ginyales Gin Les

El terror ya había pasado, el centro palpitaba de placer, en sus manos amarradas el dolor yacía su deber. ¿Quién iba a pensar que en su perversión encontraría su perdición? Tres dedos ya le habían cortado, el cuarto aún seguía medio colgado.

#inkspired #micromes #dia1
  1 de Julio de 2019 a las 00:48
AA Compartir

Comenta algo

0 Comentarios
Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!

Más microrrelatos