¡A Cubierto! Seguir autor


Historia No Verificada
ihoam Ihoam Díaz

Desde las terrazas altas de la ciudad una lluvia de proyectiles de fuego cayó sobre las fuerzas de Tavon. No eran más que piedras, recortadas de forma afilada y untadas con una brea que ardía sin apagarse por la caída. —¡Escudos! —gritó claro Tavon, haciendo que todos alzaran la defensa. Las rocas extrañas quedaron clavadas en el suelo, prendidas como pequeñas antorchas enviadas por un enemigo aún invisible. Miraron arriba, ya no atacaban, pero el suelo comenzó a arder intensamente.

#fantasia #zhakyon #aciraldan
  January 02, 2021, 06:47
AA Compartir

Comenta algo

0 Comentarios
Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!

Más microrrelatos