Carta a mi esposa Seguir blog

AlexisEquis Alexis Equis Un hombre que está a punto de casarse, con quien él considera el amor de su vida, escribe sus memorias y pensamientos 7 días previos a su boda. Día con día, el joven escribe los pensamientos, recuerdos, anécdotas y sucesos que le hicieron enamorarse de la que 7 después sería su esposa.
Historia No Verificada

#amor #reflexión #carta #pensamientos #romance
AA Compartir

A 4 días

A muy poco de comenzar un nueva travesía contigo, de comenzar una vida juntos, de poder dormir y amanecer contigo, los recuerdos de lo que casi acaba con nuestra relación están allí, siempre presentes en mi cabeza; sin embargo, también el momento en el que después de estar separados por un año, sin pensar, volvimos a vernos y, pensando que todo se había ido o esfumado, todos esos sentimientos por ti volvieron a hacerse presentes.


He de confesar que durante todo ese año te había evitado - claro, tú lo sabes ahora - y no deseaba verte. La situación aquí es que, pensando en que ya no sentía nada por ti, decidí acceder a salir contigo, sin saber que eso me iba a afectar demasiado. Decidido, fui a verte, pero no pensé que tú reacción fuera la que tuviste... pensé que yo no te importaba más y que simplemente querías aclarar unas cosas. 


Regresé al lugar (tu casa), donde no quería ni mirar unos días antes. Te vi y me di cuenta que yo seguía perdidamente enamorado de ti,y que este sentimiento no podría morir tan fácil... pero decidí regresar a tu lado. Ese año, posiblemente, no hizo muy bien a ambos, aunque fue muy doloroso.


a unos días de nuestra boda quiero, solamente, agradecer el que insistieras por última vez en aquella ocasión... jamás pensé que me hicieras tanta falta.  

31 de Enero de 2019 a las 03:24 0 Reporte Insertar 0
~

A 5 días

Y bien... ya cada vez queda menos tiempo para que estemos parados delante del altar para yo aceptarte como mi compañera de vida, y tú aceptarme de igual manera. Sin duda alguna, me estoy muriendo de miedo, de nervios, de ganas de salir corriendo y de perderme; sin embargo, no quiero hacerlo, no quiero desaparecer porque quiero y estoy decidido a compartir toda mi vida contigo. Todo es simple: Te amo.


Después de salir del tramo de la enfermedad, recuerdo que - aun siguiendo estando medicada, pero consiente de todo - seguimos nuestra relación por un mes más hasta que, por ciertas circunstancias, tuvimos que separarnos. El conocer a otras personas estuvo en tu mente y en mi consejo para contigo; sin embargo, jamás pensé que me sería difícil aceptar eso. Un mes después, terminamos la relación para posteriormente distanciarnos.


Fue un momento muy duro porque, sin saberlo, yo estaba enamorado de ti. Las cosas me fueron muy difíciles porque teníamos la costumbre de hacer todo juntos y ese fue el golpe más duro que pude recibir. Lloraba a solas por noches, no dejaba de pensar en ti, hasta que unos meses más tarde opté por aceptar mi cruda realidad: No nos íbamos a ver más.


A 5 días de nuestra boda, solamente quiero confesarte que esos meses fueron los más abrumadoras de toda nuestra historia... y aunque tu versión es más o menos similar a la mía, me fue doloroso pensar que se había acabado... aunque solamente fue por un pequeño tiempo.  


Lo tenía todo contigo, era feliz y no me había dado cuenta de ello hasta que vino la ruptura y lo supe.

8 de Enero de 2019 a las 23:58 0 Reporte Insertar 0
~

A 6 días

A menos de una semana de casarnos, y pensando que posiblemente sea una de las más grandes locuras y/u ocurrencia que tengamos la oportunidad de hacer, debo decir que, no he de mentir, tengo miedo y siento que las cosas no serán fáciles en ningún aspecto; sin embargo, también he pensado que si las cosas, así sean las más grandes locuras, las cometo contigo a mi lado. Las cosas, por más feas que se vean, serán, a su vez, las más gratas porque las estaré realizando con el amor de mi vida - o sea, contigo.


Ya escarbando un poco en el pasado, recuerdo que nos hicimos novios por primera vez en una de las etapas más difíciles que, no voy a mentir, me hayan tocado vivir a lado de una persona. La etapa de una enfermedad que nos tomó por sorpresa y que, aunque fuiste tú quien la albergara, me dolió muchísimo verte en esa situación. Pasar contigo esa situación no fue, ni de cerca, la experiencia más linda, pero, aunque pensamos en separarnos muchas veces, le doy gracias a Dios porque nos permitió y dio la fortaleza para mantenernos unidos. Hoy en día ese tramo amargo dio frutos. Fueron meses de situaciones complicadas, pero que me enseñaron a amarte como lo hago hoy en día.


hoy a seis días de unir nuestras vidas hasta que la muerte nos separe, te doy las gracias por permitirme pasar contigo uno de los tramos más amargos que ambos pudimos haber pasado juntos. Son cosas que jamás se olvidan quizá, pero son aquellas que te demuestran que el amor se manifiesta en los terrenos más áridos.


Gracias por dejarme quedarme contigo en lo que yo catalogo como uno de los pasajes más abrumadores de toda mi vida, pero, que a su vez, fueron los más significativos de mi existencia. 


   

3 de Enero de 2019 a las 00:57 0 Reporte Insertar 0
~

A 7 días

Amor, no sé muy bien cómo comenzar a escribir esto. No tengo ni la más mínima idea de qué palabras usar, o de cómo definir tantos sentimientos encontrados. Dado a que en los próximos días seremos marido y mujer, decidí, por este medio - fue el único que se me vino a la cabeza -, decirte que te amo... Bueno, eso es algo que, yo supongo, ya sabes, ya que paso noche y día diciéndolo a tu oído; pasando así, quizá hasta llegar a aburrirte, porque sí, soy muy repetitivo en ese aspecto.


Lo primero que puedo escribir es que siendo compañeros de facultad en la universidad, recuerdo que no te veía, no te tomaba en cuenta y, mucho menos, pensaba en que un par de años después te convertirías en una de las personas más en mi vida. No diré que llegaste de repente, pero sí diré que siempre estuviste allí, siempre tú, la que no me tomaba en cuenta - aunado a eso que pensabas que yo era un mujeriego y patán - la persona que quizá, al igual que yo, no pensabas que llegarías a compartir tu vida. Y, la verdad, no te culpo; ya que yo era de esos silenciosos, penosos, que no le importaba entablar una amistad con alguien, que no le importaba la soledad en lo absoluto... créeme, hasta yo mismo me hubiese ignorado en aquella época. Sin embargo, tú, siendo amigable con todos los que podías, que entregaste mucho para después recibir muy poco, decidiste hablarme y así comenzar algo que, de verdad, jamás pensé pudiera ser significativo para mí.


El punto ante todo esto es que a 7 día de nuestra boda, te agradezco el que te hayas sentado conmigo en aquel miércoles en aquella sala audiovisual en una de las clases más aburridas que había tenido en el periodo de la universidad. Aquella vez, no sólo me dí cuenta que existías - creo que te pasó lo mismo a ti - sino que, además, descubrí que entre toda la multitud de personas había una que valía y seguirá valiendo la pena conocer.


A 7 días de casarnos te digo "Gracias por haberme hablado".



26 de Diciembre de 2018 a las 21:30 0 Reporte Insertar 0
~
Leer más Página de inicio 1