auraluna Aura Luna

Una vez al año, apagaba todas las luces de su apartamento a la misma hora de la tarde. Las volvía a encender segundos después, y toda su familia estaba allí, celebrando el mismo cumpleaños, con el mismo pastel. Sonreía entonces, y se llenaba de un gozo verdadero, pero inexistente el resto de los días. Levantó su mano con desespero para decirles: “os amo”, y un centelleante halo de luz le nubló la vista. Nuevamente fue capturado en contra de su voluntad y, su imagen, fue remarcada en un enorme cuadro de pared, para ser recordado como su último cumpleaños.

  20 de Diciembre de 2018 a las 06:30
AA Compartir

Comenta algo

0 Comentarios
Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!

Más microrrelatos