha finalizado —dijo la voz profunda del profesor, pero Anthony se quedó en su asiento pensando.

No podía dejar de sentirse incómodo porque aun su duda, no había sido respondida.

No era como él lo había planeado o siquiera imaginado. Aun no podía encontrarla y le parecía irrisorio que nadie pudiera darle una respuesta correcta, o al menos una guía, lo que sea.

¿Dónde entraba el alma? ¿Qué era? ¿¡Qué era!?

Suspiró enfadado por la clase y se levantó completamente reacio a los resultados que estaba obteniendo.

—Lemacks. —La voz del profesor cortó sus pensamientos. El aludido lo miró y comenzó a dirigirse al estrado donde había varios documentos de todos los estudiantes del área —. Quiero hablar contigo… explícame esto. —Anthony frunció el cejo mientras tomaba su trabajo de estudio sobre Dante —. ¿Por qué te empecinas con esto?

—Porque no tengo aun las respuestas, doctor.

—No hay respuestas para todo, hijo. —Se llevaban bien, habían compartido muchos debates, aunque sus maneras de ver las cosas no fueran iguales. Al parecer al docente le gustaba incomodarlo a cada momento y él ciertamente que no era nadie para contradecirlo, ni siquiera estaba especializado. Aun.

—Creo que cada ser tiene las respuestas que busca —murmuró. El doctor arqueó las cejas y luego de un momento, sonrió.

—El trabajo es impecable, pero deberías centrarte en otra cosa. Si insistes mucho, no obtendrás lo que quieres saber —dijo con amabilidad.

Pensó en ello un rato y asintió, no iba a contradecirlo, pero no pensaba seguir su consejo. En algunas páginas debía estar, solo que aún no lo descifraba. El profesor apretó su hombro y, asintiendo como respuesta, Anthony se marchó pensando confundido.

¿Era un completo desperdicio de tiempo? ¿Tendría razón el doctor en decirle aquello? ¿Debería dejar de buscar las respuestas?

Tal vez el alma se encontraba esparcidas entre las páginas de los libros…

24 de Mayo de 2020 a las 01:22 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Prefacio

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión