auraluna Aura Luna

Llegó cansada después de un largo día laboral. Sus pies casi no la sostenían, las negras medias finas le parecían ser más gruesas, su sostén le marcaba la piel en su espalda y en sus hombros sentía el peso de un gran saco de maíz. Abrió la puerta de su casa y su rostro brilló de sorpresa: su esposo había regado el suelo con pétalos de rosa, el aire olía a incienso y un jazz de fondo sonaba despacio. Con júbilo sintió como las tensiones se despedían de ella, mientras su amado sonreía en una esquina de la sala. Se acercó a él, extendiendo su mano y estuvo a punto de rozarle. Entonces se despertó. Quedó sentada en la cama, sudorosa, sosteniendo su pecho agitado. Una lágrima corrió por su mejilla y la secó de inmediato para no ser descubierta. Aquel había sido su último recuerdo antes de viajar al cielo.

#Her
  20 de Diciembre de 2018 a las 06:30
AA Compartir

Comenta algo

0 Comentarios
Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!

Más microrrelatos