Miedo Seguir blog

N
NIKOLAY VLADIMIR VINUEZA
Huir del odio, la preocupación, la ansiedad. No entierres pensamientos, haz realidad tu visión. Despierta y vive.
Historia No Verificada
AA Compartir

Miedo

Me siento y no me siento, estoy como en el limbo, soy, soy consciente, un nuevo día, siento como estoy volviendo no sé de donde, pero vuelvo, soy más consciente de mí, de mi cuerpo, de la cama, del lugar en el que estoy, de la condición en las que estoy, aún tengo los ojos cerrados, estoy en una condición como de letargo mental, no tengo pensamientos, no percibo ninguna emoción, solo percibo, solo me percibo, observo, Soy.

Soy consciente del tiempo, abro los ojos, y casi enseguida el despertador suena, me muevo, me arrastro, me estiro rápidamente para apagarlo. De repente me llagan a la mente todas las cosas que voy hacer hoy, principalmente las cosas que no quiero que pasen. He despertado. He vuelto, estoy de nuevo aquí, preocupado.

Como siempre me levanto de la cama por el lado derecho, mi pie por fin encuentra la sandalia derecha, me levanto y abro la ventana de la habitación, y siento el aire frió y el horrible ruido de la calle entrar e inundar todo.

Entro al baño me siento en la taza y trato de defecar de una manera fluida, que salga todo. Me levanto de la taza, agarro el papel y me limpio, lo tiro. Entro en la ducha, mojo mi pierna derecha, mojo la pierna la izquierda, ingreso mi hombro derecho, ingreso mi hombro izquierda, y entro con todo el cuerpo dejando que el agua súper fría me llegue completamente desde la cabeza a todas las partes de mi cuerpo. Al fin disfruto ese contacto con esa agua helada que viene de las montañas, ahora sí que estoy despierto.

Apago la ducha, tomo la toalla y me seco, salgo del baño desnudo, y siento la corriente frio del ambiente externo que entra por la ventana y me golpea. Me apresuro para vestirme, busco ropa interior, y la muda que usare, me visto rápidamente.

En este momento ya la ansiedad, los diálogos internos, la preocupación, se han apoderado completamente de mi mente, y el día recién comienza; debo salir a desayunar, ojala no esté la administradora del edificio abajo en la recepción, ojala no esté el guardia mala nota ese, chusa que no llamen de los bancos, seguro hoy viene José a cobrar, mmmm, y que hago con ese care maso del Raphael, chusa. Cálmate Manuel vamos primero a desayunar, luego vemos que pasa me digo mentalmente. Mientras me pregunto dónde estaban todas estas preocupaciones mientras dormía. Donde estaba esta ansiedad, este estrés, todo este maldito miedo.




14 de Septiembre de 2019 a las 07:14 0 Reporte Insertar 0
~