El cuento de la princesa Kaguya Seguir blog

L
Live free
Una pequeña vista a una increible pelicula. Un mensaje que nos deja más alla de la fantasía.
Historia No Verificada

#reflexion
AA Compartir

¿Qué mensaje nos deja?

Quiero empezar diciendo, que si no han visto esta bellisíma película, dirigida por Isao Takahata, deberían agregarla a su lista de películas de anime dramáticas. Es básicamente una historia un poco alegre y un poco triste sobre una princesa proveniente de otro lugar, a quien un campesino que recolecta bambú, encuentra y junto con su esposa la crían, brindándole lo que en su concepción es lo correcto y la hará feliz, sin embargo, la película nos da una gran enseñanza sobre esto especialmente al final. No quiero dar spoilers de como termina, pero si quiero decir unas palabras acerca de su mensaje.


Esta obra de arte a mi parecer, deja infinidad de enseñanzas. Creo que Takahata hizo un trabajo indiscutible mente bueno al hacer esta película. Más allá de su bello ánime, es el sentimiento que transmite. Nos vemos atrapados en una vida sin sentido, en una vida llena de prejuicios, de reglas, de imposiciones que nos limitan, y que por ignorancia, temor o superficialidad creemos que seguir este camino es correcto. Nos olvidamos siempre de ser felices, de vivir una vida quizá con pocos lujos pero con relevancia, con satisfacción, con alegría, dándole valor a lo que realmente importa y a lo que hemos venido aquí. Actualmente ha empeorado el tema del consumismo, de la destrucción de nuestro hogar, nuestro planeta, vemos la creciente apatía que sentimos tanto por nuestros semejantes como por los demás seres que habitan este planeta.


Tal como la princesa, venimos a este mundo siendo personas inocentes, pues quizá de niños valoramos las cosas más simples, pero más significativas, nos dejamos llevar por la curiosidad, por lo que vemos, no estamos atados al dinero, al trabajo o a los problemas, creo que todos olvidamos lo que fuimos de niños. Y si... el tiempo pasa y la vida no es estática, pero creo que dejamos de disfrutar la vida en cierto punto, y lo peor, es que no nos damos cuenta del grave error que estamos cometiendo, somos ciegos. No vemos más allá de una rutina y una vida cotidiana. No vemos que lo material no nos llena del todo, que la vida de quienes tienen poco a veces es mejor que la nuestra (quizá sin incluir el tema de la gente menos desfavorecida que padece necesidades), la gente que tiene como apenas sostenerse, puede tomar su desgracia como una razón para salir de allí a toda costa y sumergirse en el desespero o; tener una vida humildemente feliz.


Para finalizar, quisiera dejar otro punto a tocar sobre la mesa: el del ciclo de la vida. Así es, tenemos miedo a morir, tenemos miedo de saber que es lo que hay más allá de este mundo, incluso, hay gente que piensa que no hay nada más. Lo cierto es, que todos llegaremos allí en algún punto, y cada uno de nosotros lo hará a su manera... entonces. ¿Qué es lo que realmente importa mientras vivimos?. La respuesta quizá sea más simple de lo que pensamos. Cada etapa de nuestra vida debe tener algo que nos marque, tenemos que salir de nuestra zona de confort, de salir de los estereotipos sociales. Si tu vida esta en tener una casa en el campo y vivir de ello, !Hazlo!, por que los sueños quizá no siempre se cumplan, pero también puede que si. Hay que luchar por nuestra felicidad interna, por lo que nuestro corazón nos dice, por las cosas que realmente nos llenen. Algún día llegaremos nuevamente a la luna o algún lugar lejos de aquí. No dejemos que nuestra vida se desperdicie en un laberinto sin salida en el que nuestro espíritu se siente atrapado, dejen que su alma sea libre, antes de que se tengan que ir, y cuando se den cuenta... sea demasiado tarde.



15 de Septiembre de 2019 a las 01:46 0 Reporte Insertar 0
~